Euskadi amplía ahora hasta las diez de la noche el horario de cierre de la hostelería a pesar de haber peleado por medidas más duras

Iñigo Urkullu

Euskadi ya tiene nuevo paquete de medidas al que atenerse en el escenario que se abre con el final del estado de alarma y a pesar de las quejas por no poder aplicar medidas más duras incluye una ampliación del horario de cierre de la hostelería, de los comercios y de los recintos culturales desde las 20.00 horas a las 22.00 horas. Es precisamente la hora en la que se preveía que hubiera toque de queda. Las nuevas directrices para contener la expansión de la COVID-19 entrarán en vigor en la medianoche del sábado al domingo y sustituirán a todas las actuales en vigor, que decaerán automáticamente con el final del estado de alarma. Eso implica también el final repentino del cierre perimetral vigente en 71 de los 251 municipios y que, en principio, se iba a revisar este lunes.

Euskadi confirma los dos primeros casos de la variante india del coronavirus a 48 horas de que desaparezcan las restricciones del estado de alarma

Euskadi confirma los dos primeros casos de la variante india del coronavirus a 48 horas de que desaparezcan las restricciones del estado de alarma

Este nuevo marco viene necesariamente condicionado por la decisión de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) de no autorizar aquellas las medidas más duras que preveía mantener el lehendakari, básicamente el cierre perimetral de la comunidad autónoma y el toque de queda de 22.00 a 6.00 horas. La Fiscalía ya había adelantado esta posición. Una vez más, los tribunales han condicionado los planes del Ejecutivo al entender que no tiene capacidad de limitar derechos fundamentales como la libertad de circulación fuera del estado de alarma.

Estas medidas llegan en un contexto muy singular. Euskadi sigue en alerta roja por alta transmisión comunitaria del coronavirus, con una tasa de incidencia por encima de los 400 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. En el caso de Gipuzkoa, el nivel es incluso superior. Además, justamente este viernes se han confirmado los dos primeros casos de la variante india del Sars-Cov-2. Urkullu llevaba semanas reclamando una prórroga del estado de alarma para toda España con el ánimo de tener garantías jurídicas para mantener medidas como el toque de queda o el cierre perimetral siempre que la tasa fuese superior de 200. No conseguida la prórroga, el Gobierno vasco no ha contemplado o pedir un estado de alarma solamente para Euskadi o forzar la máquina al ver que en otras comunidades autónomas como Baleares o Valencia los tribunales validaban el toque de queda. Eso sí, el lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha quejado de que "resulta muy difícil de entender y de explicar a la sociedad que las mismas medidas den lugar a resoluciones judiciales diametralmente opuestas en diferentes Comunidades Autónomas".

A Urkullu, según ha explicado en respuesta a preguntas de los periodistas, no le convence la vía abierta en el Supremo. "No quiero judicializar este proceso", ha enfatizado. Ha dicho que "esperará" para ver si el alto tribunal se pronuncia por los casos particulares de otras autonomías, pero ha deslizado que no ve ninguna "garantía" en que "vaya a fallar en favor" de medidas como el toque de queda. "¿Y si falla en contra?", ha preguntado en voz alta Urkullu, que se ha dicho partidario de evitar más "incertidumbres" a la sociedad aunque "orgulloso" de haber batallado por continuar bajo el estado de alarma.

Recomendaciones a la población para que limite su movilidad

El lema de la nueva etapa es que "es tiempo de autorresponsabilidad". Por ello, algunas de las cuestiones que antes iban a ser obligaciones pasan a "recomendaciones". Así, se pide a la sociedad que "autolimite" la movilidad nocturna de 23.00 a 6.00 horas o los encuentros de más de cuatro personas. "Proponemos a la ciudadanía vasca compartir un doble compromiso: mantener voluntaria y conscientemente una limitación de movilidad nocturna y mantener voluntaria y conscientemente la restricción de agrupaciones a un máximo de cuatro personas. Todo ello para seguir contribuyendo a la prevención de la salud, rebajando al máximo la transmisión comunitaria del virus", ha explicado el lehendakari tras presentar el nuevo decreto ante los medios de comunicación. Asimismo, ha recordado que actividades como el botellón -que ha calificado como "insolidarias" e "insanas"- no quedan autorizadas ahora: "Está prohibido el consumo de alcohol en la calle".

Sobre el nuevo horario general de finalización de todas las actividades, fijado a las 22.00 horas, Urkullu ha señalado que viene motivado por el decaimiento del estado de alarma y la negativa judicial a mantener algunas medidas en vigor. Algunas fuentes señalan que es preferible tener espacios de ocio regulados abiertos más horas que dejar muchas horas de la noche con posibles aglomeraciones en la calle. Además, Urkullu ha explicado que fruto del "cambio de hora" de marzo al horario del verano hay un "alargamiento de tiempo de luz solar en la jornada diaria" y una "previsible mejoría de la climatología asociada a la estacionalidad". Y ha añadido: "Nos adecuamos a la negativa [de los tribunales]. En buena lógica, si no hay limitación horaria nocturna, hay más posibilidad de interacción social. Tenemos preocupación de lo que pueda suceder en los interiores de domicilios y locales. No flexibilizando, no relajando, regulamos esa tentación de mayor interacción social, regularla con la oferta de servicios de cine o teatro. Queremos tener ordenado ese ámbito de interacción social que no seamos ingenuos, se va a dar".

Todas las medidas, de un vistazo

Hay más medidas de ámbito más específico. Discotecas y otros locales de ocio nocturno, así como sociedades, 'txokos' y lonjas, seguirán cerrados. En la hostelería y en el deporte sí que habrá topes de personas, cuatro y seis, respectivamente. En el comercio, las grandes superficies (más de 150 metros cuadrados), el aforo será del 40%; en los locales más pequeños, del 60%. En hostelería, no se podrá consumir de pie o en la barra, y el aforo interior será del 50% y del 100% en terrazas. En cuanto a los lugares de culto, su aforo es del 35%. En velatorios y entierros, no se permiten más de seis personas en interior (30 al aire libre). En los recintos deportivos, el aforo será del 50% y del 35% en vestuarios (pero no se podrán utilizar en el deporte escolar) y no podrá haber público. Urkullu ha explicado que las medidas tendrán una duración estimada de tres semanas y ha anunciado una reunión de la mesa de crisis de la emergencia sanitaria (el órgano conocido como Labi) para finales de mayo en la que se revisará su eficacia.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
7 de mayo de 2021 - 18:22 h

Descubre nuestras apps