60 sanitarios de hospitales de Elche y Torrevieja financiados con dinero público trabajarán "gratis" en Torrejón realizando test privados

El alcalde de Torrejón, Ignacio Vázquez, con el director general de Ribera Salud, Alberto de Rosa.

Los hospitales valencianos de Torrevieja y del Vinalopó, en Elche, tendrán menos efectivos durante, al menos, esta semana. Unos 60 sanitarios llevan desde el domingo en el municipio de Torrejón para colaborar en un test masivo a toda la población que Ribera Salud se ha ofrecido a realizar gratuitamente, según contó el lunes eldiario.es. Los trabajadores de la concesionaria de estos centros financiados con fondos de la Generalitat Valenciana estarán en este municipio madrileño hasta que finalice el programa que este miércoles todavía no había empezado al carecer de la autorización de la Comunidad de Madrid.

Un alcalde de Madrid recurre a la sanidad privada para hacer test masivos que el Ministerio desaconseja

Un alcalde de Madrid recurre a la sanidad privada para hacer test masivos que el Ministerio desaconseja

Fuentes de Ribera Salud han explicado que los sanitarios se han ofrecido "voluntarios" para acudir a Madrid a realizar esta prueba a los más de 100.000 habitantes del municipio gobernado por el PP, por lo que aseguran que este trabajo lo realizan como actividad extraempresarial. Las mismas fuentes de la empresa han precisado que esta presencia durante, al menos, una semana laboral y en plena pandemia "no interferirá en la actividad cotidiana que realizan para el grupo, y por tanto, no se verá alterado en ningún momento la plantilla, turnos, horarios o funcionamiento de sus centros habituales de trabajo".

El Gobierno de Madrid ha dicho este miércoles que finalmente dejará que se ponga en marcha el estudio de seroprevalencia apoyado por un centenar de sanitarios de Ribera Salud, 60 del sistema público valencianos y otros 40 de otros hospitales que gestiona la empresa. La pregunta es, ¿ayudará también esta mercantil valenciana en la toma de test en los hospitales y centros de salud de la Comunitat Valenciana de manera gratuita?

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha abierto un expediente informativo a Ribera Salud para que explique la situación de estos sanitarios de los hospitales del sistema público y su abandono del puesto de trabajo esta semana. "La petición de información de la Conselleria de Sanitat ya ha llegado y se facilitará toda la información requerida y que legalmente se pueda facilitar, puesto que son profesionales que están realizando un trabajo voluntario", han argumentado.

Por otra parte, desde Ribera Salud también han querido explicar a preguntas de este periódico que para los desplazamientos de profesionales por razones laborales fuera de su puesto de trabajo "se necesita la autorización de la empresa, y todos ellos la tenían".

Preocupación en la plantilla

En el día después de conocerse la noticia, el miedo ha sido el protagonista entre los trabajadores desplazados a Madrid contra su opinión ante posibles represalias. "Nadie va a querer hablar con la prensa...", asume un sanitario. "Piensa que todos los que se han marchado a Madrid son contratados temporales y les da pánico", añade.

En contra de lo que defiende la dirección de Ribera Salud, de que el trasvase de empleados ha sido de manera voluntaria y en su tiempo libre, esta fuente -que pide no desvelar ni su nombre ni su categoría profesional- explica que "los compañeros que se han ido lo han hecho para hacer méritos o porque están de manera temporal y necesitan seguir teniendo contratos...". Y sentencia: "Nadie va a hablar".  

El miedo también se ha apoderado de los delegados del comité de empresa, quienes han declinado realizar declaraciones. A este respecto, en la mañana de este miércoles han mantenido una reunión de carácter urgente para, a continuación, emitir un comunicado en el que el órgano se desvinculaba de las informaciones de este medio en las que se aseguraba, entre otras cuestiones, que el comité desconocía el proyecto de Ribera Salud de derivar trabajadores a Madrid.

El argumento del órgano de representación de los trabajadores, formado por CCOO, CSIF, CEMS, UGT, SATSE, SAE y Sindicato Independiente, es que no pueden expresar su opinión sin un pronunciamiento de la mayoría representada. Individualmente tampoco quieren hablar. 

Preguntado el portavoz del comité si, además de comentar informaciones periodísticas, iban a posicionarse sobre la polémica que envuelve a su empresa, la respuesta es que, de momento, no. "En la reunión de esta mañana ni se ha mencionado este tema y ya se verá si se trata más adelante".

Lejos quedan las manifestaciones de 2016 cuando los representantes, aglutinados en la plataforma reivindicativa Todos Somos 5, denunciaban a las puertas del hospital estar sufriendo "represión sindical" tras denunciar "abusos laborales" y exigir la vuelta al modelo de gestión pública. 

De hecho, aquel año el comité de empresa reveló que la dirección había abierto expediente sancionador a tres empleados y un cuarto había sido despedido por informar a los medios sobre supuestas irregularidades del centro que Ribera Salud consideraba falsas.

Etiquetas
Publicado el
27 de mayo de 2020 - 21:51 h

Descubre nuestras apps

stats