eldiario.es

9

La Vall d'Uixó intenta retirar una cruz franquista en medio de protestas y con la oposición del PP

El Ayuntamiento, gobernado por PSOE, Compromís y EUPV afirma que debe cumplir la Ley de Memoria Histórica y recuerda que el propio Obispado retiró un escudo franquista de una iglesia recientemente. 

El PP se suma a las protestas en torno a la cruz y afirman que "para nosotros la cruz representa un símbolo cristiano de unidad y respeto". 

Varios operarios intentan retirar la cruz de los caídos de La Vall d'Uixó (Castelló) en medio de una concentración de protesta.

Varios operarios intentan retirar la cruz de los caídos de La Vall d'Uixó (Castelló) en medio de una concentración de protesta. eldiariocv.es

 El Ayuntamiento de La Vall d'Uixó inició a primera hora del martes la retirada de la cruz de los caídos de la localidad. A media mañana, el Consistorio tuvo que parar la operación porque un grupo de varias decenas de personas se habían concentrado en torno al monumento, según explicó David Lluch, concejal de Cultura. "Se retomará la retirada en cuanto sea posible", añadió. 

El Ayuntamiento emitió una nota de prensa en la que explicó que su objetivo es cumplir la "Ley de Memoria Histórica aprobada por el Gobierno de España en 2007 y la Ley Valenciana de Memoria Democrática y para la Convivencia aprobada por la Generalitat Valenciana en 2017". 

También recordó que cuenta con el aval de "los informes de los funcionarios municipales", así como del "Comité de Expertos para la Valoración de Retirada de Vestigios Relativos a la Guerra Civil y de la Dictadura en la Comunitat Valenciana, que se reunió con los seis partidos políticos con representación municipal, asociaciones culturales y técnicos antes de emitir su dictamen". 

El Consistorio hizo un repaso de las actuaciones en Memoria Histórica durante esta legislatura, que incluyen la retirada de "la medalla de oro y la distinción de hijo adoptivo de la ciudad al General Franco, el nombre de calles con nombres franquistas y el escudo anticonstitucional de la fachada del Edificio de Correos de titularidad municipal, en cumplimiento de las Leyes anteriormente mencionadas". 

También hizo alusión a la retirada de un escudo franquista de una iglesia del municipio, retirada por el Obispado de Segorbe-Castelló. 

El PP en la calle por la cruz 

Por su parte, el PP de la localidad participó esta mañana de la concentración en torno a la cruz de las personas que se oponían a la retirada. La diputada provincial Elena Vicente -Ruiz está durante la mañana presente en la protesta, en la que alrededor del mediodía calculó que había unas 600 personas.

Declaró que el partido está en contra de la retirada porque "para nosotros no es un símbolo franquista ya que al principio de la democracia se rebautizó como Cruz de la Plaza de la Paz". En segundo lugar, "no hay acuerdo de Pleno que permita la retirada de la cruz, sólo hay un proyecto de remodelación de este espacio bajo el que se solapa el derribo". 

En tercer lugar, Vicente -Ruiz afirmó que hay una "plataforma de Salvemos la Cruz que ha recogido persona a persona 13.000 firmas del pueblo, así que hay que replantearse el sentimiento de los ciudadanos". La diputada recordó que recientemente el PP presentó "una demanda en el juzgado pidiendo de forma cautelar que se parara el proceso". 

Vicente-Ruiz afirmó que "para nosotros la cruz representa un símbolo cristiano de unidad y respeto". Explicó su presencia en la concentración en que "nosotros estamos manifestando nuestra opinión. Si al final el expediente administrativo está correcto y la policía nos desaloja nos iremos tranquilamente". 

Hacia el mediodía, el PP local envió una nota de prensa en la que afirmó que el expediente de retirada de la cruz está "incompleto". "Por lo que hemos comprobado en la copia que nos han entregado tras insistir, porque desde el equipo de gobierno no querían, es que el expediente está incompleto, es decir falta documentación para poder realizar el derribo de la Cruz", explicó el concejal y presidente local, Óscar Clavell.

El mismo martes, la asociación Abogados Cristianos anunció que "presentará hoy mismo una querella contra la alcaldesa de Vall D’Uixó por prevaricación e incitación al odio por el derribo de la cruz de la Plaza de la Paz".  Polonia Castellanos, presidenta de Abogados Cristianos aseguró a través de un comunicado que “no es la primera vez que esta alcaldesa ataca a los cristianos. Hace menos de un año, eliminó calles con nombres como “La Sagrada Familia” o “Juan Pablo II”. 

 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha