Los hospitalizados por COVID-19 en Euskadi se disparan un 50% en una semana y los fallecidos suben a 22

UCI del hospital de Galdakao, en Bizkaia

La pandemia continúa en una fase claramente creciente en Euskadi. De hecho, son ya cuatro semanas consecutivas de subidas ligeras de los contagios y de la tasa de positividad. La tasa de incidencia acumulada se sitúa este lunes en 76,10 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, nivel amarillo de alerta y cada día más lejos del umbral de 60 que se considera como epidemiológicamente asumible y que motivó hace tres semanas el final de la emergencia sanitaria. Hasta este fin de semana, eran los números más altos de España.

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su evolución en Euskadi

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su evolución en Euskadi

Esto se ha traducido en una subida del 50% en los ingresos respecto a la semana anterior (hubo 77 del 11 al 17 de octubre y han sido 115 del 18 al 24) y que la letalidad vuelva a crecer, con 22 defunciones en los últimos siete días (aunque se matiza que en siete casos el Sars-Cov-2 no fue la causa principal). Son ya 4.790 los decesos totales, el 1,78% de los 268.005 positivos totales. 3.277 de ellos tenían más de 80 años y solamente siete menos de 30.

Los hospitales de Osakidetza tienen ingresadas con COVID-19 a 105 personas, 24 de ellas críticas en la UCI. Hace dos semanas eran 69 en total pero 28 en estado grave. Ahora mismo, un 43,4% de las personas que dan positivo presentan síntomas en el momento de la recogida de muestras. Un 51,7% de los ingresados tiene más de 65 años, aunque hay tres personas de menos de 18 años que han tenido que ser internadas por un agravamiento de sus síntomas. Los contagios, en todo caso, golpean de una manera mucho más clara a los menores de 10 años -tasa de 122- frente a los más mayores -ha caído un 43% la incidencia entre los mayores de 90 años en una semana-.

Los casos nuevos detectados han crecido un 27% en una semana y la tasa de positividad media semanal supera de nuevo el 3%. La tendencia seguirá siendo alcista a corto plazo porque el R0 sigue por encima de 1 (1,06 en la última medición). Este indicador mide cuántos positivos genera cada persona con el virus, por lo que en este momento se multiplican los contagios. El día con menos positivos de la semana fue el sábado, con 107, y el máximo se dio el miércoles, con 169.

A nivel local, el comportamiento es muy dispar dentro de Euskadi. Gipuzkoa, por ejemplo, se aproxima de nuevo a la tasa de 100 mientras que Bizkaia marca 71 y Álava se mantiene en la zona que se considera como no de riesgo, con 47. En las capitales, Vitoria marca todavía mejores registros (28) en contraste con los 69 de Donostia y los 80 de Bilbao. Son cuatro los municipios de más de 5.000 habitantes en alerta roja por alta transmisión comunitaria. En Álava es Agurain donde aparecen los peores datos, en Gipuzkoa los registros más elevados se dan en Lazkao y Urnieta y en Bizkaia el semáforo de alerta está encendido en Ondarroa.

En cuanto a la campaña de vacunación, son 1.776.843 personas las totalmente protegidas contra la COVID-19, el 81,58% del total de la población y el 89,8% de los 'vacunables' (mayores de 12 años sin contraindicaciones). Son apenas 4.511 más que la pasada semana. En los últimos siete días, eso sí, casi se ha multiplicado por seis el ritmo de suministro de dosis, con una media diaria de 6.574. Se debe al inicio de la tercera ronda con los mayores de 70 años, para los que se aprovecha su cita para la vacuna contra la gripe estacional. En datos, el 31,4% de los mayores de 90 años ya tiene la triple dosis frente al 16,1% de los octogenarios, el 2,3% de los septuagenarios y el 0,4% de los menores de esa edad. Son 40.001 las personas con pauta completa con tres vacunas.

Etiquetas
Publicado el
25 de octubre de 2021 - 13:16 h

Descubre nuestras apps

stats