Colas en la apertura de los colegios electorales en Burela, el epicentro del brote de coronavirus de A Mariña

Primeros votantes en un colegio electoral de Burela (A Mariña)

Los colegios electorales de Burela, el municipio más afectado por el brote de coronavirus en A Mariña (Lugo), abrieron sus puertas con colas de gente a la espera. Ante la atenta vigilancia de agentes de la policía local y de protección civil, los primeros votantes de la jornada electoral en Galicia acudieron a las urnas respetando unas medidas de seguridad sin precedentes. No hubo problemas para constituir ninguna de las diez mesas distribuidas por Burela.

Después de una semana en la que 70.000 personas permanecieron confinadas hasta el pasado viernes, los primeros compases de las elecciones en la comarca de A Mariña se desarrollaron sin incidentes de manera general. Hubo, sin embargo, bastantes personas que decidieron acudir a las urnas a primera hora de la mañana. Así, se llegaron a formar colas en algunos colegios, como el del pabellón municipal de Vista Alegre, en Burela, minutos antes de las 9 de la mañana.

Los primeros votantes, fundamentalmente de edad avanzada, siguieron las indicaciones de los agentes desplegados por los diferentes colegios electorales. Después de unos minutos de confusión entre algunos de los asistentes, que tuvieron que seguir unos recorridos especiales con entradas y salidas únicas, la asistencia fue decayendo.

No hubo problemas para formar las diez mesas electorales en Burela y hubo un flujo abundante de votantes durante la apertura de los colegios, como aclara el alcalde de la localidad, Alfredo Llano García. "Todo comenzó con normalidad y esperamos que continúe así a lo largo del día", explica. La alta afluencia de los electores más madrugadores, indica el regidor, "es normal teniendo en cuenta las condiciones sanitarias en las que nos encontramos", aunque aclara que "la mayoría de vecinos estamos tranquilos".

Los accesos por carretera a los siete municipios que todavía mantienen restricciones de movilidad -Ribadeo, Barreiros, Foz, Cervo, Xove y Viveiro, además de Burela- estuvieron bajo la vigilancia de los agentes de la Guardia Civil de Tráfico desde primera hora de la mañana. Aunque no hubo controles fijos en las principales entradas del ayuntamiento burelés, se prevé que los agentes vigilen las vías próximas a los colegios electorales durante toda la jornada.

Etiquetas
Publicado el
12 de julio de 2020 - 10:02 h

Descubre nuestras apps

stats