El STE cuestiona los métodos para adelantar a junio la evaluación final de ESO y Bachillerato

Aula

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza (STE) de Castilla-La Mancha ha manifestado "serias dudas” sobre la medida de la Consejería de Educación de adelantar de septiembre a junio los exámenes extraordinarios finales de la ESO y 1º de Bachillerato en esta comunidad autónoma. Concretamente cuestiona los métodos mediante los cuales se va a implantar la medida y se pregunta por qué este proceso no se ha realizado durante los dos años de “supuestos pilotajes”, que han concluido con un “amplio rechazo” de los claustros de los centros escolares donde se llevó a cabo.

Los exámenes de recuperación extraordinaria de ESO y 1º de Bachillerato pasan de septiembre a junio

Los exámenes de recuperación extraordinaria de ESO y 1º de Bachillerato pasan de septiembre a junio

Recuerdan que el recién aprobado Plan de Actuación y Formación de la Inspección de Educación recoge como actuación prioritaria la supervisión de planes y mejora de los resultados académicos.

Esta función, explican, se ha planificado en dos procesos, el primero de ellos en el análisis de los resultados académicos. Por ello el sindicato exige que no se someta a un “estrés innecesario” al profesorado seleccionado en este proceso, “aumentando su burocracia y tratando de aproximarse a un sistema de evaluación por estándares imposible de aplicar a la diversidad del alumnado”.

El segundo proceso establece supervisar la implantación del nuevo calendario de aplicación para las evaluaciones del alumnado de Educación Secundaria Obligatoria, 1º de Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas Artísticas. En STE dicen no entender cómo esta acción no se ha llevado a cabo en los dos años que se ha realizado experimentalmente en decenas de centros el adelanto de la prueba extraordinaria de septiembre a junio, o “si la supervisión ha consistido meramente en el análisis de los datos de los resultados".

Plazos ajustados

Destacan también el hecho de que Actuación Funcional Prioritaria sobre el adelanto de los exámenes finales deba estar finalizada antes del 15 de junio de 2020, antes de tener los resultados de las pruebas y “sin supervisar las clases de recuperación donde un profesor debe enseñar a parte del alumnado al que no ha dado clase durante el curso escolar”.

“Nos gustaría conocer el resultado de dicha supervisión y así lo pediremos en el Consejo Escolar Regional, pues anualmente el Servicio de Inspección realiza informes que quedan en los despachos de los responsables políticos de la Consejería y cuyas conclusiones no se comparten con la comunidad educativa”, añaden.

Finalmente, el sindicato manifiesta sus sospechas de que los pilotajes sobre el adelanto de la prueba extraordinaria de septiembre a junio fueron “ad-hoc” con la intención de “mejorar el proceso administrativo de la matriculación en los centros y facilitar la planificación a la Administración”. Consideran que todo ello será “a costa de la degradación de la actividad de enseñanza y aprendizaje durante el mes de junio para el profesorado y alumnado”.

Descubre nuestras apps

stats