La nueva Plaza de España de Madrid abrirá el 22 de noviembre

Vista del proyecto Plaza España, en la zona de los restos del Palacio Godoy

El 26 de febrero de 2018 se inició oficialmente el proyecto de remodelación más ambicioso que ha acometido Madrid en los últimos tiempos: el de la nueva Plaza España y todo el entorno que le rodea. Hoy ya sabemos cuál será su fecha de fin de obras, al menos en su mayor parte: el lunes 22 de noviembre el Ayuntamiento de Madrid abrirá al público este renovado espacio en el centro de la ciudad.

Paseo arqueológico en Plaza de España: así enseñará Madrid los hallazgos del Palacio de Godoy

Paseo arqueológico en Plaza de España: así enseñará Madrid los hallazgos

A partir de esa fecha, los madrileños podrán caminar desde Gran Vía hasta el templo de Debod o el Palacio Real sin atravesar ni un solo paso de cebra y los ciclistas subir desde la Cuesta de San Vicente o circular de Este a Oeste en la zona por un carril bici continuo. Una mejora en la movilidad que se complementa con la apertura de un túnel para el tráfico de más de un kilómetro que conecta la calle Bailén con las calles Ferraz y Luisa Fernanda.

El área de Obras trabaja en los últimos remates que permitan abrir al público este espacio en la penúltima semana de noviembre, justo antes del encendido navideño que previsiblemente tendrá lugar alrededor del día 25. Será el momento de disfrutar de este espacio de 70.000 metros cuadrados que contará con una gran plaza central, áreas de juegos infantiles, un millar de árboles plantados y una nueva movilidad.

Las obras finalizarán con casi un año de retraso frente a los 21 meses inicialmente previstos -arrancaron durante el mandato de Carmena-, una demora que se debe principalmente al hallazgo de varias zonas con restos arqueológicos de interés, que serán musealizados. Por el camino, el parón por la pandemia y paso del temporal Filomena tampoco ayudaron a acabar a tiempo los trabajos. La factura final será de 74,2 millones de euros para el Ayuntamiento, después del 20% de incremento que han supuesto los cambios en el proyecto por los hallazgos y sus correspondientes adaptaciones para mostrar lo que queda del Palacio de Godoy, los muros del antiguo Cuartel de San Gil o varios contrafuertes de los Jardines de Sabatini.

La apertura de la nueva Plaza de España pondrá fin a un largo itinerario iniciado en 2015 por Manuela Carmena para arreglar un entorno anticuado de la ciudad, para el que primero se adoptó una fase participativa donde los ciudadanos marcaron sus prioridades, que culminó con la elección del proyecto Welcome Mother Nature, después de una votación ciudadana entre los dos trabajos finalistas. La idea de la alcaldesa de Ahora Madrid era poder inaugurar este entorno al finalizar su mandato, pero los continuos retrasos en el proceso, los ajustes presupuestarios y los cambios patrimoniales introducidos harán que el que corte la cinta de este lugar sea José Luis Martínez Almeida, pasado ya el ecuador de su legislatura.

Más información:

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats