Euskadi registra una subida del 384% en positivos en tres semanas sin que crezca nada el número de ingresos semanales

Hospital de Cruces, en Barakaldo

La ola de contagios del verano de 2021 -que no sería la quinta, sino la sexta en Euskadi, ya que hubo tres en 2020 y otras dos en lo que va de 2021- alcanza ya niveles de la del pasado verano sin que se intuya aún su pico. Esta semana se han notificado 4.220 casos positivos, un 86% más que la anterior y más del triple que hace solamente dos semanas. Llega al 384% en 21 días. Es la tercera semana de subida y, habitualmente, las oleadas tienen un ciclo ascendente de un mínimo de cinco. Así las cosas, este lunes Euskadi entrará con toda probabilidad en nivel de alerta naranja. Según la estimación de este periódico, la tasa de incidencia por cada 100.000 habitantes en 14 días es ya de 294, aproximadamente. Gipuzkoa podría estar cerca ya de la alerta roja, aunque los datos oficiales se actualizarán este lunes.

Los datos del "éxito" de la vacunación juvenil en Euskadi: 1.600 personas entrando cada segundo en el sistema y 80.000 citas en pocas horas

Los datos del "éxito" de la vacunación juvenil en Euskadi: 1.600 personas entrando cada segundo en el sistema y 80.000 citas en pocas horas

La diferencia de esta subida es que llega con la vacunación muy avanzada y con casos básicamente entre personas adolescentes o jóvenes. Se está vacunando a las personas de 30 a 39 años y citando ya al penúltimo grupo poblacional, los de 16 a 29 años, y solamente queda en el aire la situación de las personas de 12 a 16 años. Ello se traduce en una menor presión hospitalaria. En la semana 72 de la pandemia, que es la que se cierra, los ingresos han sido 137. Prácticamente son ya cuatro semanas con la misma cifra de hospitalizados, en el entorno de 130, como se recoge en el gráfico interactivo. La subida de casi el 400% en los positivos no ha alterado este indicador salvo algunos repuntes diarios que, por el momento, parecen excepcionales. Es más, la UCI se sigue vaciando poco a poco y cada vez con mayor proporción de altas frente a defunciones, aunque nunca haya habido una estadística precisa a este respecto. Ahora mismo hay 27 pacientes en estado crítico con COVID-19 en la red de Osakidetza.

La semana pico del pasado verano alcanzó 4.592 positivos. Entonces hubo 260 ingresos, el doble que ahora. La semana 40, en plena ola de noviembre-diciembre, tuvo también un volumen de casos muy similar al actual. Entonces hubo 440 ingresos. Y la semana 63, en la ola que siguió a la Semana Santa, hace dos meses, con los mismos casos quienes acabaron en el hospital fueron 433. No obstante, eso no implica la total inexistencia de riesgo si los que se contagian son jóvenes. De hecho, en las últimas dos semanas ha subido diez puntos o incluso trece en algunos momentos la media de sintomáticos en el momento de la toma de muestras que confirma la infección. Casi se ha acercado al 50% del total, a los que se suman los que desarrollan más adelante la enfermedad.

Por otro lado, este domingo el Servicio Vasco de Salud ha notificado 669 casos positivos nuevos. Por territorios, 275 de ellos son en Gipuzkoa, más que los 273 de Bizkaia o los 75 de Álava. Erróneamente, después de más de un año de pandemia, Osakidetza sigue indicando que hay 46 casos "de otras comunidades autónomas" que completan la relación. En realidad, aquí se incluyen, sí, personas de fuera -también extranjeras- pero sobre todo personas sin residencia conocida que habitualmente son vascos.

Formalmente, es una caída respecto a los conocidos el sábado, que pasaron de 700. Pero es fin de semana, caen de manera importante las pruebas diagnósticas y, en verdad, la proporción de infectados entre los que se han hecho una PCR, una prueba de saliva o un test de antígenos ha subido al 9,4%. Exceptuando el 2 de abril, es el peor dato desde la gran ola de contagios desde que acabó el primer estado de alarma, la de noviembre de 2020. La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ya explicó que los cribados que se están realizando principalmente entre jóvenes que han estado de viaje de estudios en zonas como Salou, Mallorca o Conil están arrojando proporciones de hasta el 38%, desconocidas en la pandemia. Una de las diferencias de esta oleada es que está ganando prevalencia la variante delta del Sars-Cov-2, detectada en origen en India y que se considera más transmisible que la denominada alfa, la mutación aparecida en el Reino Unido y que ha suplantado a la cepa salvaje u original que llegó en febrero de 2020. En solamente siete días, la positividad media semanal ha pasado del 4,85% al 7,11%.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
11 de julio de 2021 - 13:06 h

Descubre nuestras apps