Aplazada la renovación del PSPV de Valencia

Jaume Collboni, portavoz de los socialistas en Barcelona, y Joan Calabuig, líder del PSPV-PSOE de Valencia

La incertidumbre de sí habrá nuevas elecciones generales lo paraliza todo. Los procesos de renovación que se debían impulsar a principios de año tanto en el PPCV como en el PSPV han quedado aparcados. Nadie quiere fracturarse internamente en exceso frente a unos cada vez más que posibles nuevos comicios generales. De ahí, la tregua soterrada que han firmado los socialistas a nivel nacional.

Por eso, y según fuentes de los socialistas de Valencia, la renovación que se prometía para principios de año queda paralizada. "Se realizará en 2016, pero se realizará después del congreso federal y el de País [en referencia al autonómico]", indica un cargo dirigente de la organización en la ciudad. "No creo que haya sorpresas, como no suele pasar en la ciudad", predicen desde la organización de izquierdas.

Las mismas fuentes también niegan que tanto el líder de los socialistas en Valencia, Joan Calabuig, como el secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Valencia, José Luis Ábalos, vayan a ceder el liderato antes de la sucesión orgánica. "Nadie va a abandonar el barco antes de tiempo. Eso sería irresponsable", reivindican desde el entorno de Calabuig.

De momento, y según recalcan, "no están aún en el juego interno a nivel de Valencia capital". Todo, pese a que las declaraciones del secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Valencia apoyando las tesis del líder del PSOE, Pedro Sánchez, frente al posicionamiento de los barones liderados por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, habían hecho pensar lo contrario. Más después del malestar que algunos dirigentes habían mostrado con la designación 'a dedo' de la que parece la sucesora Calabuig, Sandra Gómez, actualmente número dos de los socialistas en el Ayuntamiento de Valencia. Unas críticas que habían despertado el estupor de militantes -especialmente de los más jóvenes y partidarios de la edil de Seguridad Ciudadana-, ya que el proceso de elección se realizará como es habitual mediante primarias.

De hecho, y pese a que se considera a Gómez "como un activo muy potente en la ciudad", dirigentes socialistas insisten en que "el problema es más de equipo, de proyecto que no de liderazgo". Es decir, anteponen el qué al quién. Aún así, se da por descontando que habrá renovación para poder competir en la capital con Compromís y Podemos. En especial, cuando es en las grandes urbes donde los socialistas se ven amenazados en mayor medida por su flanco izquierdo. Valencia fue la punta de lanza del sorpasso que efectuó la coalición entre el partido de los círculos y los valencianistas en la Comunidad Valenciana en las pasadas elecciones generales a los socialistas.

"Tenemos un problema muy importante en todas las ciudades de España. Valencia no es la excepción", reconocen. "Tenemos que volver a ser capaces de fraguar un proyecto colectivo que sea atractivo para las clases medias dinámicas y urbanas y para las clases más desfavorecidas", apuntan. "Sin eso, por mucha renovación de liderazgo, que habrá, no podremos recuperar el terreno perdido respecto a otras formaciones", concluyen. Será el reto a superar durante este 2016 antes de la llegada de la sucesión en el socialismo de la capital. Todo, si las pugnas internas no lo desbaratan.

Etiquetas
Publicado el
6 de enero de 2016 - 13:41 h

Descubre nuestras apps

stats