Juan López pincha el asfalto de Madrid para descubrir su sonido

Robots explorando el sonido del asfalto como si de un vinilo se tratara

El brazo de un extraño tocadiscos robot busca con su aguja un trozo de asfalto para hacerlo sonar: música urbana en nuestros oídos en una de las piezas que Juan López presenta en la galería Juan Silió, dentro de su muestra Surco.

En su trabajo más reciente López profundiza en la investigación sobre los signos que se generan en la ciudad, tanto por su construcción y desarrollo, como por la actividad que sucede en ella. El artista busca elementos escondidos en los espacios que habitamos de manera rutinaria: sobre el blanco predominante en la galería se esparcen las pieles de una ciudad que el artista pareciera haber desollado.

“Surco es un proyecto que toma la ciudad como entorno arqueológico. Construye distintos elementos instalativos que parten de la captura de negativos de diferentes superficies del contexto urbano. Basado en el lenguaje propio de la ciudad, se forma un nuevo sistema de signos con el que trabaja y que se relaciona con su obra anterior, en la que el análisis de los elementos arquitectónicos, el estudio de su imagen como texto y símbolo, es una constante. Las obras de la serie Groundshot capturan los signos que se encuentran sobre el asfalto. El suelo y la señalética vial son usados como molde, para sacar una copia en positivo de partes de esos elementos gráficos. Alejados de su referente y en otro plano, componen una nueva escritura con la que reinterpretar nuestro entorno. El aspecto de pieles propone una sensación de desmantelamiento y cambio en el concepto de ciudad y alude directamente al sentido de mudar de piel, reflejo de un tiempo donde proponer nuevas maneras de estar y releer el entorno cotidiano se hace necesario. Por otro lado, Inkscore” y Blackscore hacen referencia a elementos que, en el plano vertical de la ciudad, están en proceso de desaparición. En un momento en el que el significado de espacio público como espacio al servicio social se está transformando, la mirada se dirige a caligrafías medio borradas, restos de grafías de vallas, paredes, soportes publicitarios, etc. Estas piezas se pueden mirar como una suerte de partituras generadas aleatoriamente en la ciudad, a la espera de ser interpretadas”.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2021 - 00:01 h

Descubre nuestras apps

stats