eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cinco gráficos para entender el crecimiento de Ciudadanos

Ciudadanos crece especialmente porque es muy atractivo entre el electorado del Partido Popular, aunque no solo.   

Respecto a hace seis meses, Ciudadanos mejora en casi todos los grupos sociales, pero lo hace aún más en los que ya era fuerte.

El gran reto al que se enfrenta Cs es cómo evitar que el súbito éxito entre votantes de centro-derecha no afecte a su capacidad de ser atractivo entre los votantes más hacia la izquierda.

- PUBLICIDAD -

Ayer el Centro de Investigaciones Sociológicas publicó el avance de resultados de su primer barómetro político del año. Uno de los titulares es el ascenso de Ciudadanos, en intención directa de voto y en porcentaje estimado de voto, siguiendo la tendencia ya marcada en el barómetro de otoño, y en línea con lo que están detectando los institutos demoscópicos privados en los últimos meses. Hace medio año, el CIS estimaba que C's obtendría el 14,5 por ciento de los votos si hubiera elecciones. Hoy ese porcentaje se ha disparado hasta el 20,7. ¿Qué fuerzas están detrás de esta subida? ¿A qué votantes está atrayendo ahora Ciudadanos? ¿Es este crecimiento sostenible? Es muy pronto para dar respuestas a estas preguntas. Aquí ofrecemos solo algunas pistas para empezar a responderlas, ilustradas con cinco gráficos.

Cs está creciendo sobre todo gracias a exvotantes del PP, aunque no solo.

Ciudadanos está atrayendo exvotantes de casi todos los partidos, y pierde muy pocos votantes hacia el resto de fuerzas políticas. La capacidad de atracción de Cs no es sin embargo la misma en todos los electorados. Así, el CIS nos dice que 15 de cada 100 votantes populares admiten que hoy votarían a Ciudadanos. Como además el electorado popular es el más grande, la magnitud absoluta de estos flujos son mucho mayores que los procedentes de los partidos de izquierda, como muestra el gráfico.  

Transferencias de voto (brutas) hacia Ciudadanos procedentes de las tres principales fuerzas políticas, calculadas a partir de los resultados del 26J y de la matriz de transferencias del Barómetro del CIS de Enero de 2018 (millones de votantes) 

C:\fakepath\pdp_cs_2018_graf4.jpg

Las transferencias desde el electorado de PSOE, Podemos y las confluencias son menores (6 de cada 100 votantes socialistas, 5 de cada 100 votantes de Unidos Podemos, aún menos en el caso de las confluencias...), pero no son despreciables. Dado que hay muy pocos votantes haciendo el camino inverso, este flujo de votantes podría, de consolidarse, alterar el equilibrio entre bloques que ha caracterizado la distribución de preferencias políticas en España en las últimas décadas. 

Ciudadanos tiene aún espacio para crecer en el electorado popular  

Es posible que los datos procedentes de la matriz de transferencias (cuántos exvotantes del PP dicen que ahora votarían a Ciudadanos) esté artificialmente minimizando la amenaza que supone Ciudadanos para el partido de Mariano Rajoy. Si en lugar de la pregunta de intención directa de voto usamos la (más suave) propensión a votar un partido en una escala de 0 (no lo votaría nunca) a 10 (lo votaría siempre), es posible detectar un enorme atractivo de Ciudadanos entre estos votantes. 

Porcentaje de encuestados que muestran una probabilidad media o alta (de 5 o más, en una escala de 0 a 10) de votar a Ciudadanos en las próximas elecciones, en función del recuerdo de voto en las elecciones del 26 de Junio de 2016, en el Barómetro de Julio de 2017 y en el Barómetro de Enero de 2018.

C:\fakepath\pdp_cs_2018_graf3.jpg

El gráfico muestra no solo que el atractivo difuso de Ciudadanos es mucho mayor entre el electorado del PP que en el de cualquier otro partido, sino que además que aquí donde más ha crecido en los últimos meses. Más de un 60% de los votantes del PP considerarían votar por Ciudadanos (consideran que su "propensión" a votarlo es, en esta escala de 0 a 10, de 5 o mayor). 

Progresivamente, Ciudadanos se percibe como un poco más de derecha. 

El gráfico siguiente muestra la intención directa de voto a Ciudadanos en función de la ideología del entrevistado (en una escala en la que 1 representa la posición más a la izquierda, y 10 la más a la derecha), en el barómetro de Julio del año pasado y en el de este Enero. Es un resultado consistente con lo anterior: Ciudadanos se ha hecho competitivo en grupos de votantes donde antes era hegemónico el PP. Es cierto que Ciudadanos crece mucho también en posiciones centrales, y el hecho de que en estas posiciones haya más votantes que en las posiciones más extremas hace que la "derechización" sociológica del partido sea, en términos agregados, algo más limitada.

Porcentaje de encuestados en cada posición ideológica (1, máximo izquierda-10, máximo derecha) que muestran que expresan intención de votar a Ciudadanos, en Junio de 2017 y en Enero de 2018.

C:\fakepath\pdp_cs_2018_graf2.jpg

El gran reto al que se enfrenta al partido es cómo gestionar la llegada de estos nuevos votantes de derecha sin escorar excesivamente el perfil ideológico del partido. El gráfico siguiente muestra que cómo Cs ha ido moviéndose progresivamente hacia la derecha a los ojos de los votantes. Y una comparación con el barómetro previo a esta nueva fase de crecimiento revela que esta percepción de derechización es bastante transversal y no es el resultado de las valoraciones "extremas" de los electorados a los que no aspira a atraer: de hecho, son los votantes de Unidos-Podemos los que menos han cambiado su opinión de Ciudadanos en los últimos seis meses. 

Evolución de la posición ideológica media asignada a cada partido, desde 2015 hasta la actualidad (Fuente: serie de barómetros políticos del CIS). 

C:\fakepath\pdp_cs_2018_graf1.jpg

Ciudadanos crece especialmente en aquellos grupos donde ya era popular.

Antes de este proceso de crecimiento, sabíamos que Ciudadanos tenía especialmente éxito entre los votantes con niveles educativos altos, urbanos, y de mediana edad. Habrá que examinar con cuidado los microdatos de este barómetro una vez que estén disponibles, y habrá que ver qué nos dicen futuras encuestas, pero el avance de resultados de ayer parece apuntar a que el crecimiento de Ciudadanos, aunque relativamente transversal, es más acusado dentro de aquellos grupos de población donde ya había penetrado con fuerza. El gráfico muestra la intención de voto ahora y hacer seis meses por grupos de edad, pero algo similar sucede cuando comparamos niveles educativos. 

Intención directa de voto a Ciudadanos por grupo de edad, en Junio de 2017 y en Enero de 2018.

C:\fakepath\pdp_cs_2018_graf5.jpg

Esto puede tener múltiples lecturas, no necesariamente incompatibles entre sí: Puede indicar que la "hegemonía" de la que goza el partido en ciertos entornos es un activo particularmente importante en esta fase de crecimiento, pero puede también apuntar a que siguen existiendo obstáculos para el partido entre determinados nichos de votantes.

Con estos datos en la mano es imposible predecir si el crecimiento de Ciudadanos continuará o ha tocado ya a su fin. Por un lado, parece haber espacio para que Ciudadanos siga atrayendo nuevos votantes, especialmente entre el electorado popular. Pero por otro, no está claro en qué medida la incorporación de estos electores (a los que habrá que atender con políticas y discursos, y que afectarán a la imagen del partido) tendrá consecuencias que limiten las posibilidades de crecimiento del partido entre otros grupos de centro y centro-izquierda a los que Ciudadanos seguramente también aspire a representar.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha