La portada de mañana
Acceder
Europa pisa el acelerador con las terceras dosis en plena incertidumbre por ómicron
'Streamer', el nuevo trabajador cultural explotado
Opinión - Asqueados de tanta bajeza, por Esther Palomera

La Comunitat Valenciana pide a la Justicia implantar el certificado COVID en hostelería, ocio y residencias

Reunión de la mesa interdepartamental.

El presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, ha reunido este jueves la mesa interdepartamental en la que han participado la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, la vicepresidenta primera, Mónica Oltra, y el vicepresidente segundo, Héctor Illueca, entre otros miembros del Consell, para acordar nuevas medidas para afrontar el repunte de casos de coronavirus que se viene registrando en las últimas semanas.

Las condiciones de aplicación del certificado COVID que se trasladarán al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) para obtener su visto bueno han centrado la reunión.

En este sentido, el jefe del Consell ha concretado que será obligatorio presentar el documento en establecimientos hosteleros con un aforo superior a 50 personas, en locales de ocio (discotecas, salas de fiesta, pubs), en locales recreativos con servicio de hostelería como bingos o casinos, y en hospitales y residencias para realizar visitas.

En todos estos establecimientos habrá carteles informativos que indicarán que es obligatorio portar el certificado, el cual se deberá acompañar del Documento Nacional de Identidad (DNI) o cualquier otro acreditativo. Puig ha comentado que una vez se obtenga el aval del TSJCV, se publicará el decreto en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV) previsiblemente el 2 de diciembre, por lo que la medida entrará en vigor al día siguiente (3 de diciembre) durante un plazo de 30 días.

El jefe del Consell ha justificado la implantación del documento en las garantías que aporta a la hora de acceder a establecimientos cerrados y en el estímulo que puede suponer para que se vacunen las 400.000 personas que aún no lo han hecho en la Comunitat Valenciana, esto es casi un 10% de la población susceptible de ser vacunada: "La libertad tiene límites, no existe el derecho de contagiar a los demás", ha dicho el presidente.

Pese a que la incidencia acumulada en la autonomía valenciana ha pasado en el último mes de 49,14 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días a los 150,16 de este miércoles, los ingresos hospitalarios en las unidades de cuidados intensivos ha subido de una forma mucho más contenida. Mientras que hace un mes los hospitales valencianos tenían 186 personas ingresadas, 49 de ellas en la UCI, hasta este miércoles había 352 personas ingresadas, 61 de ellas en la UCI.

En el último mes, 31 valencianos han ingresado en las unidades de cuidados intensivos a causa de la COVID, de los que tan solo diez disponían de la pauta completa, mientras que los 21 restantes eran pacientes no vacunados.

Así, apenas una decena de personas entre cuatro millones de vacunados han acabado en las UCI valencianas frente a los 21 casos entre los 467.151 no inmunizados (el 0,24 por 100.000 casos frente al 4,5 por 100.000). De este modo, el riesgo de ingresar en cuidados intensivos por coronavirus es unas 19 veces superior entre las personas no vacunadas.

Etiquetas
Publicado el
25 de noviembre de 2021 - 14:08 h

Descubre nuestras apps

stats