Los casos de viruela del mono en Euskadi se concentran en varones de 30 a 50 años

En un laboratorio analizan muestras de la viruela del mono, en una fotografía de archivo.

La mayoría de los contagios de viruela del mono en Euskadi corresponden a hombres de entre 30 y 50 años y la principal vía de transmisión de la enfermedad es el contacto estrecho, según un informe enviado al Parlamento Vasco por la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en el que responde a la solicitud de información realizada por el parlamentario del PP+Cs, Carmelo Barrio, acerca de la incidencia de la enfermedad. El escrito, con datos hasta el 9 de septiembre, refleja que el retraso en el diagnóstico y la dificultad para el estudio de los contactos estrechos, sigue siendo un impedimento para el control del brote. “Mientras el brote continúe activo, existe la posibilidad de que la transmisión del virus se propague a otros grupos de población. Las agencias internacionales llaman especialmente la atención sobre aquellos grupos de población vulnerables a padecer formas más severas de la infección como la población infantil, embarazadas o personas inmunocomprometidas, lo cual puede conducir a un cambio en el patrón de gravedad”, alerta la consejera en el escrito.

Euskadi registra un primer día sin fallecidos con COVID-19 diez meses después de la llegada de ómicron

Euskadi registra un primer día sin fallecidos con COVID-19 diez meses después de la llegada de ómicron

No obstante, Sagardui asegura que “el impacto en la población general” por la enfermedad “en estos momentos es bajo” e informa de que “hasta el momento los casos detectados en territorios no endémicos relacionados con este brote son leves, con una proporción baja de ingresos hospitalarios”. Según informa, cualquier persona puede contagiarse de la enfermedad “si mantiene contacto físico estrecho con las lesiones de piel y mucosas o con fluidos corporales de una persona infectada”. Por ello, recomienda la adopción de “medidas preventivas” que incluyen el aislamiento, el cumplimiento de medidas básicas de higiene y evitar el contacto físico y las relaciones sexuales con personas que presenten síntomas de la enfermedad. La consejera también hace hincapié en evitar el contacto directo con “objetos que pudieran estar contaminados por fluidos de la persona enferma”.

En el caso de Euskadi, la consejera informa de que la evolución de la enfermedad, al igual que en el resto del país “es incierta y dependerá de que las recomendaciones lleguen a la población en riesgo de manera efectiva y de la disponibilidad de la vacuna que, en estos momentos, es limitada”. El documento termina destacando el trabajo realizado tanto por el Departamento de Salud como por el resto de instituciones públicas a la hora de informar de la enfermedad y tratar de evitar su propagación.

Hasta el 15 de septiembre, última fecha en la que el Departamento de Salud ha actualizado los datos, se han registrado 228 casos de viruela del mono en Euskadi, la mayor parte con síntomas “leves”. 59 de los casos han sido detectados en Bizkaia, 48 en Gipuzkoa y 21 en Álava. La mayoría de los afectados, un total de 221, son hombres, frente a siete mujeres. Osakidetza continúa con la vacunación siguiendo los criterios recogidos en las recomendaciones aprobadas por la Comisión de Salud Pública. Hasta la fecha, se han vacunado 486 personas. Para llevar a cabo la vacunación, se continúa realizando “una captación activa de la población elegible”, de modo que desde los servicios de salud se está contactando con aquellas personas que cumplen los criterios recogidos en las recomendaciones de vacunación elaboradas por la ponencia de vacunas y aprobadas por la Comisión de Salud Pública.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats