Perpetuar a López Miras en el poder a cambio de un baile de sillones: el pacto entre PP y Ciudadanos que encalla en Murcia

La portavoz del Ejecutivo regional y líder de Ciudadanos, Ana Martínez Vidal, y el presidente de la Comunidad y líder del PP, Fernando López Miras

Hablar de "desavenencias" entre el Partido Popular y Ciudadanos en la Región de Murcia es usar un eufemismo escueto para el lío montado que tienen las dos formaciones. Ninguno de los socios de Gobierno da su brazo a torcer: en cuanto parece que la concatenación de acuerdos políticos se va a suceder, un nuevo acontecimiento trunca toda posibilidad de avanzar. Sin los presupuestos regionales de 2021 aprobados, las agrupaciones dirimen a golpe de comunicado la reformulación del Ejecutivo y las reglas del juego para las elecciones de 2023.

El PP declara la guerra a un concejal de Ciudadanos con una querella por revelación de secretos en el Ayuntamiento de Murcia

El PP declara la guerra a un concejal de Ciudadanos con una querella por revelación de secretos en el Ayuntamiento de Murcia

Ana Martínez Vidal, portavoz del Gobierno regional y líder de Ciudadanos en la Comunidad, lleva semanas reclamando en público una reestructuración del Ejecutivo que la haga vicepresidenta. Sustituiría así a Isabel Franco, su compañera de partido y aislada de la política murciana. A este respecto el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras –PP–, ha dicho poco y nada. Básicamente que el cambio llegará en su momento.

Pese al mutis popular, Ciudadanos registró en el parlamento autonómico murciano una modificación de la ley que restringe las candidaturas electorales a dos mandatos para, en su lugar, limitarlos a ocho años consecutivos. Una propuesta que de aprobarse beneficiaría a López Miras, en caso de que planteara su candidatura para las siguientes elecciones. El actual jefe del Ejecutivo se encuentra en su segunda legislatura, ya que se vio obligado a sustituir a mitad de partido a Pedro Antonio Sánchez, acorralado en pleno mandato –2017– por varios casos de corrupción.

La propuesta de Ciudadanos lleva cláusula: marca el inicio de la nueva norma en 2023. Un matiz que evita un adelanto electoral –en caso de que el presidente murciano se vea con ánimos de repetir–, en busca de nuevos socios de Gobierno con mejores resultados en las encuestas. A instancias del Partido Popular, Ciudadanos y Vox, la modificación se debatiría en la Asamblea por el procedimiento de lectura única, lo que acelera los plazos. Pero la variación de la ley suscitó duras críticas entre la oposición, que plantearon el peligro de la falta de retroactividad: ¿Ponía el cambio en la normativa el contador de López Miras a cero a partir de las próximas elecciones, o se tendrían en cuenta los seis años que ha gobernado hasta ahora?

Pie a gobernar 14 años seguidos

Ante la polémica, Ciudadanos cortó por lo sano y mandó un comunicado anunciando que retiraría la proposición si los servicios jurídicos de la Asamblea Regional no contemplaban la retroactividad y se daba pie a que López Miras pudiera gobernar 14 años seguidos. Una posición que no se sabe, a día de hoy, qué efecto ha tenido entre las filas del PP. La dudas legales planteadas han dejado sin fecha fija la presentación del cambio en la Ley del Presidente.

Entre tanto, los socios de Gobierno consiguieron aprobar el techo del gasto del presupuesto in extremis con el apoyo del único hombre que le queda a Abascal en el parlamento murciano, después de expulsar del partido a los tres diputados que quitaron a dirigentes nacionales como Ortega Smith de las cuentas bancarias del grupo parlamentario. Un voto irrenunciable para populares y naranjas, que solo suman 22 escaños y precisan de uno extra para alcanzar la mayoría absoluta.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats