El PNV pide una reforma constitucional pero admite que es “una quimera”

Aitor Esteban, en el Congreso

En una reclamación ya tradicional del PNV, su portavoz en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha aprovechado el Día de la Constitución para demandar que el ordenamiento juródico español incluya "el reconocimiento a la nación vasca" y la bilateralidad entre las instituciones de Euskadi y las del Estado. Ha reclamado, además, "un árbitro neutral" porque el Tribunal Constitucional "no cumple esa función". Sin embargo, ha admitido que "hablar hoy en día de una modificación constitucional" es "una auténtica quimera": "El clima no está para eso".

La juez del caso de las filtraciones en las oposiciones de la Sanidad vasca accede al final a revisar exámenes

La juez del caso de las filtraciones en las oposiciones de la Sanidad vasca accede al final a revisar exámenes

En declaraciones en Bilbao, recogidas por Europa Press, Esteban ha recordado que, en su día, el PNV no apoyó la carta magna y que defendió la abstención. En la actualidad -ha apostillado- el principal partido vasco discrepa "con muchas de las partes" de una Constitución "que se ha ido reinterpretando a través de las sentencias del Tribunal Constitucional, y de las leyes y decretos que ha ido aprobando el Estado". De esta forma, según Esteban, "muchas de las cosas que se entendían en aquellos años" hoy en día "están totalmente dadas la vuelta", especialmente, desde la sentencia acerca del Estatuto catalán. "Se puede decir que hay una falta de seguridad jurídica absoluta en muchos temas, sobre todo, en los temas autonómicos", ha señalado.

Para el portavoz del PNV en el Congreso, "habría que cambiar muchas cosas" en la Constitución, y para su formación "lo primordial es el reconocimiento a la nación vasca, de la bilateralidad entre las instituciones del Estado y las instituciones vascas, y la necesidad de un árbitro neutral". "Porque, hoy en día, el Tribunal Constitucional no cumple esa función", ha dicho.

Esteban ha recordado que el Gobierno de España ha presentado una modificación para cambiar el concepto "disminuidos físicos y psíquicos sensoriales por discapacitados". "Hasta en ese asunto estoy seguro de que lo que va a ocurrir antes de que acabe el periodo de enmiendas es que cada partido político vaya a presentar sus propuestas de cambio constitucional, que van a ser muy diferentes y en absolutamente todos los títulos de la Constitución", ha dicho. Por ello, considera que "hablar hoy en día de una modificación constitucional" es "una auténtica quimera". "El clima no está para eso y, además, si verdaderamente alguien lo tomara en serio, habría que hablar con tranquilidad fuera de los focos e ir desbrozando asuntos para llegar a un consenso, a una amplia mayoría, antes de proceder a una reforma", ha apuntado.

Preguntado por si el PNV repetiría, en la actualidad, su voto a la Constitución, ha respondido que no hay razones "para el sí". "Fue una opción acertada, entre otras razones, porque si ha dado unas bases para que el pueblo vasco, absolutamente sojuzgado, pusiera unas bases institucionales", ha indicado. En su opinión, "la parte dogmática de la Constitución", la de derechos y libertades, "se podría equiparar a otros modelos progresistas europeos", pero "en la parte orgánica tiene muchas fallas". "Empezando por la de la jefatura del Estado, por esa inviolabilidad que nosotros hemos criticado siempre y nadie, hasta ahora, lo había planteado", ha explicado. Estaban ha llamado la atención sobre el hecho de que, en esa misma parte, "no se reconoce la existencia de la nación vasca" y "la distribución de competencias, del esquema institucional, ha quedado absolutamente minada, desde las Cortes y a través de los reglamentos aprobados por los sucesivos Gobiernos". "No hay una seguridad jurídica y eso no dice mucho en favor de la Constitución", ha concluido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats