Ribó considera "imprescinidible" una nueva declaración de impacto ambiental para el Puerto de Valencia

El alcalde València, Joan Ribó

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, regresa al debate sobre el acceso norte al Puerto de València y sobre su ampliación. El primer edil hace suyas las reivindicaciones de los colectivos ecologistas y ciudadanos y cree que el acceso norte al puerto sólo tiene sentido a nivel ferroviario, no para camiones, que considera "una especie a extinguir" en los próximos 15 años.

Ribó insiste en que las obras de ampliación del propio puerto necesitan una nueva declaración de impacto ambiental, tal como piden los colectivos ecologistas y ciudadanos, que se adapte a la normativa vigente, más exigente en las cuestiones medioambientales.

Los motivos para pedir el nuevo informe, dice, son "bien claros", ya que "no se contemplaba un dragado de hasta dos kilómetros, no se sabe cómo van a afectar estas obras a la flora y la fauna, puede haber un evidente impacto paisajístico y, por encima de todo, pueden duplicar potencialmente el número de camiones que van al Puerto".

La alcaldía rechaza el acceso norte por carretera si implica que sea para aumentar el tráfico de caminones. Como alternativa, insiste en el planteamiento de un túnel ferroviario, un transporte mucho menos contaminante. "Podemos entender la necesidad de un acceso norte pero solo desde un punto de vista ferroviario. Plantearse hacer un túnel para camiones cuando dentro de quince años los camiones pueden ser una especie a extinguir por cuestiones medioambientales me parece un despilfarro económico de no sabemos cuántos centenares de millones".

En este punto, ha lanzado "una propuesta seria al Puerto: si hace falta el acceso el norte, que sea por el túnel de Serrería mejorando el tema ferroviario y dedicar esos recursos para tener de una vez por todas el túnel pasante que necesita la ciudad".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats