eldiario.es

9
Menú

Las ayudas de alimentación bajan y se canjearán mediante una tarjeta magnética

El Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Vitoria sustituye el importe en metálico que reciben los beneficiarios de ayudas de alimentación por un importe a crédito incorporado a una tarjeta a canjear en un supermercado.

El equipo popular rebaja las cantidades estipuladas a cada familia para "adecuarlas a los gastos de comida".

Con esta medida el Gobierno de Javier Maroto pretende garantizar el control de las prestaciones y "expulsar así a quien se aproveche del sistema".

- PUBLICIDAD -

A partir del mes de marzo los perceptores de ayudas destinadas a la alimentación dejarán de recibir el dinero en metálico y se les entregará una tarjeta con el saldo que les corresponda para cubrir sus necesidades básicas. Así lo ha decidido el equipo de Gobierno de Javier Maroto para garantiza una mayor control de estas percepciones. "Tenemos que prestigiar los servicios sociales y la gestión que se hace del dinero público. Desde el Ayuntamiento ponemos todos los medios a nuestro alcance para garantizar que a todas aquellas personas que tengan unas necesidades sociales lleguen estas prestaciones y expulsar todos aquellos que se aprovechan del sistema y están perjudicando a otras personas que realmente lo necesitan", ha manifestado la concejala de Bien Estar Social, Aihnoa Domaica.

Los beneficiarios podrán adquirir los productos que necesiten con esa tarjeta en la red de supermercados Simply, que son los únicos que disponen de la tecnología que permite el uso de estos soportes magnéticos. Si la experiencia piloto funciona como se espera, se ampliará la oferta de colaboración en este recurso social a otras superficies.

Importes que "superaban los gastos de alimentación"

Al mismo tiempo se adecuarán los importes hasta ahora asignados. Aquellas personas que acreditaban en los servicios sociales de base municipales insuficiencia de ingresos para alimentación pero que no cumplían los requisitos de la Renta de Garantía de Ingresos, RGI, se les entregaba, hasta ahora, una cantidad muy similar a esta ayuda. Los importes de las prestaciones que aplicaba el Ayuntamiento eran los que recogía la Renta de Garantía de Ingresos que concede el Gobierno Vasco.

Pero la RGI es un recurso destinado a cubrir también otro tipo de necesidades. “Vitoria concedía solo para la alimentación la misma cantidad de dinero que Lanbide para cubrir los gastos de comida, vestido, gastos farmacéuticos y demás necesidades básicas a través de la RGI, es decir, que hasta ahora se ha venido dando un importe que superaba los gastos de alimentación”, ha valorado la edil", explican desde el gabinete de Maroto.

Por ello el Gobierno municipal ha decidido revisar los importes. Para aquellas familias con un solo miembro en su unidad familiar, que recibiría, en caso de concesión una RGI  de 612 euros, les entregarán una tarjeta con 270 euros. A las de dos miembros, a quien correspondería 791 euros de RGI, les darán 420 euros y a las de tres, 875 euros de RGI, les concederán un 75% de esta ayuda, 570 euros. Se restringe así la ayuda a cubrir solo, a juicio del PP, el gasto en alimentación.

Según datos proporcionados por la titular de Bienestar Social el pasado 2013 el Ayuntamiento de Vitoria destinó, entre ayudas económicas y vales para el comedor social, 2.429.900 euros a ayudas para alimentación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha