El Ayuntamiento de Astigarraga (Gipuzkoa) limita la cantidad y el tiempo de paseo para los perros

Un hombre paseando a su perro

El Ayuntamiento de Astigarraga (Gipuzkoa) ha aprobado un decreto este miércoles en el que se determina las veces que los vecinos deben sacar a pasear los perros y la duración de estos paseos: tres veces al día y un máximo de 15 minutos durante el tiempo que dure el estado de alarma por el coronavirus.

La medida afecta a los vecinos que viven en la zona del parque fluvial Urumea Berria, una zona difícil de "controlar" por ser muy amplio según el alcalde del pueblo, Xabier Urdangarin, en la que muchos ciudadanos aprovechaban las salidas para saltarse el confinamiento y alargar los paseos con sus canes. Esto hizo que el Consistorio decidiera cerrar el recinto, algo que suscitó las quejas de los vecinos por ser una zona muy cercana a las casas.

"Hemos tenido algunos problemas con propietarios que no han cumplido con las normas establecidas, por eso hemos tenido la necesidad de establecer ciertos límites. Las instrucciones que ha dado el Gobierno son generales y en muchos casos se ve la necesidad de intentar interpretar esas instrucciones. Las instrucciones que se han dado no dicen nada sobre el tiempo necesario para hacer el paseo, solo indica que debe ser el suficiente para que el animal haga sus necesidades. Eso a la hora de interpretarse puede dar pie a distintas posiciones. Por eso ha surgido la necesidad de especificar, entre otras cosas porque los propios propietarios nos lo han solicitado porque no sabían exactamente qué debían hacer", ha señalado el alcalde a este diario.

Otra de las polémicas que han surgido en el pueblo a raíz de las salidas permitidas durante el confinamiento es la de los popularmente llamados "policías de balcón". Un colectivo de dueños de perros de la zona de Urumea Berri de Astigarraga han denunciado el acoso al que se han visto sometidos por parte de vecinos y de la Policía Municipal cada vez que sacan a pasear a sus mascotas. Una situación en la que aseguran "sentirse vigilados".

Sacar a pasear al perro de forma habitual

Y es que salir a pasear el perro constituye una de las excepciones a la restricción de uso del espacio público durante el estado de alarma. A pesar de ello, se recomienda seguir las normas y "usar el sentido común": es decir, mantener las distancias y las medidas de protección y seguridad. En un primer momento la Dirección General de Derecho de los Animales solo permitió salidas cortas para cubrir las necesidades fisiológicas. Sin embargo, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, aclaró que sí se permite el paseo habitual.

"Sacar a pasear a la mascota no se ha limitado ni a un tiempo ni mayor ni menor; sino al habitual", ha señalado Simón. No influye el tiempo del paseo, sino "la forma de relacionarse entre los dueños de mascotas entre sí". El objetivo: impedir las relaciones entre personas que puedan estar infectadas. Por eso, no hay que tener contacto con otras personas durante el paseo. Además, es obligatorio bajar a la calle con una botella con detergente para limpiar la orina después y llevar bolsas para recoger las heces.

Etiquetas
Publicado el
1 de abril de 2020 - 14:27 h

Descubre nuestras apps

stats