Urkullu denuncia la "estigmatización" de Euskadi y concluye que tiene tasas más altas porque lidera la estadística de realización de pruebas

El lehendakari, Iñigo Urkullu, este viernes

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha denunciado este viernes en la sesión de control al Gobierno que celebra el Parlamento Vasco que Euskadi está "estigmatizada" en España cuando hay otras zonas que también tienen tasas extremas de expansión del coronavirus y cuando "todas" las comunidades han tenido picos más altos en otros momentos que el actual en la que es la comunidad autónoma con niveles de incidencia más elevados, por encima de 500 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Urkullu ha rescatado una argumentación que ya se empleaba en el inicio de la pandemia, cuando Vitoria era junto con Madrid el punto más crítico en España en cuanto a incidencia de la COVID-19, y ha considerado que si Euskadi encabeza las tasas de todas las comunidades autónomas se explica en buena medida también porque realiza muchos más test diagnósticos que la media.

Euskadi prepara una vacunación masiva de mayores de 66 con AstraZeneca pero pide voluntarios en Álava por falta de personal

Euskadi prepara una vacunación masiva de mayores de 66 con AstraZeneca pero pide voluntarios en Álava por falta de personal

"Esta semana llegaremos a tres millones. En la última semana, el doble de la media del Estado", ha rubricado sobre la capacidad de realizar pruebas de PCR y antígenos. Su conclusión: "En Euskadi se producen menos contagios". Urkullu ha destacado que en el conjunto de la pandemia "en Euskadi ha habido menos personas contagiados y se ha contenido más el incremento de personas fallecidas". Se agarra a los estudios de seroprevalencia y no a las estadísticas de positivos: 5,9% de incidencia en Euskadi, 7% de media en España y hasta el 12% en Madrid. Pero ese dato del 5,9% que ha dado ya está superado por los 193.236 confirmados por Osakidetza, que es ya el equivalente al 8,8% de la población.

Preguntado por la oposición en la sesión de control al Gobierno que celebra este viernes el Parlamento Vasco, el lehendakari ha insistido en que "no es buen criterio extraer conclusiones comparando datos" sin contexto y ha insistido en que el porcentaje de hospitalizaciones y fallecidos en los 14 meses que dura ya la pandemia no es más alto que en "otras comunidades y otros países". Ha citado ejemplos concretos como el de Valencia, ahora con los niveles de positivos más bajos pero que meses atrás tuvo un pico del "triple" de casos que el máximo al que ha llegado Euskadi ahora. Ha hablado también de la situación de Aragón, Cantabria o Catalunya, así como de la de Ceuta y Melilla. Estos mensajes plagados de datos llegan después de semanas en que el Gobierno de Urkullu ha querido huir precisamente de "rankings y competiciones" cuando esas estadísticas le dejaban a la cola en velocidad de vacunación y todavía lo hacen hoy en cuanto a la protección de mayores de 60 años.

Además, ha recalcado que ahora mismo conviven con la elevadísima presión hospitalaria -con niveles de ocupación de la UCI similares a los de la primera ola- algunos "signos esperanzadores" de que el escenario pronto cambiará. Ha enfatizado que "la tendencia ascendente se ha detenido" y que sus asesores técnicos han mostrado ya la "convicción" de que "esta estabilización precede a una fase descendente". Y ha apostillado que cada ola desde el verano tiene un máximo más bajo que el anterior, lo que a su juicio muestra la efectividad de las medidas en vigor. Sobre los hospitales, ha señalado también que nunca se ha llegado a superar el escenario 3 de 5 de alerta a pesar del incremento de ingresos.

"La situación sigue siendo grave pero estamos preparados para afrontar con resultados el último tramo de esta maratón", ha respondido Urkullu a las críticas llegadas desde las bancadas de EH Bildu, Elkarrekin Podemos-IU y PP+Cs, que han coincidido en destacar la gravedad de la situación epidemiológica actual. Vox, por el contrario, ha reservado su pregunta en el arranque del pleno de control a denunciar un supuesto trato de favor a los presos de ETA con la transferencia de Prisiones a Euskadi. El lehendakari ha destacado también que se avanza "a buen ritmo" en la campaña de vacunación y, como dato, ha indicado que tiene ya una primera dosis "el 100%" de las personas incluidas en "grupos de riesgo".

La oposición no ha compartido este diagnóstico. "Nos estamos acostumbrando a cifras terribles", ha remarcado Maddalen Iriarte, portavoz de EH Bildu. Se ha preguntado también dónde ha estado el Labi, la mesa de crisis de la emergencia sanitaria, en el último mes, con la tasa en continuo ascenso y los hospitales llenándose sin que se haya reunido ni modificado las medidas en vigor. Miren Gorrotxategi (Elkarrekin Podemos-IU) ha señalado que los 192 pacientes que actualmente hay graves en la UCI con COVID-19 son más que en algunos momentos de abril de 2020, con el confinamiento domiciliario en vigor. Ha denunciado que Osakidetza llegó "infradotada" de personal a la pandemia y que "en un año" sigue "con el mismo problema".

Carlos Iturgaiz (PP+Cs) ha centrado más sus críticas al debate sobre el final del estado de alarma, previsto para el 9 de mayo. Urkullu ha contestado que seguirá hasta el último momento reclamando una prórroga al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El lehendakari ha dicho contar con la complicidad de sus socios de coalición, el PSE-EE. No obstante, en los últimos días los mensajes de la vicelehendakari socialista, Idoia Mendia, matizan esta posición. A lo más que han llegado es a entrar a debatir un posible estado de alarma "a la carta", es decir, de ámbito vasco y no general y en dotar de más "garantías jurídicas" a las medidas que sean todavía necesarias a partir de mayo, pero nunca con la vehemencia en defender el estado de alarma con que lo hace Urkullu, quien ha asegurado que cuenta con el apoyo de otros presidentes como los de Castilla y León o Galicia, del PP.

Además de las respuestas a la oposición, se da la circunstancia de que Urkullu ha forzado una comparecencia más sobre la pandemia en el pleno parlamentario, ya que por vez primera en la legislatura el PNV le ha invitado a exponer la situación con una autointerpelación con la que ha tenido 15 minutos más. En ese tiempo, el portavoz nacionalista, Iñigo Iturrate, ha defendido al Gobierno y criticado a las otras formaciones y Urkullu ha realizado algunas consideraciones sobre los cada vez mayores incumplimientos de las medidas por parte de la población en las terrazas, por no ventilar espacios cerrados, por creer seguros los encuentros en domicilios o por practicar deporte en recintos cerrados sin mascarilla.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
30 de abril de 2021 - 11:14 h

Descubre nuestras apps

stats