La portada de mañana
Acceder
Europa se conjura frente a Putin
Silencio y cabezas gachas en el colegio mayor de los cánticos machistas
OPINIÓN | 'No hay vertedero moral para tanto detritus', por Esther Palomera

Veintiuno: “Estamos en un momento industrial en el que no se presta atención a las bandas”

Veintiuno

Cuatro amigos y un destino: convertir su pasión por la música en su profesión. Este podría ser el resumen de la trayectoria de ‘Veintiuno’, una banda cuyos primeros ensayos comenzaron hace más de una década en el garaje de una casa familiar que empezó a vibrar a ritmo de guitarras, teclados y baterías.

“Ha sido mi relación más duradera”, bromea Diego Arroyo, voz, guitarra y teclado, de la banda, en una entrevista con Toledodiario.es. Y es que la amistad y la ilusión ha mantenido unidos a estos cuatro jóvenes que reivindican el hacer música en grupo, con tus amigos, en contra de la tendencia actual de la industria musical que apuesta cada vez más por artistas individuales. “Es lo contrario a lo que nosotros defendemos que es hacer música con tus amigos, como un proceso colectivo”.

Por ello, Veintiuno se define como una banda, reivindicando este concepto en un momento industrial cada vez más individualista. Sin embargo, ellos han conseguido posicionarse y romper con la moda que parece inundar la mayoría de programaciones y festivales, y lo han hecho en el peor momento para el mundo de la cultura: la pandemia. El grupo comenzaba a hacerse un hueco a finales de 2019 con un 2020 prometedor en el que llegaron a cerrar hasta 50 conciertos, cancelados debido al confinamiento provocado por la expansión de la COVID-19.

A pesar de este bache, han vuelto a la normalidad a lo grande, llegando a escenarios de festivales como el Mad Cool, el Arenal Sound o el Interestelar de Sevilla, entre otros. Este año estarán en el Jardín de las Delicias o en el Cooltural Fest y, además, su gira les llevará hasta Toledo, la provincia que les vio nacer. Y es que tres de los cuatro integrantes de Veintiuno son toledanos. “Yago es del barrio de Buenavista, Pepe es de Olías y yo vivo en Las Nieves, fue aquí, en el garaje de la casa de mis padres, donde empezamos a ensayar”, detalla el cantante.

Desde su improvisado estudio han pasado de autofinanciarse, tal y como grabaron su primer disco ‘Nada parecido’ (2015) a firmar con Warner Music y lanzar dos álbumes más: ‘Gourmet’ (2018) y ‘Corazonada’ (2021). El 2022 lo han comenzado con el lanzamiento del sencillo ‘Escalofríos’ que, según adelanta Arroyo, será el primero de este año ya que esperan anunciar otras novedades.

Junto a la voz de Veintiuno repasamos las experiencias de una banda que tocará en la Feria y Fiestas de Toledo este martes, 16 de agosto, en la Peraleda.

Al recoger vuestro Premio Odeón os definisteis como una banda, ¿por qué reivindicar este concepto?

Microscópicamente porque el día que fuimos a esa entrega de premios solo había dos bandas en un cómputo de 60 nominados.

No es que no haya bandas, si no que, por poco que se reflexione sobre ello, estamos en un momento industrial en el que no se presta atención a las bandas, no suenan bandas ni en Spotify ni en la radio. Esto tiene que ver con una concepción muy individualista de la música, ya que te aprendes con más facilidad un nombre propio, y económica, puesto que es mucho más fácil mover a un solista. Toda la gente con la que trabajamos prefiere trabajar con una sola persona a trabajar con un grupo.

Estamos en un mundo cada vez más neoliberalizado en el que la industria musical lo que pretende es coger a una persona y hacerla famosa. Es lo contrario a lo que nosotros defendemos que es hacer música con tus amigos, como un proceso colectivo.

Habéis vendido vuestros instrumentos para financiar vuestras grabaciones… ¿vivís una mejor situación económica actualmente?

Si, tuvimos que llegar a vender nuestros instrumentos pero ahora nuestra situación ha mejorado, ahora podemos vivir de nuestro trabajo.

¿Cómo termináis haciendo de unos ensayos en un garaje vuestra profesión?

Creo que es una premisa, no fue algo natural. Cada uno de los pasos que hemos dado han sido desde la mayor profesionalidad que nosotros podíamos alcanzar. Queríamos hacerlo posible, desde el inicio nosotros quisimos que fuera así, llegáramos donde llegáramos.

Lo profesional que eres no lo decides tú, lo decide el circuito industrial en el que estás.

¿Cuántos años lleváis trabajando juntos?

Once años, ha sido mi relación más duradera.

Más de una década… ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de esta convivencia?

Lo mejor es que todos los fines de semana salgo con mis mejores amigos y me pagan por hacerlo. Lo peor es que alguno ronca.

‘No somos malos, estamos rotos’ es vuestra descripción en redes sociales. ¿Qué significado tiene, os define?

Es parte de la letra de una canción. En la primera versión de ‘Escalofríos’ tenía esa frase, era provisional y no tenía mucha importancia pero cuando fuimos a grabarla a Tato le encantó. Son accidentes que suceden durante la escritura de canciones y me gusta que se queden.

¿Cómo os inspirabais para escribir vuestras canciones?

Si supiera como se hace lo estigmatizaría y no me vería en crisis creativa permanente.

¿Por qué Veintiuno?

Tiene que ver con una leyenda urbana citada en la película ‘21 gramos’. Si alguien tiene curiosidad lo puede mirar.

¿Cómo os adaptasteis al confinamiento?

Como todo el mundo: aceptando que escapaba a nuestro control, con más o menos ansiedad. El día que nos meten para casa se nos caen 50 conciertos y en un mes sabemos que en año y medio no vamos a tocar en un escenario como estábamos acostumbrándonos.

Pero no dejamos de trabajar porque a finales de 2019 nos encontrábamos en plena grabación de un disco.

¿Cómo ha sido vuestra vuelta a los escenarios?

En nuestro caso fue muy rápida porque teníamos muchos conciertos cerrados y al salir ya estábamos tocando.

Lo que ha sido largo ha sido la vuelta a una sensación de normalidad.

Somos un grupo que se dio a conocer a finales de 2019 y cuando empezábamos a notar que la gente respondía a las canciones, nos metieron a casa. Durante la historia de la banda hemos tocado ante mucha más gente sentada que de pie. Por eso ahora estamos disfrutando muchísimo de tocar delante de mucha gente disfrutando de verdad de la experiencia.

Este verano estáis en numerosos festivales y tenéis muchos conciertos programados... ¿Qué tal lleváis la gira del verano de la vuelta a la normalidad?

Es maravilloso. Nos estamos acostumbrando a cierto volumen de trabajo al que no estábamos acostumbrados. Hacemos 3 o 4 conciertos a la semana cogiendo aviones y haciéndonos kilómetros, y tienes que estar con la misma energía en todos.

¿Veremos algún tema nuevo más este año?

Siempre hay temas nuevos, si no, más nos valdría dejar esto, pero no puedo spoilear nada aún.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats