eldiario.es

9

"Quiero que Bilbao sea un referente internacional, pero lo primero las personas"

Juan María Aburto se presenta a la reelección como alcalde de Bilbao por el PNV con la mirada puesta en seguir haciendo de la villa bilbaína un referente internacional, pero sin descuidar "la mirada hacia adentro", la cernanía "hacia los que peor lo están pasando"

Juan María Aburto, en un acto de la campaña electoral.

Juan María Aburto, en un acto de la campaña electoral.

A Juan María Aburto (Bilbao, 1961) le apasiona su ciudad y los vecinos que viven en ella. Es un hombre fiel al PNV, pero., sobre todo, es fiel a "Bilbao, los bilbaínos y las bilbaínas". Las encuestas incluso le dan la mayoría absoluta, pero su mirada está puesta en conseguir la colaboración del resto de partidos. Se muestra satisfecho de los cuatro años de coalición con los socialistas y recuerda que con todos los partidos ha llegado a acuerdos presupuestarios sin ser estrictamente necesario.

Cuando en 2015 se convirtió en alcalde de Bilbao, ¿alguna vez pensó que llegaría a ese puesto?

No, jamás. Tampoco había pensado en ser consejero del Gobierno vasco. Y en ese momento, de repente, surge esa situación. Hay muy pocas cosas por las que uno pueda sentir más orgullo que el hecho de ser alcalde de Bilbao. Así que cuando mi partido me lo propuso la alegría fue inmensa y hoy día sigue siendo una alegría igual de enorme.

¿Ser alcalde de Bilbao colma sus aspiraciones políticas?

Sí. A lo largo de mi trayectoria he sido consejero del Gobierno vasco, diputado de la Diputación de Bizkaia y ahora alcalde. La cercanía y la intensidad que te ofrece la vida municipal te permite entender la política como una auténtica vocación de servicio. Yo creo que se palpa en la vida municipal. Eres alcalde todo el tiempo, las 24 horas al día los 365 días al año. Cuando era consejero debía acudir al Parlamento para hablar del paro o las ayudas de emergencia social. Iba a discutir sobre cifras y planteamientos teóricos, evidentemente muy relevantes. Pero hoy tengo a una mujer que me para en la calle y me dice que tiene un hijo de 34 años que lleva dos años en el paro y me pregunta a ver qué hacemos por la gente joven. Y las ayudas de emergencia social que reciben cada año 6.000 ciudadanos. Es ese oxígeno que les permite vivir con dignidad. Cercanía por un lado e intensidad por otro.

Bilbao no ha conocido otro alcalde que no sea del PNV al menos en la etapa democrática. Menuda responsabilidad para usted.

Es como del Athletic, que nunca ha bajado de primera división. En mi caso es  una responsabilidad enorme. Cuando pienso que soy cabeza visible de la candidatura del PNV a la alcaldía de Bilbao lo primero que me viene es un sentimiento de agradecimiento a mi partido porque confíe en mí. En segundo lugar, quiero volver a acercarme a la gente para decirle que deseo seguir liderando este proyecto de ciudad. Este proyecto que para mí es enormemente ilusionante, de las bilbaínas y de bilbaínos. Reclamo de nuevo la confianza de la gente para seguir llevando a Bilbao en volandas hacia el futuro.

Aunque las encuestas le dan la mayoría, siempre se ha mostrado partidario de la cooperación a la hora de formar el gobierno municipal.

Hay ejemplos en los que las encuestas se equivocan. Siempre he dicho que sea cual sea el nivel de mayoría que uno tenga, incluso en el supuesto de mayoría absoluta, es bueno llegar a acuerdos. Llegar a pactos, ensanchar en la medida de lo posible los acuerdos. Nos debemos a la gente que está en la calle y la gente está cansada de esos partidos que hacen de la polémica, del enfrentamiento, una constante. La gente no quiere eso, quiere ver que personas que somos diferentes, que pensamos de manera diferente,  somos capaces de ponernos de acuerdo en lo que a la ciudadanía le conviene. Es decir,  en cómo podemos mejorar la vida. Frente a ese binomio clásico gobierno-oposición como si estuvieran enfrentados, creo más en un binomio de gobierno- colaboración. Esa es una condición indispensable para el desarrollo de la política y para el desarrollo de proyectos. Desde un primer momento firmamos el código ético todos los partidos menos uno; pusimos en marcha el Foro Bilbao por la paz y la convivencia. Todos los partidos menos uno hemos puesto en marcha el pacto por la movilidad, por la seguridad….Con todos los partidos hemos llegado a acuerdos presupuestarios sin ser estrictamente necesarios. Es el modelo por el que quiero transitar y si la ciudadanía decide otorgarme la confianza empezaría a llamar al conjunto de los grupos políticos para ver en qué cosas nos podemos poner de acuerdo.

¿Reeditaría la coalición con el Partido Socialista?

Estoy satisfecho de cómo hemos gobernado. El pacto ha hecho que dos partidos diferentes, con planteamientos muy diferentes, seamos capaces de ponernos de acuerdo. Hablo de dos partidos serios como son el socialista y el Partido Nacionalista Vasco, que deciden en un momento dado y en beneficio de la ciudadanía ponerse de acuerdo para sentar las bases de trabajo durante esos cuatro años. Esto nos ha supuesto a cada uno dejar pelos en la gatera, pero hemos hecho algo mucho más importante: no pensar en nosotros, sino pensar en las personas que transitan todos los días por las calles de Bilbao. Hay que esperar a los resultados, pero estoy satisfecho de cómo han transcurrido estos cuatro años.

Usted es un hombre fiel al PNV, pero ¿es más fiel a los bilbaínos?

Bilbao y sus personas están por encima. Y me gusta mucho decir esto de todas las personas porque supone tener siempre en la cabeza a la gente más vulnerable, a la que peor lo pasa. Preocuparnos de todo eso a veces es una carga pesada, pero también es una forma de hacer política un poco diferente. Y claro que para mí Bilbao y las personas que viven en él están por encima. Yo  soy un apasionado de Bilbao.

Con todos los partidos hemos llegado a acuerdos presupuestarios sin ser estrictamente necesarios

Le he escuchado varias veces que se trata de mirar hacia adentro, pero también mantener la mirada hacia afuera.

A veces parece que necesitamos enfrentarnos por conceptos que no tienen por qué estar enfrentados. A mí me puede gustar el fútbol y el teatro. ¿Por qué me gusta el fútbol no me puede gustar el teatro?  Quiero trabajar por Bilbao y porque  tenga una relevancia internacional, porque sea un referente. Sin ninguna duda. Pero mi primera ocupación cada día es preocuparme de las personas, de los bilbaínos y las bilbaínas, de las necesidades de la gente....Estar atento a las aceras, la limpieza, la seguridad, los rebajes de los bordillos que facilitan la vida a las personas con movilidad reducida….Esas cosas sencillas, pequeñas, como un banquito que ponemos porque hay unas personas mayores que te piden por favor que se lo coloques en una zona determinada. Esas cosas son las que, sin ninguna duda, merecen la pena cada día. Pero estos dos conceptos que yo traslado no sé por qué tienen que estar enfrentados. No lo entiendo. Y cuando hablamos de los eventos y de las cosas que ocurren en Bilbao nunca me olvido del evento para mí más importante y el que más impacto económico tiene: la Aste Nagusia. Más de un millón de personas se dan cita todos los años en las fiestas, que suponen un retorno económico de más de 80 millones de euros. Dicho eso, el impacto en 2018 de los eventos que hemos tenido, como las finales de rugby o el congreso de los mejores restaurantes del mundo ha sido de 100 millones de euros. Por cada euro invertido recuperamos 20. ¿Eso es malo? ¿Alguien puede entender que esto sea malo para Bilbao?

Yo me rebelo contra esa situación y el intentar contraponer estos dos modelos, cuando para mí es un único modelo , que mira primero hacia adentro de la ciudad. ¿Alguien puede entender que es malo que la organización del Tour de Francia se acerque a nosotros para comentarnos que les gustaría venir a Bilbao en algún momento?  Creo que eso es algo maravilloso y más de un 80 % de la gente de Bilbao quiere que trabajemos en ese aspecto internacional. Me suena a debate artificial. Creo que solamente existen porque hay una campaña electoral.

Tal vez alguien teme que Bilbao pueda morir de éxito.

Eso ocurriría eso ocurriría si nosotros no tuviéramos en la cabeza claro el proyecto. Jamás vamos a morir de éxito porque a nosotros nos preocupan las 22.800 personas que hay en paro en Bilbao,  las más de 6.000 personas que cada año pasan por nuestro Servicio de Acción Social para una ayuda de emergencia social; las más de 3.000 personas que reciben un servicio de Ayuda a Domicilio…Eso es lo primero que nos preocupa y eso es lo que está en la cabeza del equipo de gobierno. Luego dedicamos tiempo a pensar en qué más podemos hacer por este Bilbao que tiene cada vez más más fuerza y es más pujante.

Usted siempre ha sido un hombre sin colmillos, por así decirlo.

No conozco mejor manera para solventar diferencias que el diálogo. A través del diálogo puedes llegar a pactos o acuerdos. La ausencia de diálogo o el enfrentamiento seguramente lo único que nos lleva es a determinar quién es el adversario.

Aparte de seguir insistiendo en ese perfil social, ¿qué grandes proyectos le quedan por hacer?

Acabamos de sacar el concurso para la ampliación del Museo de Bellas Artes, tenemos el proyectos de alta velocidad, Zorrozaurre…. Pero el proyecto más importante es el que tiene que ver con las personas, con las oportunidades que los jóvenes necesitan para tener un proyecto de vida. Para mí es un grandísimo proyecto intentar ir cosiendo la ciudad de ascensores que hagan la vida más más fácil debido a su orografía, que las mujeres sientan una igualdad real y efectiva, que los niños vivan de verdad esa ciudad amigable de la infancia.

Me gustaría trasladar una imagen. Pensemos en un puzle con 40 piezas. Para mí eso es Bilbao, un puzle con 40 piezas de tal manera que si lo completamos queda una foto preciosa. Y si en ese puzle falta alguna pieza o está deteriorada no está bien, En ese sentido, todos los barrios son igual de importantes para mí. Por eso me gusta hablar de cohesión en el aspecto social, de cohesión urbana y de cohesión económica que nos lleva a buscar el equilibrio entre barrios, de tal manera que las personas vivan en el barrio en el que vivan tengan todos los servicios, puedan acceder a la cultura, tengan un polideportivo cerca…..Sabemos que hay barrios a los que hay que dedicarle más tiempo y más recursos. Esa es la realidad.

Juan Mari Aburto en su despacho del Ayuntamiento de Bilbao

Juan Mari Aburto en su despacho del Ayuntamiento de Bilbao Eldiarionorte.es

¿Cómo marcha la Concejalía de Igualdad?

Estamos en todos los frentes para el feminismo y para la igualdad, pero nunca podríamos decir que estamos haciendo lo suficiente si todavía pasan las cosas que vemos qué pasan. Seguramente si cogiéramos con un coche el espejo retrovisor y miramos el camino recorrido se puede ver que hemos mejorado. Pero ahora dejamos el retrovisor, miramos hacia delante y vemos que todavía nos falta mucho por andar , nos falta mucho por recorrer. Vamos a dedicar una persona en exclusiva a pensar y a trabajar en cómo mejorar para que esa igualdad sea cada día más real y más efectiva.

¿Qué tipo de estrategias o planes tiene para los jóvenes están en el paro, no pueden salir de casa de sus padres, aunque el empleo propiamente dicho no sea una competencia municipal?

Las capacidades de los ayuntamientos son limitadas. Al hablar del paro, podemos identificar tres situaciones diferentes. Una la de los jóvenes. El empleo es lo que a una persona joven le posibilita su proyecto vital. Todos hemos desarrollado nuestro proyecto vital y lo hemos hecho en base al empleo, nos ha posibilitado tener una pareja, formar una familia o simplemente tener un proyecto personal. Y yo pienso mucho en este caso. Tengo dos hijos (uno de 25 años y otro de 29) y pienso mucho en cómo van a ser capaces de volar, de coger las riendas de su vida…. El empleo es la principal herramienta, la que nos va a dar acceso a la vivienda y la que nos va a posibilitar el posterior  desarrollo. Por eso, para los jóvenes pensamos en un proyecto de Bilbao como ciudad universitaria, que va a hacer que recuperemos talento. Junto a la universidad siempre se puede  desarrollar actividad económica. En segundo lugar se habla de emprendimiento, pero el emprendimiento no puede ser la única solución, aunque sea importante. Por qué apostamos por un centro internacional de emprendimiento. Una vez más colaborando con la Diputación. Las dos instituciones nos ponemos de acuerdo para generar un espacio internacional de emprendimiento donde las empresas más importantes se van a unir . Y para los parados de larga duración creo que las cláusulas sociales que podemos ir desarrollando en los contratos a través de empresas de inserción o de centros especiales de empleo nos pueden ayudar a que se incorporen al mercado laboral.  

¿Qué le diría a esas personas que piensan que la delincuencia aumenta por el hecho de que las personas extranjeras están viviendo?

Solo les voy a prometer lo siguiente: cercanía a su problema, responsabilidad en la forma de abordarlo y compromiso personal de trabajar. Hemos establecido un dispositivo especial junto al Departamento de Seguridad del Gobierno del Gobierno vasco que ha permitido rebajar el nivel de delincuencia, aunque explicar esto a quien le han robado la cartera es complicado. Las detenciones en el conjunto de Bilbao se han incrementado en un 61 %. Es decir, ha habido un incremento de actuaciones delictivas, pero también se ha producido un incremento de la eficacia policial.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha