La portada de mañana
Acceder
Un Consejo de Ministros sin referencias al 'solo sí es sí': la reforma dispara la tensión
España ha autorizado 1.100 medicamentos homeopáticos sin estudios de su eficacia
OPINIÓN | 'El botín tras la polémica de una ley', por Rosa María Artal

La batalla de las telecos: entre el “más por más”, la convergencia y los datos ilimitados

Teléfono móvil

Es común hablar de guerra de precios en distintos sectores ligados al consumo. Los supermercados están inmersos en una, con el fin de contrarrestar el poder de Mercadona, la banca intenta aumentar su base de clientes ante los tipos bajos en productos como las hipotecas rebajando los diferenciales, etc. Como estos, multitud de casos. Uno aparte es el de las telecos, que parecen inmersas en una batalla continua.

El Gobierno prevé eliminar este año la obligatoriedad de mantener las cabinas telefónicas

El Gobierno prevé eliminar este año la obligatoriedad de mantener las cabinas telefónicas

Lo curioso de este sector, es que la batalla por ganar cuota de mercado, no siempre lleva consigo una bajada de precios. Las tres principales operadoras (Telefónica, Vodafone y Orange) han ganado control sobre el mercado tras los procesos de concentración de estos últimos años y, mientras sus segundas marcas sí que entran en esa apuesta por los precios a la baja, las primeras están centradas en dos conceptos clave en los últimos tiempos en el sector: el más por más y la convergencia.

La primera de las estrategias en la que han participado las telecos, la del más por más, consiste en subir los precios de las tarifas a los usuarios, a cambio de suministrarle más datos para navegar o llamadas ilimitadas. Esta iniciativa ha ayudado a Telefónica a cerrar el primer trimestre con crecimiento en el negocio en España, único de sus mercados que crece, según informaba hace unos días la propia compañía.

La otra vía que están explotando las tres grandes telecos para mejorar su negocio es la de la convergencia. Las compañías convierten los antiguos contratos de internet en casa, por ejemplo, en paquetes cuádruples o quíntuples, que incluyen también otros servicios como la televisión o la inclusión de las líneas móviles. De nuevo, las compañías mejoran sus ingresos por cliente. Ya no importa tanto el número de usuarios que atraigas como los ingresos que se puedan obtener por cada uno. Orange, que también presentó sus datos del primer trimestre la semana pasada, remarcaba que su estrategia estaba centrada en convertir a sus clientes de banda ancha hacia la convergencia.

Es esto lo que ha impulsado en los últimos años a la compra de contenidos por parte de las telecos para mejorar su oferta de televisión. Acuerdos con plataformas de series, compras de los derechos deportivos, etc. La telefonía ya no es la estrategia central de las operadoras, sino ofrecer cada vez más servicios en un solo paquete. La última en ir todavía más allá es Vodafone, que ha incluido herramientas de hogar inteligente en sus paquetes.

Tanto Vodafone, como Orange como Movistar han subido en lo que va de año sus tarifas en los paquetes convergentes (One, Love y Fusión, respectivamente) a cambio de ciertas mejoras como el aumento de la velocidad de la fibra.

Críticas en la CNMC

Pero estas dos estrategias han levantado suspicacias entre algunas instituciones. El Defensor del Pueblo aseguró hace unos meses que investigaría las subidas de tarifas de las telecos. Más recientemente, hace dos semanas, el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, alertaba del “excesivo riesgo” poder en manos de las empresas de telecomunicaciones. “Cuando había tres operadores subieron los precios y ahora que hay cuatro siguen creciendo, aunque menos”, aseguró en el Senado.

En concreto, el directivo criticaba que la tendencia del mercado llevaba a aplicar al cliente costes “que no siempre están justificados” y que se estaba produciendo una “paquetización a la que nos obligan las primeras marcas”. “La concentración conduce al riesgo a la subida de tarifas”, subrayó.

La competencia entre los operadores es dura y se puede ver en los datos de portabilidad de líneas móviles. Enero, último mes con datos recopilados por la CNMC, fue el periodo con más cambios entre operadoras: casi 688.000. Y mientras las grandes centran su estrategia en aumentar los ingresos por usuario, la cuarta, MásMóvil, apuesta por bajar los precios para aumentar su número de clientes.

La compañía ha sido la protagonista de las portabilidades desde que se fusionara con Yoigo en 2016. Desde entonces, ha ganado 486.000 líneas a costa del resto de operadores, mientras que Telefónica, Orange y Vodafone obtienen saldos negativos desde entonces. En el conjunto total, la compañía ha crecido desde octubre de 2016 un 19% en número de líneas móviles.

Dentro de su política de bajos precios frente a sus rivales, hace unas semanas abrió un melón que hasta ahora no se había afrontado en el sector: ofrecer datos ilimitados. De este modo, los usuarios de Yoigo tienen un paquete convergente por 99 euros al mes que incluye la fibra y una línea con un uso ilimitado de conexión a internet.

Algunas competidoras han rechazado este tipo de ofertas. “No creemos que haya necesidad y no sería una buena idea para las operadoras”, subrayó el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillasot, la pasada semana. Pese al escepticismo de esta teleco, lo cierto es que los tres grandes grupos ofrecen en algunos de sus planes más de 25 GB para navegar, lo cual ya se aproxima bastante a productos ilimitados.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats