Ayuso intenta atraer sanitarios al Zendal premiándolos con más puntos en futuros procesos de selección

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la inauguración del Zendal

La Comunidad de Madrid premiará con más puntos en futuros procesos de selección a los sanitarios que hayan trabajado en el hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal. Así consta en una resolución de recursos humanos de la Consejería de Sanidad, fechada el 28 de enero. De esta forma, el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso intenta atraer de nuevo personal sanitario al nuevo hospital de pandemias que ha encontrado desde su inicio la resistencia de los profesionales para ser trasladados de forma forzosa a trabajar al nuevo centro.

Madrid interviene la sanidad privada para tratar pacientes de coronavirus ante la saturación de los hospitales públicos

Madrid interviene la sanidad privada para tratar pacientes de coronavirus ante la saturación de los hospitales públicos

No es la primera vez que el Ejecutivo madrileño hace algo parecido. La Consejería de Sanidad envió a todos los hospitales de la región una comunicación el 5 de enero para que no contraten a ningún sanitario del refuerzo por la COVID que hubiese renunciado a ser derivado al nuevo centro.

"Con el ánimo de incentivar estos desplazamientos y como una medida de reconocimiento a estos profesionales se ha considerado conveniente, dado su condición de personal temporal, adoptar una medida excepcional que premie con una puntuación adicional a la fijada en las bolsas de empleo temporal, los servicios que estos profesionales presten el año 2021 en el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal".

El polémico hospital, que según la presidenta madrileña iba a "asombrar al mundo", ha encontrado desde antes incluso de su inauguración grandes dificultades para dotarse de personal por la negativa de la mayoría del personal sanitario de la región a ser trasladado al hospital de pandemias. La presidenta regional se negó a contratar a nuevos profesionales para la infraestructura que acumula sobrecostes del doble de lo presupuestado: ha costado más de 100 millones de euros a los que habría que sumar otros tantos en seguridad y mantenimiento.

El hospital que el Gobierno madrileño exhibe como un logro de su capacidad de gestión, al ser construido en medio año, se levantó sin tener en cuenta el personal que necesita y la propia presidenta ha tratado de despejar siempre las preguntas sobre de dónde iban a salir los profesionales sanitarios para trabajar en un centro que por su tamaño precisaría de 6.000 trabajadores, según los cálculos de los sindicatos, si un día se abriesen las 1.000 camas programadas.

La fórmula elegida por la Consejería de Sanidad pasa por recolocar a profesionales de otros centros pese a que muchos están ya saturados por las necesidades extraordinarias para hacer frente a la pandemia. El Gobierno regional ha hecho un llamamiento hasta a los Médicos Internos Residentes (MIR) –médicos que aún no han terminado la especialidad– para suplir la falta de sanitarios en el hospital Enfermera Isabel Zendal.

Según especifica la resolución fechada el 28 de enero, "con carácter excepcional y como medida de reconocimiento", los profesionales que presten servicios durante el año 2021 en el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, además de la puntuación que por mes de servicios prestados tengan reconocida en las correspondientes bolsas de empleo temporal, "se les otorgará una puntuación adicional en el apartado de servicios prestados en la misma categoría de 0,30 puntos más por mes trabajado en el referido Hospital".

En el escrito se asegura que con fecha 22 de enero de 2021 y por escrito, las cinco organizaciones sindicales presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad, "propusieron de manera conjunta a esta Dirección General, entre otras medidas, el reconocimiento con puntuación adicional en la bolsa de empleo temporal de los servicios prestados en el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal", algo que los sindicatos niegan.

AMYTS, CC.OO, UGT, Csit y Satse han emitido un comunicado en contra de la resolución: "Esta afirmación es una falsedad de principio a fin que no se corresponde en absoluto con las negociaciones llevadas a cabo en las fechas referidas", lamentan.

El Gobierno regional ha encontrado muchas resistencias por parte del personal sanitario de la Comunidad de Madrid para ser trasladado al nuevo centro que se levantó en tiempo récord, que no cuenta con quirófanos y carece de infraestructuras básicas con las que sí cuenta la red de hospitales de la región. La presidenta madrileña declaró unas semanas antes de su inauguración el 1 de diciembre que "cualquier sanitario estaría encantado de trabajar en el Zendal", pero la realidad no le ha dado la razón.

Cuando la Consejería de Sanidad lanzó en noviembre un proceso para que los profesionales se apuntasen de forma voluntaria, solo logró que lo hicieran 106. Ante el fracaso de la convocatoria, el Gobierno regional comunicó entonces que haría traslados forzosos tirando del personal de refuerzo contratado por la COVID. La semana pasada ya había más de mil sanitarios que trabajan en el centro, la gran mayoría –el 90%– sin haberlo elegido. Con los contagios disparados en la región y los hospitales al borde del colapso tanto en planta como en las UCI, el Zendal ha abierto ya casi la mayoría de sus camas.

Etiquetas
Publicado el
1 de febrero de 2021 - 23:27 h

Descubre nuestras apps

stats