Nuevo Citroën C4, de Villaverde en exclusiva para todo el mundo en versiones de combustión y 100% eléctrica

Nuevo Citroën C4.

Desde hace meses se esperaba la presentación del nuevo C4, un vehículo clave para Citroën, como lo es para cualquier marca que compita en el suculento segmento B en Europa, y que además volverá a llenar de contenido a la fábrica del Grupo PSA en Villaverde (Madrid), infrautilizada en los últimos años. El lugar del C4 Cactus en la cadena de producción lo ocupará este modelo llamado a ser un superventas, al igual que sus antecesores, y que se venderá tanto con motores de combustión como en versión enteramente eléctrica, denominada Ë-C4.

Con 4,36 metros de longitud y 2,67 metros de distancia entre ejes, el C4 presenta las proporciones robustas de un SUV, acentuadas por unas ruedas de gran diámetro (hasta 18”) situadas en los extremos del coche, pero con un estilo de carrocería de tipo cupé -rematada por un spoiler en la zaga- y tan audaz como lo han sido numerosos modelos de este y otros tamaños en la historia de Citroën. En palabras del CEO de la marca francesa, Vincent Cobée, “es fluido y hasta sexi, además de estar cargado de tecnología”.

Durante la presentación virtual del vehículo, Cobée le auguró convertirse no tardando mucho en referente de su segmento en Europa en términos de audacia de diseño y confort a bordo, esto último gracias a elementos como los amortiguadores progresivos hidráulicos o los asientos Advanced Comfort heredados del Cactus y el C5 Aircross. También promete destacar en espacio en las plazas traseras, tanto para las piernas como en altura, cosa que sería de agradecer en un coche con una caída tan pronunciada del techo en el tramo final de la carrocería. El maletero, de 380 litros, se sitúa en la media del segmento.

Sin entrar en muchos detalles sobre el proceso de producción, el CEO de la compañía de los chevrones señaló que el nuevo C4 comenzará a fabricarse en Villaverde -en exclusiva para todo el mundo- a lo largo de este verano y que las primeras entregas tendrán lugar a finales de año. Sus previsiones apuntan a un 10% de unidades de la variante eléctrica que en breve plazo podrían escalar hasta el 15%.

Esquema de propulsión eléctrico conocido en otros modelos de PSA

Por lo que se refiere al Ë-C4, utiliza un esquema de propulsión bien conocido por otros modelos del Grupo PSA, como los Peugeot e-208 y e-2008, el Opel Corsa-e y el DS 3 Crossback E-Tense. Combina un motor eléctrico de 136 caballos con una batería de 50 kWh que en este caso anuncia 350 kilómetros de autonomía en el ciclo de pruebas WLTP. La velocidad máxima está limitada a 150 km/h para evitar quedarse rápidamente sin energía para impulsar el vehículo, y el 0-100 km/h se completa en 9,7 segundos en modo Sport.

Esta versión de baterías dispone de una función Brake (freno) que permite, con solo levantar el pie del pedal del acelerador, recuperar energía en las fases de frenado y desaceleración. Los tres modos de conducción a disposición del usuario -Eco, Normal y Sport- modifican diferentes parámetros, entre ellos la climatización, la potencia efectiva y las prestaciones con el fin de poder elegir entre deportividad o un manejo más eficiente.

Si se usa una toma pública de 100 kW, la batería se recarga a un ritmo de 10 km cada 10 minutos, y el 80% de la capacidad se alcanza en media hora. En casa, la operación lleva 7 horas y media en monofase y 5 horas en trifase con el cargador opcional de 11 kW. En un enchufe doméstico convencional se necesita un día completo para realizar la carga completa.

La gama electrificada de Citroën, en crecimiento

El Ë-C4 pasa a formar parte de una gama de vehículos electrificados que, inscrita en el plan Electric for all de Citroën, integra ya al C5 Aircross híbrido enchufable y las furgonetas, recién presentadas, ë-Jumpy y ë-SpaceTourer, además del Citroën Ami, un nuevo concepto de movilidad urbana desvelado el pasado mes de febrero que, para entendernos, propone un microcoche cero emisiones que puede conducirse sin carné.

El nuevo C4 se ofrece en 31 combinaciones de color, presenta un salpicadero de líneas muy limpias presidido por una pantalla central de 10 pulgadas y, como gadget nunca visto, incluye un soporte donde el copiloto puede colocar el móvil o la tableta. El llamado Citroën Smart Pad Support, extraíble, está situado justo encima de la guantera y se despliega con una simple presión sobre él.

Entre las 20 ayudas a la conducción embarcadas en el modelo destacan la frenada automática de emergencia, alerta de vehículos en el ángulo muerto, control de velocidad adaptativo, asistente activo de cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales, alerta de atención del conductor y de conveniencia de hacer una parada, cambio automático de luces cortas a largas y asistente de guiado automático en autopista, un dispositivo de conducción autónoma de nivel 2.

En el capítulo de conectividad hay que anotar sistemas como la mencionada pantalla táctil de 10”, que responde al contacto con la yema de los dedos, recarga inalámbrica para smartphone, cámara integrada en el soporte del retrovisor interior para hacer fotos o vídeos, servicio de llamada de emergencia y asistencia geolocalizada, navegador 3D de última generación y Connect Play con función Mirror Screen compatible con Android Auto y Apple CarPlay. El nuevo C4 cuenta también con cuatro tomas USB que permiten a cada ocupante recargar su teléfono móvil, dos en la parte inferior de la consola central y otras dos en la parte final de la misma consola, accesibles a los ocupantes de las plazas traseras.

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2020 - 14:00 h

Descubre nuestras apps

stats