Seis banderas negras para la costa valenciana, entre ellas al Puerto de València por "el deterioro dramático de la costa de la Albufera"

El oleaje golpea contra una duna de la playa de la Garrofera.

La organización Ecologistas en Acción ha presentado su informe 'Banderas Negras 2021' mediante un análisis de los casi 8.000 kilómetros del litoral español. En esta edición el informe Banderas negras 2021 ha considerado aquellos casos más característicos de afecciones por contaminación y mala gestión ambiental, como viene siendo habitual los últimos años. Así, se han asignado dos banderas negras a cada provincia litoral, más Ceuta y Melilla, por lo que suman un total de 48 casos.

Por lo que respecta a la Comunitat Valenciana, realizó un análisis de los más de 400 kilómetros de las costas valencianas, con un resultado de seis banderas negras, dos por cada provincia.

Una de ellas fue para el Puerto de València y por extensión a Puertos del Estado por "mala gestión". En concreto, el informe concluye que "su nefasta gestión ha causado y sigue causando un deterioro dramático de la calidad de las costas del Parque Natural de la Albufera de València, que, además, forman parte de la Red Natura2000. La situación llega a poner en duda que estos ricos ecosistemas perduren, más en el contexto climático actual".

Según el documento, "las sucesivas ampliaciones del puerto y la insaciable actividad portuaria han puesto a este espacio de valor incalculable en peligro de desaparición". Los últimos temporales de mar, "como el Gloria, han llegado a salinizar algunas zonas de arrozal, otra señal clara de las consecuencias de este puerto".

Además, afirma que "sus impactos siguen extendiéndose más y más allá, a las costas del sur, las del Parque Natural" y añade que "el drástico retroceso de las playas, la mala calidad de las aguas de baño, los vertidos de aguas residuales e hidrocarburos al mar, así como la introducción de especies exóticas en las aguas de lastre, el humo tóxico de sus motores, o la contaminación lumínica, son algunos de los impactos que este espacio natural y las poblaciones de València, ya no puede seguir soportando".

Los costes "ambientales, sociales yeconómicos de este gigante son inasumibles para una ciudad que se dice marítima, en la que Sorolla pintó sus playas y que aspira a ser Capital Verde Europea 2024".

Como soluciones a esta situación, Ecologistas en Acción propone "una moratoria definitiva de cualquier proyecto de ampliación del puerto, tanto de mercancías como de pasaje, revertir el dique de abrigo construido al norte, revertir la ZAL (Zona de Actividades Logísticas) al sur del puerto, que sigue sin ocupación, para convertirla en un corredor verde real que una la ciudad con el Parque Natural, implementar medidas correctoras inmediatas, aplicar la justicia reparativa para las poblaciones afectadas por la actividad portuaria, iniciar un proceso de decrecimiento portuario y reordenar los espacios internos portuarios, y mejorar la eficiencia de los procesos".

También en la provincia de València, se otorga bandera negra a la depuradora de Pinedo "por los 25 vertidos al mar de aguas residuales sin depurar provocados por esta depuradora durante el año 2020. A lo largo del año 2020, cuando se vio desbordada por la entrada de aguas residuales mezcladas con aguas pluviales y tuvo que aliviar el sobrante al mar".

En cuanto a la provincia de Castellón, reciben este antigalardón la Playa de La Basseta,dentro del Parque Natural de la Sierra de Irta, por la presencia de gran cantidad de residuos sólidos depositados en tras los diferentes temporales acontecidos desde enero de 2020 (temporal Gloria): "La administración no tiene personal contratado para las tareas de retirada de residuos en los espacios protegidos litorales, siendo esta circunstancia extensible a todos los Parques Naturales litorales gestionados por la Red de Parques Naturales de la Generalitat Valenciana".

En la misma provincia, la otra zona que recibe bandera negra es la Playa del Cervol en plena desembocadura del río Cervol por "la realización de múltiples obras de defensa litoral y creación de nuevos reclamos turísticos en la desembocadura del río Cervol" teniendo en cuenta que "se alerta del Cambio Climático y sus consecuencias desde 1980, y no se ha hecho nada relevante al respecto".

En la provincia de Alicante, la organización ecologista otorga bandera negra a la bahía de Xàbia, "una zona de gran interés ecológico, con excelentes praderas de Posidonia oceánica, colindante con una reserva marina, pero que sufre toda una serie de agresiones ambientales que ponen en peligro su calidad ambiental" debido principalmente a que "desde el año 2016 hasta el momento, un par de veces al año, coincidiendo con lluvias fuertes y temporales, la costa aparece llena de toallitas y otros desechos procedentes de las aguas residuales urbanas".

Por último, más al sur, obtiene también bandera negra la urbanización de Cala Mosca, en Orihuela, donde se prevé "la urbanización del último kilómetro en el único espacio litoral de todo el municipio de Orihuela que no se encuentra urbanizado, y que cuenta con grandes valores ambientales y paisajísticos".

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2021 - 17:24 h

Descubre nuestras apps