La portada de mañana
Acceder
Las dudas con el suministro dejan en vilo la vacunación de los mayores antes de abril
La mitad de las provincias desconoce el origen de al menos el 50% de los casos
Análisis - La calculadora de Illa para ser president, por Neus Tomàs

Desalojan a un centenar de personas sin hogar de la zona del Infierno de San Sebastián

Agentes de la Brigada Móvil de la Ertzaintza, en una imagen de archivo

La Ertzaintza y la Policía municipal de San Sebastián han participado este jueves en el desalojo, por orden judicial solicitada por los propietarios de los pabellones de la zona del Infierno de la capital guipuzcoana, donde está previsto se construyan 540 viviendas, la mitad de tipo protegido, de las aproximadamente cien personas sin hogar que venían pernoctando allí. SOS Racismo Gipuzkoa ha denunciado, según recoge Europa Press, que el desalojo del Infierno en la actual situación de pandemia por COVID-19, "sin oferta de recursos habitacionales para las personas que residen ahí y mediante el despliegue de dispositivos policiales", pone en evidencia "la falta de capacidad de nuestras instituciones para dar una respuesta a las situaciones de exclusión severas que ocurren en el Territorio".

La ONG ha recordado que en los dos últimos meses se han dado varias intervenciones policiales en esta zona, en las cuales las autoridades han presentado a las personas que habitan este espacio como "una amenaza para el orden público, vulnerando sus derechos fundamentales e ignorando a su vez la responsabilidad del Ayuntamiento hacia la situación de calle en la que se encuentran". Además, ha destacado "los riesgos de utilizar estas acciones para la identificación de estas personas y la colaboración por parte de la Guardia municipal y Ertzaintza con la Policía Nacional para averiguar las situación administrativa de estas personas y, en su caso, proceder a la incoación de procedimientos de expulsión".

Para SOS Racismo Gipuzkoa, "aprovechar el estado de alarma y el toque de queda, es sin duda una herramienta pensada para desmovilizar la solidaridad, aumentando la vulnerabilidad de las personas y ejerciendo estas acciones con la mayor impunidad posible". Finalmente, ha advertido de que las personas desalojadas del Infierno son de las "más vulnerables" de la sociedad y titulares "de derechos como el resto de la ciudadanía", al tiempo que ha lamentado que su desalojo para la ejecución de un proyecto urbanístico pone de manifiesto que "la vivienda solo es derecho para algunas personas, las que se pueden permitir adquirir un piso en Donostia". Durante el desalojo, varias personas se han acercado al lugar para mostrar su apoyo a los desalojados, algunos de los cuales han abandonado el lugar tras recoger sus pertenencias, luciendo pancartas con lemas en euskara como 'Infierno, vivo' o 'Dejadles en paz'.

Etiquetas
Publicado el
5 de noviembre de 2020 - 12:36 h

Descubre nuestras apps

stats