Ábalos acusa de "hipocresía" a quienes hablan de dos bandos y de ser "cómplices de asesinato"

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, y el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, llevan una corona de flores al 'paredón de España'

EFE

Valencia —

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha acusado a los que hablan de dos bandos de "hipocresía" y ser "cómplices de asesinato" y ha instado a "los que quieren ser líderes" a anticiparse a saber cuándo hay una oportunidad y no desperdiciarla.

En una acto "político", como lo ha definido, en memoria de los represaliados del franquismo en el conocido como "Paredón de España", en la parte posterior del cementerio de Paterna donde fueron fusilados 2.238 personas durante la dictadura, el ministro ha recordado que estas personas "no dieron la vida, se la arrebataron".

Ante un centenar de personas y representantes socialistas como la secretaria general del PSPV de la provincia de Valencia, Mercedes Caballero; o la secretaria de Memoria Histórica del PSOE, Alicia Piquer, ha incidido en que es un acto "en defensa de la libertad y de repudio de la intolerancia".

También han intervenido el secretario de Organización del PSPV, José Muñoz; el alcalde de Paterna, el socialista Juan Antonio Sagredo, y el presidente del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica, Matías Alonso, que ha anunciado avances para hacer un memorial en el paredón con los nombres de los 2.238 fusilados.

Ábalos ha recordado que a los fusilados en el paredón les "arrebataron" la vida en "tiempos de paz" y que "no fue una cuestión de bandos, la guerra había terminado y correspondía la paz, la piedad y el perdón y no hubo nada de eso entonces ni 40 años después".

"Por eso, los que hablan ahora de dos bandos son siempre la hipocresía y la complicidad con el asesinato", ha sostenido y ha recordado que Vox le acusó de acudir a este acto en Paterna y no homenajear a los caídos del otro bando, "cómo si no hubieran tenido bastante con 40 años de homenajes".

Tras criticar el cinismo para reescribir la historia, el dirigente socialista ha afirmado que "los que prohibieron y negaron todo, no fue por ideas" sino para "apropiarse de la riqueza de los caídos" y ha preguntado si ha habido "algún dictador que no se haya lucrado".

También ha sostenido que este homenaje es un acto "político, porque los que fueron fusilados fue por cometer el atroz delito de meterse en política", y de "repudio a quienes hicieron del crimen el método para hacerse con todo, negando y condenando a la desaparición, vía muerte o exilio. Aún hoy hay quienes piensan en este país que los problemas se resuelven haciendo desparecer a una parte.

Sobre la exhumación de Franco ha resaltado que "ésta era una oportunidad que no podíamos desperdiciar, fueran o no elecciones. Uno tiene que ver en qué parte se pone porque la equidistancia en este caso es absolutamente inmoral".

Según Ábalos, "el fascismo no es siempre el mismo que conocimos, se reviste de otras formas según los tiempos pero siempre tiene características claras: la intolerancia, la negación del diferente, el horror y el terror. Se expresa siempre igual aunque cambie su fisonomía".

Caballero ha incidido en que la memoria histórica "debe impregnarlo todo" y "al sentimiento y tristeza" de saber lo que pasó, se une la "alegría" porque los fusilados "ya no están enterrados con su verdugo" en el Valle de los Caídos, porque el verdugo decidió estar allí pero sus víctimas no".

José Muñoz ha admitido que "queda mucho por hacer" y ha instado al Gobierno y la Generalitat a "ayudar" a exhumar más fosas, a la vez que se ha referido a los bebés robados como otra forma de represaliar y ha pedido la memoria "para seguir defendiendo la democracia todos los días".

Etiquetas
Publicado el
1 de noviembre de 2019 - 13:46 h

Descubre nuestras apps

stats