El 'yonqui del dinero' culpa a Camps de la trama de recaudación del caso Taula

El exgerente de Imelsa Marcos Benavent y el expresident de la Generalitat Francisco Camps

El juicio de Gürtel ha evidenciado, según los acusados, que el expresidente de la Generalitat Francisco Camps habría sido el "director" de la trama de financiación irregular del PP valenciano. Pues según Marcos Benavent, el autodenominado "yonqui del dinero", Camps también habría sido el cerebro de la recaudación irregular para el partido a nivel provincial, que se investiga desde 2015 en el conocido como caso Taula.

Marcos Benavent ha declarado este miércoles como imputado en el juzgado de Instrucción número 18 de València dentro de las pesquisas sobre el caso Taula. Según el "yonqui del dinero", que era el recaudador del partido a nivel provincial, la formación tenía "tensiones económicas". Estos problemas de ingresos los habría solucionado el presidente de la diputación, Alfonso Rus, con una llamada al presidente de la Generalitat Francisco Camps, que habría sugerido la solución.

"Camps le remitió a Víctor Campos -vicepresidente de la Generalitat y también señalado por los acusados de Gürtel de ser el recaudador aunque con los delitos prescritos- y éste le dijo que hablara con Máximo Caturla -gerente de Ciegsa, la empresa pública de construcción de colegios-", declaró a preguntas del fiscal Marcos Benavent. Fue en ese momento cuando se habría montado el operativo de financiación irregular popular a través del cobro de comisiones a las constructoras de los colegios públicos.

Para el PP provincial Ciegsa, para el autonómico Orange Market y para el de Valencia las fundaciones públicas de la ciudad, vendría a ser el reparto de las diferentes tramas de financiación superpuestas en los PP autonómico, provincial y local.

Así, en la declaración, Benavent ha explicado cómo se utilizaba la empresa pública Ciegsa como vía de financiación. Los contratistas que construían los colegios abonaban "mordidas" al "yonqui del dinero" que después y tras quedarse una parte se lo entregaba a Alfonso Rus, también imputado en la causa. Esas empresas habrían sido Cleop y Construcciones Luján, pero también habría otras que no concretó.

Benavent ha explicado que el incremento del precio real del coste de construcción se hacía con "pirulas de los arquitectos". "Proyectos desproporcionados para justificar inversiones cuantiosas", ha precisado tras la insistencia del fiscal.

Las "mordidas" las habría cobrado el director general de Ciegsa Máximo Caturla entre 2003 y 2007 y se las entregaba presuntamente a Benavent. "De una comisión de 30.000 euros, Caturla se quedó 10.000", ha declarado. El exgerente de Ciegsa también declaró esta semana y negó cualquier irregularidad. "Las mordidas se dejaron de cobrar cuando Caturla abandonó Ciegsa", ha sentenciado.

Otro problema para Francisco Camps, que este jueves tarde declara ante la comisión de investigación de la Feria de Valencia en el Parlamento Valenciano. 

Etiquetas
Publicado el
26 de abril de 2018 - 10:43 h

Descubre nuestras apps

stats