El alcalde socialista de Vila-real se gastó 24.200 euros en el espectáculo taurino del 9 d'Octubre en plena crisis sanitaria

El alcalde de Vila-real, José Benlloch (d), y el concejal de Fiestas, Diego Armando Vila (i), entregan el reconocimiento a la labor de los dos empresarios taurinos que han organizado las festividades en la localidad castellonense.

El alcalde socialista de Vila-real, José Benlloch, se ha gastado 24.200 euros en el espectáculo taurino del pasado 9 d'Octubre, programado en plena crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19. La localidad castellonense es de las pocas de la geografía valenciana que han conseguido celebrar festejos taurinos durante los meses de septiembre y octubre (cuando se anunció que el ayuntamiento había conseguido los permisos de la administración autonómica, en València se cerraban las zonas de juegos infantiles en los parques públicos).

Los espectáculos taurinos, que incluyen el bou embolat, han sido organizados por empresas privadas —el ayuntamiento les cede la plaza de toros portátil instalada en un solar situado frente al jardín Jaume I— a excepción de la jornada del 9 d'Octubre, cuyos gastos sufragó el propio consistorio. El espectáculo consistió en un "desafío de ganaderías" y fue organizado por la empresa Espectáculos Montauro SL, una mercantil domiciliada en Almassora (Castelló).

El concejal de fiestas, Diego Armando Vila, explica en una respuesta a un escrito de la portavoz de Compromís, María Fajardo, que los gastos, incluyendo la organización del festejo y la publicidad, ascienden a 24.200 euros. Los informes y los permisos de las conselleries de Sanidad y Justicia fueron remitidos directamente a la empresa organizadora. La empresa fue creada el pasado mes de julio.

Más de 8.000 personas asistieron a los festejos, según la empresa organizadora, que destaca que hubo "cero contagios de Covid". El alcalde, José Benlloch, acompañado por el concejal de fiestas, David Vila, entregaron una placa de reconocimiento a los dos empresarios organizadores de los espectáculos por su "gran labor y compromiso" con la feria taurina de Vila-real. "Nos han puesto mil y una trabas para que no se celebren los actos taurinos, pero aun así lo hemos logrado con un éxito rotundo", dice la empresa Espectáculos Montauro SL en su página web. La mercantil lamenta la reducción obligatoria del aforo impuesta por la Generalitat Valenciana, "haciendo inviable el festejo económicamente" y critica el "acoso recibido por parte de concejales políticos", supuestos autores de "falsedades y difamaciones" contra la empresa.

Compromís, la formación que denunció la celebración de los festejos taurinos en plena crisis sanitaria, llegó a solicitar a la Conselleria de Sanitat que hiciera test a los asistentes a la plaza portátil tras haber detectado actos taurinos en los que no se respetaron las medidas de seguridad, a pesar de que el cartel del espectáculo indicaba que el uso de la mascarilla era obligatorio y la prohibición de beber, comer y fumar en la plaza portátil.

La portavoz de Compromís, Maria Fajardo, señala que "para un Ayuntamiento como el nuestro, con un presupuesto que ronda los 50 millones de euros, 24.000 euros no son nada, pero para un vila-realense cualquiera eso son muchas cuotas de su hipoteca, muchas facturas de luz, muchos carros de la compra llenos de comida y, para el mismo Ayuntamiento, muchas reformas y puestas a punto en los centros educativos o muchas pequeñas actividades culturales para todos los públicos, por ejemplo".

"Lo hemos dicho por activa y por pasiva, no es aceptable dilapidar el dinero de todos los contribuyentes en actos como los que se han organizado últimamente y en plena época de rebrotes del coronavirus, que han llevado al Gobierno a decretar el estado de alarma, imponiendo incluso un toque de queda", apostilla Fajardo. 

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2020 - 22:29 h

Descubre nuestras apps

stats