Los centros valencianos de atención temprana reclaman más recursos contra las listas de espera

Potesta de los profesionales de los centros de atención temprana.

Los profesionales de los centros de atención temprana de la Comunitat Valencina salieron a la calle este miércoles para demandar más recursos que permitan mejorar la atención y reducir las listas de espera, además de exigir que se modifican algunos aspectos la orden que entró en vigor el pasado mes de julio y que modifico algunos aspectos en el funcionamiento de los centros.

Convocado por la Asociación Valenciana de Profesionales de Atención Precoz (AVAP), el personal de estos recursos que atiende a niños de 0 a 6 años con transtornos del desarrollo o riesgo de sufrirlos realizó un paro laboral de 4 horas y se concentró frente las direcciones territoriales de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de Castellón, València y Alicante. Según informaron, la Conselleria abrirá un proceso de diálogo para analizar sus propuestas.

Entre los aspectos que demandan, destaca que según la Instrucción 3/2020, con relación a la ratio de atención por plaza financiada se atenderá, por su carácter ambulatorio, a 1,71 usuarios al mes, al menos.

Desde la Asociación, sin embargo, consideran que la ratio del 1,71 se solicitó a los centros de atención temprana como “un esfuerzo temporal para bajar las listas de espera” sin embargo se ha convertido en una obligación, poniendo en riesgo la calidad del servicio.

“Ese esfuerzo que se nos pidió en su dia y al cual respondimos con el ánimo de colaborar con la Conselleria asumiendo una presión asistencial transitoria, se ha convertido en una obligación insuficiente (para la Conselleria) y se está utilizando para argumentar que debería ser nuestra dinámica diaria para rentabilizar los centros”, explican.

“Las listas de espera, actualmente de entre dos y nueve meses, se reducen con más centros y plantilla, y no con más presión asistencial. El problema es la falta de financiación del atención temprana en nuestra comunidad que no cubre las necesidades requeridas”, lamentan.

Por este motico, desde AVAP solicitan que se creen más centros para que haya más plazas, ya que “en la Comunitat Valenciana hay una insuficiencia de plazas”. Los centros han asumido “el aumento de ratio sí, lo que habría que valorar es ”a costa de qué o qué es lo que se ha perdido“, explican.

Una sesión a la semana

Otra de las cuestiones con la que discrepan es que desde la entrada en vigor de la nueva instrucción “con carácter general, para las nuevas solicitudes de atención temprana, una intensidad de tratamiento inicial de 1 sesión semanal” y “cualquier modificación en la programación de sesiones de los niños/as atendidos en los CAT debe ser también justificada”. Además, “es necesaria la aprobación por parte del equipo de la dirección territorial para prestar más de una sesión semanal”.

Al respecto, la propuesta de AVAP es que sea el equipo profesional el que decida de forma competente el número de sesiones que necesita el niño o niña.

Ademas, solicitan que la formación de los profesionales sea contemplada dentro del horario laboral y financiada por la conselleria, que los derechos laborales de los profesionales sean respetados como en cualquier otro sector (enfermedad, permisos hospitalarios, permisos sindicales, formación, almuerzo) y que se tenga en cuenta que los directores de los centros necesitan tiempo específico para realizar sus funciones y tareas sin que suponga cargar de más trabajo a los demás técnicos.

Respuesta de la Conselleria

Trasladadas estas cuestiones, la directora general de Diversidad Funcional y Salud Mental, Elena Albert, ha destacado que la nueva normativa sobre los centros de Atención Temprana (CAT) “ayudará a mejorar la calidad del servicio público que reciben los menores de 0 a 6 años con trastornos del desarrollo o con riesgo de padecerlos y, en ningún caso, supone una merma de las prestaciones ni de las atenciones en estos centros”.

En este sentido, respecto a las sesiones semanales establecidas para cada niño o nina, Albert ha recordado que la nueva instrucción, en vigor desde el pasado 1 de julio de 2022, “establece, con carácter general, para las nuevas solicitudes, una tratamiento inicial de una sesión semanal, aunque excepcionalmente, tras la evaluación individualizada de cada caso, el equipo de profesionales del CAT puede determinar que el niño/a precisa de una intensidad de tratamiento mayor”.

En general, según la información de las fichas mensuales de atención, los centros realizan una media de una sesión semanal por niño. La evidencia científica avala que “una mayor intensidad no siempre es garantía de mejores resultados”, según Albert.

La programación de una sesión semanal se considera suficiente en términos generales, pero obstante, si tras la evaluación individualizada de cada caso, el equipo de profesionales del centro valora que el niño o niña precisa de una intensidad de tratamiento mayor de un sesión semanal, se justificarán los motivos que serán valorados y validados por el equipo de atención temprana.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats