Primer día laborable en estado de alarma: parón industrial, oleada de ERTE y "brutal" demanda en el transporte logístico

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias desplegados por el casco histórico de Alcalá de Henares, Madrid, este lunes.

Más de un tercio de la industria española parada con la práctica totalidad de las plantas automovilísticas sin funcionar, un abrupto bajón de la demanda eléctrica, un goteo de anuncios de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para suspender decenas de miles de empleos, baja afluencia de público a las sucursales bancarias y un pico de actividad en sectores puntuales.

Así ha transcurrido la jornada este lunes, primer día laborable tras la declaración del estado de alarma en España. La cuarentena extraordinaria ha obligado a buena parte de la población a permanecer confinada en casa y ha paralizado sectores enteros, del tradicional motor de la economía española, el turismo, a otros como gran parte del comercio minorista, los transportes regulares o restauración y una parte de la industria.

Un buen termómetro para medir la caída de la actividad económica es la demanda eléctrica, en la que la industria tiene un peso aproximado equivalente a la mitad del total y que, como se esperaba, ha descendido sensiblemente. En la España peninsular, en torno a las 10 de la mañana de un lunes muy frío (las temperaturas bajas impulsan el consumo de electricidad), el consumo de luz retrocedía más de 9% con respecto al lunes pasado, según datos brutos (sin corregir el efecto de las temperaturas y el calendario laboral) de Red Eléctrica.

Uno de los sectores intensivos en consumo eléctrico es el automovilístico, que supone en torno al 10% del PIB español y el 9% de la población activa. Tras reclamar el domingo al Gobierno la patronal de fabricantes, Anfac, y las de concesionarios (Faconuauto), Vendedores (Ganvam) y fabricantes de componentes (Sernauto) un fondo extraordinario de ayudas al sector para paliar esta situación, habían paralizado ya su actividad todas las plantas en España con la excepción de la que tiene en Vigo PSA, que este lunes ha anunciado el cierre temporal de todas sus plantas en Europa. En la de Mercedes-Benz en Vitoria, la plantilla forzaba el cierre de la factoría ante la existencia de varios casos de coronavirus.

Durante esta jornada se han sucedido los anuncios de ERTE: Seat ha comunicado uno para mandar a casa durante al menos un mes a sus 14.800 trabajadores; Renault, otro para otros 14.000 empleados mientras dure el estado de alarma, y Volkswagen Navarra ha empezado a aplicar otro para 5.000 empleados.

También han anunciado ERTEs por causa de "fuerza mayor" el fabricante de colchones Pikolin, que prevé cesar su actividad este martes; el fabricante de trenes CAF, que ha echado el cierre temporal a sus plantas de Beasain e Irún (Gipuzkoa) al no poder garantizar la seguridad de sus 4.000 empleados, y el principal franquiciador de Burger King en España, que va a mandar a casa a sus 14.000 trabajadores.

Por su parte, el grupo de restauración Zena Alsea, propietario de marcas como Vips, Starbucks o Domino's Pizza, entre otras, ha iniciado los trámites para presentar un ERTE en nuestro país, donde cuenta con una plantilla de 22.000 personas; y McDonald's ha anunciado la suspensión temporal de su servicio a domicilio McDelivery, que se une al ya anunciado cierre de todos sus restaurantes en España.

Se espera que en los próximos días los ERTE se multipliquen si el gobierno aprueba las medidas que se prevén para agilizar esta fórmula y evitar los despidos definitivos ante esta situación extraordinaria.

Caída del 30%

En el sindicato UGT calculan que la actividad general en todos los sectores ha caído este lunes un 30%, mientras que en la industria el descenso sería de entre un tercio y un 40%. Se ha mantenido la actividad en servicios esenciales –como electricidad y otros suministros básicos como agua, gas y telecomunicaciones– y ha operado con cierta "normalidad" la industria siderúrgica, según la patronal siderúrgica Unesid, que apunta que "en todas las instalaciones se han extremado los protocolos de seguridad y prevención de riesgos y, en algunas empresas, las personas que, en función de sus cometidos, pueden teletrabajar se han acogido a este sistema".

También han operado con cierta normalidad sectores como el agroalimentario, el de la industria química y farmacia y, apuntan en UGT, "gran parte de la logística y el transporte crece". En especial, la relacionada con alimentación, farmacia y tabaco. Fuentes internas del operador Logista, que tiene el monopolio de la distribución del tabaco en España, indican que este lunes la actividad era "brutal" para atender las necesidades de estancos –no afectados por los cierres decretados el sábado– y las de su división de farmacia.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) se reiteraba este lunes el "firme compromiso" del sector de garantizar la distribución de bienes y mercancías durante el estado de alarma y se ha lanzado un mensaje de "confianza y tranquilidad" a la población al asegurar que "todos los transportistas están plenamente comprometidos con el interés general, en condiciones de prestar el servicio esencial que es el transporte por carretera".

Fenadismer ha pedido un "esfuerzo" para dotar al sector, formado por unos 450.000 profesionales, de "los medios materiales que necesitan para garantizar su salud en el trabajo y evitar que pudieran contribuir a extender el virus".

Afluencia a los bancos

El decreto de estado de alarma obliga también a mantener abiertas las sucursales bancarias. En una jornada en la que Imbisa, la imprenta de billetes del Banco de España, ha paralizado su actividad, en Bankia apuntan que, con toda su red de oficinas abiertas, se ha reducido un 70% la afluencia de clientes.

La entidad tiene a la mayor parte de su personal de oficinas físicas trabajando, aunque se les ha dado la oportunidad de pedirse permisos (retribuidos) a los que tienen que cuidar a hijos o personas dependientes, y a los que por cuestiones de riesgo de salud no deben estar en contacto con nadie y situaciones similares.

Desde otra de las principales entidades del sector indican que durante la jornada se ha producido menos retirada de efectivo de lo normal y se han doblado las cargas de los cajeros para tenerlos repletos, de ser necesario. Además, se ha optado por dividir los turnos de forma que la mitad del personal de oficina se ha quedado en casa.

En BBVA la afluencia "ha sido baja" y señalan que la entidad operará su red de sucursales con un 20% de la plantilla, garantizando el servicio en todos los municipios en los que tiene presencia, y extremando las medidas de limpieza e higiene para preservar la seguridad de clientes y empleados.

En Caixabank, el mensaje tras este lunes es el de "normalidad sin problemas reseñables" con "la práctica totalidad de oficinas abiertas salvo casos excepcionales por necesidades organizativas". El consejero delegado de esta entidad, Gonzalo Gortázar, se ha dirigido en un vídeo a los profesionales del banco para transmitirles "un triple sentimiento de tranquilidad, confianza y agradecimiento en estos momentos tan complicados".

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2020 - 21:21 h

Descubre nuestras apps

stats