La portada de mañana
Acceder
Casa Real hace otro simulacro de transparencia sin las donaciones al emérito
Las tretas para colocar en el Senado a políticos sin pasar por las urnas
'Operación “Moncloa para la derecha-ultra-derecha”', por Rosa María Artal

Ontinyent avanza en recuperar la gestión directa de los residuos fuera de la Mancomunitat de la Vall d'Albaida

Contenedores de residuos de Ontinyent.

El pleno del Ayuntamiento de Ontinyent abordará este jueves la aprobación inicial de un expediente para la finalización de la gestión mancomunada del servicio de recogida de residuos domésticos, recuperando por lo tanto la gestión directa de este. El documento, elaborado por una comisión técnica, apoya a la recuperación de la gestión directa de este contrato, para garantizar la adecuada puesta en marcha del nuevo modelo de recogida “puerta a puerta” con el que se pretende llegar a reciclar un 70% de los residuos en 2026. El cambio no se produciría hasta que pueda activarse la nueva concesión municipal, una vez licitados y adjudicados los pliegos, alrededor del otoño de 2023.

Las conclusiones del informe apuntan que recuperar el control sobre la recogida de los residuos permitirá en la ciudad afrontar los retos de su nuevo Plan de Residuos con una mayor eficiencia, calidad y autonomía, con una mejora de las economías de escala y sin que necesariamente esto se traduzca en un encarecimiento de los costes globales y de la factura total a pagar por los vecinos y vecinas.

Hay que destacar también la diferencia de planteamientos entre la apuesta ontinyentina por el “puerta a puerta” tanto en la fracción orgánica como en el resto de residuos, mientras que la Mancomunitat, a la versión preliminar de su nuevo Plan de Residuos contempla el quinto contenedor para la fracción orgánica en los municipios de más de 1.000 habitantes. El documento también constata una serie de deficiencias y disfuncionalidades en la actual gestión y control de la prestación del servicio por parte de la Mancomunidad de Municipios de La Vall d'Albaida, a la cual se ha venido delegando las competencias a las últimas dos décadas.

Todo y los gastos que comportará la implantación del nuevo modelo lleva a puerta, la previsión es que los costes para el contribuyente se equilibran, puesto que la reducción de la cantidad de los residuos que acabarán en las plantas de gestión rebajará el recibo del tratamiento de los residuos. Además, al incrementarse el reciclaje los ingresos municipales también aumentarán, el que permitirá ayudar a hacer frente al importe final de la tasa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats