La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

Apenas el 4% de los profesionales sanitarios y de residencias en Euskadi ha rechazado la vacuna contra la COVID-19

Un sanitario de Osakidetza, recibiendo la vacuna contra la COVID-19

2.059 profesionales sanitarios o de las residencias de mayores se han negado a vacunarse contra la COVID-19, según ha informado al Parlamento Vasco la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en respuesta a una pregunta de la representante de EH Bildu Rebeka Ubera. Representan alrededor del 4% de la plantilla total de ambos servicios. Explica Sagardui también que "no se ha elaborado estudio alguno para conocer las razones de rechazo a la administración de la vacuna".

Urkullu avisa de que la COVID-19 sigue "ascendiendo" en Euskadi y pide un esfuerzo para no tener que volver a la emergencia sanitaria

Urkullu avisa de que la COVID-19 sigue "ascendiendo" en Euskadi y pide un esfuerzo para no tener que volver a la emergencia sanitaria

En el caso del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), de 42.073 profesionales de los que se dispone de datos 40.219 han recibido la vacuna, 37.326 con doble dosis y 2.893 con un único pinchazo (principalmente por haber pasado la enfermedad). Un 3,73% ha rechazado la vacuna, lo que se traduce en 1.573 profesionales que se reparten en 929 de Bizkaia, 516 de Gipuzkoa, 86 de Álava y 42 de los servicios centrales (dirección general, emergencias y el Centro Vasco de Transfusiones y Tejidos Humanos). Además, hay 281 casos (el 0,66% del colectivo) que tenía este suero contraindicado.

El porcentaje de rechazo en las residencias es algo mayor si se toma como base una plantilla de 11.037 personas recogida por el Eustat en 2019, el año previo a la pandemia. Las 496 que se han negado a recibir la vacuna son alrededor del 4,4%. Son 12 casos en Álava, 189 en Bizkaia y 264 en Gipuzkoa, además de 21 de otras procedencias. En ocho supuestos la vacuna estaba contraindicada y hay 27 gerocultores que ya estaban vacunados en otras comunidades autónomas. El grado de aceptación de la protección no ha sido el mismo en función de la categoría profesional. Por ejemplo, ni un solo médico la ha rechazado frente a 13 enfermeros, 314 de otras labores sanitarias y 75 profesionales con otras funciones no sanitarias.

"Conviene recordar que la vacunación frente al Sars-Cov-2 es voluntaria y que desde Osakidetza se ha ofrecido la vacunación a todo el personal y aún se sigue ofertando la vacunación a todo el personal que por distintas circunstancias no haya recibido la pauta completa", enfatiza la consejera Sagardui en la Cámara. Además, puesto en relación con cómo funcionaban las campañas de la gripe previas a la pandemia, el resultado es muy diferente. En 2019, por ejemplo, solamente se vacunaron un 37% de los profesionales en Euskadi. Osakidetza no ofrece datos sobre la evolución de esta otra enfermedad desde que se volcó en el análisis del coronavirus.

En cuanto a la población en general, no hay un registro de rechazos. Sin embargo, los últimos datos de la campaña muestran que las personas de 20 a 29 son claramente las más reacias. El último informe sobre el avance de la inmunización en Euskadi, ofrecido el pasado lunes, mostraba que era la única franja de edad en que la cobertura no llevaba al 80%. En concreto, se queda en el 76,8%. Ni siquiera con los que esperan la segunda dosis se alcanzaría ese umbral, ya que hay un 79,2% con al menos un pinchazo. Está mucho más avanzada la protección de grupos a los que se empezó a citar más tarde. En adolescentes de 12 a 15 años el porcentaje ya totalmente inmunizado asciende al 85% y entre los 16 y los 19 se queda en una cifra similar, del 85,1%. También entre los treinteañeros hay alrededor de un 20% sin vacunar, ya que la cobertura es del 81,5%.

Etiquetas
Publicado el
23 de octubre de 2021 - 21:30 h

Descubre nuestras apps

stats