La portada de mañana
Acceder
Zapatero, a Madina: "Al verte en el hospital supe que el diálogo era mi deber"
Las claves de los fondos públicos de pensiones que prepara Escrivá
Opinión - Obligados a subvencionar la desigualdad, por Rosa María Artal

Junts pel Sí pone el independentismo en el terreno de la nueva política

Los cinco primeros de la lista de Junts pel Sí durante el acto de inicio de campaña / SANDRA LÁZARO

La victoria de Ada Colau el pasado 24 de mayo encendió las luces de alarma de Convergència Democràtica y de buena parte del mundo independentista. La llegada de Barcelona en Comú al Ayuntamiento de la capital catalana se interpretó como un posible obstáculo para el proceso soberanista. Pero lejos de aquel desánimo, Junts pel Sí ha aprovechado y reciclado diversos elementos de la llamada nueva política para construir el relato político para el 27-S. Junts pel Sí ha dado el pistoletazo de salida a la campaña electoral presentándose como la palanca que debe cambiar Catalunya. "La única oportunidad de cambio real y con garantías es Junts pel Sí. Somos el único cambio posible", ha afirmado este jueves el número uno por Barcelona, Raül Romeva.

Sin ser un gran baño de masas como el de hace unas semanas en el Paseo Lluís Companys y en un acto que se ha tenido que hacer a cubierto por la previsión de lluvia, el público ha respondido y numerosos asistentes han presenciado de pie los discursos de los cinco primeros candidatos por Barcelona en el campus de la Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra. Todo ha comenzado con uno de los vídeos de Junts pel Sí, donde Pep Guardiola recuerda que "la colaboración entre personas lo puede todo", y con la presentación de Empar Moliner, una de las caras más conocidas de TV3. La candidatura, sin embargo, llegará a toda Catalunya con una media de 20 actos diarios en todo el territorio, un despliegue inédito en una campaña electoral, que priorizará la calle y huirá de los actos clásicos y encorsetados. En el área metropolitana de Barcelona, además, una de las zonas más difíciles para el independentismo, la propaganda electoral y los carteles también serán en castellano.

Ya en los días previos a la campaña electoral, Junts pel Sí había enseñado algunas de las cartas que jugará los próximos 15 días. Los actos multitudinarios como el del Paseo Lluís Companys servirán para que los asistentes se sientan protagonistas del momento. Ese día todo el que se había apuntado previamente en la web de Junts pel Sí recogió su pack de candidato, que incluía un cartel con su foto acompañada de la de Mas, Junqueras, Romeva, Forcadell o Lluís Llach.

La candidatura quiere conseguir que 100.000 "candidatos voluntarios" se inscriban para visibilizar que Junts pel Sí disfruta de la mayoría del apoyo popular. A pesar de partir con una ventaja notable en las encuestas, Romeva ha apelado este jueves a la corresponsabilidad de políticos y ciudadanos: "Somos dueños y responsables de nuestro destino, de lo que pase el 27 y a partir del 27. No está hecho, lo debemos trabajar voto a voto, día día, puerta a puerta y confianza en confianza".

Raül Romeva, Carme Forcadell, Muriel Casals, Artur Mas y Oriol Junqueras han ido subiendo al escenario tranquilos y sonrientes. Los actos conjuntos serán una de las marcas de la casa de Junts el Sí. El vestuario de los candidatos también denota la voluntad de acercarse al ciudadano medio. Ni rastro de corbatas, y sólo una americana, la de Artur Mas. Los cinco candidatos, además, lucían una gran chapa con el logo de la candidatura. En el escenario, casi tocando al público, no había ni la senyera ni ninguna otra bandera. Sólo dos paneles de Junts por Sí, un atril sencillo para los discursos, cinco taburetes y una pantalla donde se ha proyectado el vídeo de la candidatura. Todo ello ayuda a que la previsión de gasto de la campaña de Junts pel Sí sea de 3,7 millones de euros (1,5 millones menos de la suma de lo que se gastaron conjuntamente CiU y ERC en 2012).

La frenética movilización que activará Junts pel Sí los próximos 15 días ha tenido un prólogo en una intensa precampaña con más de 100 actos con 60.000 personas. De aquí al 27 de septiembre, la candidatura independentista tiene programados 20 eventos diarios, con la previsión de llegar a un total de 400. Lo anticipó esta semana uno de los jefes de campaña de la candidatura, Oriol Soler: "Queremos estar en todas partes para explicar nuestro proyecto, será un 5% de proyecto de comunicación y 95% de movilización ". Además, el acto de apertura de campaña de hoy en Barcelona y el de cierre en L'Hospitalet de Llobregat tendrán réplicas en actos menores en cada uno de los 947 municipios catalanes.

La apelación al cambio, a la ilusión, al momento histórico —"El voto de tu vida" es el eslogan— centrarán la campaña en positivo de Junts pel Sí. Mas también también se ha apuntado a este relato y ha descrito a Junts pel Sí como "la candidatura que realmente puede infundir el cambio positivo que este país necesita y que se entienda en todas partes". A pesar de llevar 30 años en política, tras su actuación el 9 de noviembre y de la querella del Estado, Mas acumula un capital político considerable. Este jueves ha sido, con diferencia, el candidato más aclamado, tanto al inicio del acto como cuando pronunció su discurso. Junts pel Sí lo sabe y Mas no se esconderá en los actos con público, aunque su presencia en los debates es todavía una incógnita.

Mas también ha sido el encargado de dirigirse a los indecisos: "Los temores, las inquietudes y los interrogantes son lógicos, no los hemos criticado nunca. Queremos que se entienda que aunque no estén del todo convencidos, o se juntan a Junts pel Sí o estarán reafirmando el status quo que no es bueno para nadie ", ha dicho el candidato a presidente de la Generalitat.

Solo ha habido un momento en que el acto de inicio de campaña no ha recordado al ambiente de fiesta mayor y los asistentes han olvidado la música de Txarango y los gritos de independencia. Romeva se ha puesto serio para contestar al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que el miércoles en Rubí apeló a los hijos y nietos de extremeños y andaluces. "Me duele la gente que nos quiere dividir en función de nuestro origen", ha dicho Romeva, que ha recordado que tanto él como buena parte del público tienen orígenes fuera de Catalunya. "Somos un solo pueblo. Lo haremos y lo haremos juntos, sin excluir a nadie", ha sentenciado.

Etiquetas
Publicado el
11 de septiembre de 2015 - 04:00 h

Descubre nuestras apps

stats