eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

ENTREVISTA | Ramón Espinar

"Una moción de censura para unas elecciones anticipadas en Madrid me parecería una buena salida"

"No vivimos en Black Mirror ni en 1984 de Orwell. No se puede borrar la trayectoria de 26 años de Cifuentes como dirigente del PP", señala el líder de Podemos Madrid

Espinar muestra su sorpresa por "el nivel bajísimo de exigencia de Ciudadanos" y cree que el debate de censura a la presidenta regional debería darse "antes del verano"

El secretario general anuncia que Lorena Ruiz-Huerta será la candidata si no hay acuerdo con el PSOE y apoya a Errejón como candidato en 2019

47 Comentarios

Ramón Espinar, durante una entrevista con eldiario.es en la Asamblea de Madrid.

Ramón Espinar, en la Asamblea de Madrid. Irene Lingua (Podemos) / Madrid

La Asamblea de Madrid ha debatido esta semana los presupuestos de la región para 2017. El bloqueo político generado por los múltiples escándalos de corrupción y problemas internos del PP de Madrid han hecho que su presidenta, Cristina Cifuentes, lleve meses de retraso en la aprobación de las cuentas, que finalmente ha sacado con el apoyo de Ciudadanos.

El secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar (Madrid, 1986), explica en esta entrevista los motivos por los que su grupo ha votado en contra y defiende la necesidad de la moción de censura contra Cifuentes que anunció el líder del partido, Pablo Iglesias.

El viernes la Asamblea de Madrid aprobó los presupuestos de 2017. ¿Por qué los han rechazado?

Son injustos, ineficientes e insolidarios. Son unos presupuestos que consolidan a la Comunidad de Madrid como una de las regiones más ricas de Europa, algo que no es mérito de Cristina Cifuentes, sino de la posición global que ocupa Madrid como capital de España, que atrae turismo por el Museo del Prado, el Reina Sofía o el Retiro, que no los puso ahí Cifuentes. Es una región que genera mucha actividad económica y un nodo de primer nivel en Europa.

Con todo eso, es la región más desigual de España. En Madrid encontramos una diferencia de siete años de esperanza de vida entre unos distritos y otros. En Madrid encontramos 70.000 personas en las listas de espera sanitarias mientras se invierte en hospitales privados, que no le han agregado al sistema una sola cama nueva, negocio de ladrillo a partir de la Sanidad. Las ratios educativas no se cumplen. Es decir, la Comunidad de Madrid va mal. Está mejor que otras comunidades por sus condiciones económicas, pero la intervención de la Administración no está funcionando bien. Por eso no podemos votar a favor.

¿No tiene Cifuentes ningún mérito en esa situación?

Cifuentes tiene una buena imagen pública porque concita en torno a sí una coalición de intereses económicos muy grande. Una de las derivadas es una imagen pública en los grandes medios de comunicación casi impecable. Que alguien me diga una sola reforma que haya emprendido Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid. ¿Qué ha hecho? ¿Qué línea de Metro ha puesto en marcha? ¿Qué reforma educativa? ¿Qué reforma sanitaria? ¿Qué reforma de los servicios sociales? ¿Qué ha hecho con la fiscalidad? No ha hecho nada más que continuar la senda de Ignacio González y de Esperanza Aguirre. Es lo que se podía esperar de una persona que lleva 26 años siendo diputada del PP en la Asamblea, más de lo mismo.

El PP defiende que ha incorporado más de 100 enmiendas de la oposición. ¿En los presupuestos hay algo de Podemos, algo que puedan decir que es suyo?

Cristina Cifuentes tiene una idea de la oposición un poco sui generis porque considera oposición a Ciudadanos, que es quien la apoya para ser presidenta de la Comunidad de Madrid. Claro que han negociado enmiendas con Ciudadanos, porque si no, no le daba para aprobar los presupuestos. Cifuentes necesita los 17 diputados de Ciudadanos para sumarlos a los del PP y tener mayoría. No hay nada de novedoso ni de dialogante en esto.

Lo sorprendente no es la posición de Cifuentes, sino la de Ciudadanos. El nivel bajísimo de exigencia de Ciudadanos con Cifuentes. Vinieron a regenerar la vida pública y a cambiar la política pero han consolidado al PP de Madrid, de Murcia, al PSOE de los ERE y a Mariano Rajoy como presidente. El miércoles buena parte de la dirigencia de Ciudadanos estaba en el palco del Bernabéu viendo el partido entre el Real Madrid y el Atlético. Estéticamente, con la que está cayendo y con lo que pasa en los palcos, las conversaciones de Enrique Cerezo [presidente del Atlético] e Ignacio González... No tiene que haber nada raro en ir a un partido y sentarse en el palco pero estéticamente la actitud de Ciudadanos me parece de estafa democrática porque están gobernando en contra de lo que prometieron.

Dice que no le sorprende el apoyo de Ciudadanos. ¿Descartan entonces que apoyen la moción de censura que han anunciado?

No, les emplazamos a rectificar.

¿Tienen conversaciones con ellos, aunque sean de pasillo?

Nos vamos a ver con ellos, pero vamos a ir paso a paso. Los dirigentes la impulsamos, pero otra cosa es que nuestras bases quieran. Por eso les preguntamos. Yo creo que hemos acertado y que van a decir mayoritariamente que quieren la moción, pero hasta que no se terminen de pronunciar en participa.podemos.info no nos vamos a sentar a hablar con otras fuerzas políticas. Y después impulsaremos la moción de censura en función de los apoyos y de las posibilidades.

Respecto de Ciudadanos, están emplazados a pensar si ser una alternativa al PP y ser una opción regeneradora es compatible con sostener a Cristina Cifuentes en la Puerta del Sol. Tienen que pensar si quieren ser obedientes a su electorado o a los poderes económicos que les piden que sostengan al PP porque hay mucho dinero en juego.

Una de las críticas que se ha hecho a Podemos tanto en Madrid como a nivel estatal es precisamente haber anunciado la moción sin haber hablado antes con los otros partidos. ¿Cree que deberían haber seguido otro orden?

Con franqueza, yo avisé al PSOE antes de anunciar la moción de censura. Llamé a Ángel Gabilondo y le avisé de que lo íbamos a anunciar y del trámite que llevaba. Hay una buena disposición y diálogo con los actores que dirigen el PSOE en Madrid, por un lado el grupo parlamentario y por otro la dirección de Sara Hernández, pero nosotros no podemos tomar una decisión estratégica sin consultar a las bases.

Gabilondo recibió en un principio el anuncio de la moción con frialdad para afirmar ahora que quiere iniciar contactos con Ciudadanos. ¿Temen que les quieran arrebatar la bandera de la moción contra Cifuentes?

Ángel es un hombre inteligente a quien en un primer momento la gestora del PSOE le dijo "a estos ni agua". Es lo que llevan diciendo mucho tiempo. Susana Díaz nos ha dicho que somos los tontos útiles de la derecha. Pero Ángel Gabilondo es más inteligente que Susana Díaz y tiene mejor olfato político y, cuando ha visto que la moción es una demanda social, ha decidido por lo menos no ponerse de frente. Creo que es una buena noticia que la iniciativa contra la normalización de la corrupción del PP que hemos emprendido concite apoyos también en el PSOE.

Quiero ser respetuoso con el PSOE, pero me gustaría que las voces que son tan beligerantes con nosotros y con las mociones a Cifuentes y Mariano Rajoy le plantearan una consulta a sus bases. Y con la respuesta de sus bases en su mano, nos dijeran quién ha sido el tonto útil de la derecha y del Ibex35.

¿Podemos está dispuesto, en Madrid y a nivel estatal, a votar al candidato que el PSOE proponga?

Si hay la posibilidad de desalojar al partido más corrupto de Europa del Gobierno y de articular una mayoría progresista, no la vamos a desaprovechar.

Esa posibilidad existió en 2015 y en 2016.

Lo que no puede ser es convertir el debate público en un debate neurótico, que es lo que hace el PSOE. Discute todo el rato sobre si pudo ser Pedro Sánchez presidente del Gobierno y sobre quién va a mandar dentro del partido. Pero la vida política no va de las neurosis internas de cada formación. Nosotros las hemos tenido, es una crítica que me aplico a mí también, pero hay que cerrarlo y anteponer los problemas reales del país.

¿Estarían abiertos a una moción técnica, como se llamó en Murcia, que diera paso a unas elecciones anticipadas?

Tendríamos que tener el debate en los órganos correspondientes. Mi opinión personal, sí. Me parecería una buena salida a esta situación.

El domingo termina la consulta y no parece que los militantes de Podemos se vayan a posicionar contra la moción. ¿Qué plazo se dan para registrar la moción?

Terminemos la consulta y cuando pase haremos una ronda de contactos con PSOE y Ciudadanos. Creo que es malo anticipar qué va a pasar si fracasa, porque queremos que salga bien.

Ramón Espinar, durante una entrevista con eldiario.es en la Asamblea de Madrid.

Ramón Espinar, durante la entrevista con eldiario.es en la Asamblea de Madrid. Irene Lingua (Podemos) / Madrid

En esa ronda, ¿qué calendario van a plantear a los otros partidos?

Sería deseable tener un debate sobre la censura a Cifuentes en la Asamblea de Madrid antes del verano.

¿Quién será el candidato de la moción de censura?

Eso va a depender de la ronda de contactos con el PSOE y Ciudadanos. Si esa ronda no va bien, la moción de censura va más allá de las cuentas y de los números, es un imperativo ético y moral. Iremos adelante y lo adecuado, si tenemos que ir solos los 27 diputados de Podemos, es que la candidata sea la portavoz, Lorena Ruiz-Huerta.

El próximo 20 de mayo han convocado una concentración en apoyo de la moción de censura. ¿Para entonces tendría que haber una respuesta del resto de partidos?

En Madrid sí, con toda seguridad.

El 2 de mayo se ausentaron de los actos oficiales, donde por primera vez no estuvieron todos los predecesores de Cifuentes. ¿Qué lectura hace de que Cifuentes no invitara a Leguina, Gallardón o Aguirre?

Nosotros tenemos mucho respeto al 2 de mayo y nos parecía que participar en el paripé de las copas de champán y canapés cuando estamos diciendo que está deslegitimada para ser presidenta de la Comunidad de Madrid era un mensaje erróneo.

A los expresidentes por protocolo tenía que haberlos invitado. ¿Le tiene miedo Cifuentes a una foto con Aguirre? Está internet lleno de fotos de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes juntas. Puede intentar una huida hacia adelante y un lavado de imagen, lo está intentado con todas sus fuerzas, pero afortunadamente no vivimos en Black Mirror ni en 1984 de Orwell y no se puede borrar la trayectoria política de 26 años de Cifuentes como dirigente del PP. Me decía el otro día una diputada del PP que no podía meter a Cifuentes en el mismo saco que a Granados o a Ignacio González. No, es que el saco es el PP y en el saco se ha metido sola.

En el acto oficial del 2 de mayo sí estuvo la alcaldesa, Manuela Carmena.

Claro, obviamente. Carmena no va en representación de un partido sino de una institución que es el Ayuntamiento de Madrid. Por supuesto que tiene que ir. Por fea que le resulte a Manuela, que sé que le resulta, una foto en estos días con Cristina Cifuentes. A Carmena, que se ha dedicado a la justicia toda su vida, lo que pasa en la Comunidad de Madrid la tiene que tener escandalizada.

Esa tarde se celebró un acto de Podemos, el primero en muchos meses en que Pablo Iglesias e Íñigo Errejón compartían escenario. ¿Se ha normalizado la situación en Podemos tras Vistalegre 2?

Tuve la suerte de que hablé inmediatamente antes con Íñigo y tuve que presentarle. Y dije lo que te voy a decir ahora. Nosotros hemos discutido mucho, compartimos mucho pero tenemos diferencias sobre el rumbo del cambio político en España. Tengo diferencias de fondo con muchos de los planteamientos de Íñigo. Pero me parece que es uno de los intelectuales clave para entender la política de nuestro tiempo no solo en España sino en Europa. Es una persona fundamental para Podemos. Pero sobre todo ahora, en Podemos vamos a estar todos juntos siempre. No nos han elegido para hacer carrera política sino para cambiar las cosas.

Se filtró un acuerdo entre Iglesias y Errejón para que fuera el candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid en 2019, pero eso no se ha constatado todavía. ¿Cree que es Errejón el mejor candidato para enfrentarse a Cifuentes en 2019?

Íñigo reúne dos condiciones que le hacen la persona oportuna. La primera, que él quiere ser presidente de la Comunidad de Madrid. Tiene ganas. Y a mí me parece que es muy buen candidato. Además, es muy importante en una herramienta política como Podemos que todo el mundo encuentre lo que los chinos llamaban su lugar bajo el sol. Si Íñigo está contento, significa que vamos a un Podemos más unido y más fuerte.

A veces toca dar un paso al frente y asumir más protagonismo, y a veces un paso al lado y asumir que para este proyecto es mejor que el que dé un paso al frente sea un compañero. Desde luego, esa va a ser mi actitud.

Lorena Ruiz-Huerta se perfila como candidata de la moción de censura, Errejón como candidato en 2019. ¿Cuál será la función del secretario general de Podemos en Madrid?

El secretario general de Podemos en Madrid, que soy yo, además es portavoz de Podemos en el Senado. Tiene bastante follón y trabajo. Hablando en serio, orgánicamente a mí me está tocando pilotar un proceso que es bastante desconocido pero que es jodido, que es el de construir a Podemos en la Comunidad de Madrid como una referencia. La esfera pública en Madrid está destrozada, apenas hay información y opinión sobre la región, y por tanto hay que construir hacia dentro y hacia afuera un referente político. Ese trabajo tiene menos relevancia pública pero es fundamental. Estoy muy contento donde estoy y, si me preguntas, me gustaría soltar un poco de trabajo y tener menos visibilidad, que me ahorraría algunos disgustos personales.

¿Cómo van las conversaciones con IU y Equo para una candidatura unitaria en 2019?

Una premisa. Si lo que construimos en 2019 es una suma de partidos, no va a molar nada. Tenemos que construir para 2019 un referente del espacio político del cambio, de toda la gente que lo quiere. ¿Eso pasa por IU y Equo? Absolutamente. Son formaciones políticas hermanas con las que las relaciones son inmejorables.

Pero tenemos que ir más allá de eso atendiendo a dos perfiles. Hay mucha gente que piensa que la política no va con ellos. Desde el 15M hemos sido capaces de repolitizar la sociedad y reconvertir la política en un eje de movilización, pero sigue habiendo mucha gente que pasa, que tiene problemas relacionados con lo político pero que no conecta.

Y segundo, hay muchos socialistas que están muy cansados de que su partido apoye la Ley de Estabilidad Presupuestaria, le entregue el Gobierno a Rajoy, impulse la reforma del artículo 135 de la Constitución... Hay muchos socialistas que quieren cambio. Nuestra responsabilidad es ser capaces de ser el motor de un espacio político de cambio que garantice que hay un orden alternativo al del PP en Madrid y en el conjunto del Estado.

En 2019 también hay elecciones municipales. Manuela Carmena ya ha anunciado que no va a repetir y se ha abierto el melón de la sucesión. ¿Cuál es el planteamiento de Podemos? ¿Quién ve usted que puede sustituir a Carmena?

Con toda franqueza, a día de hoy mi candidata para el Ayuntamiento de Madrid en 2019 es Manuela Carmena. Y lo digo con toda la carga que tiene.

Pero no va a repetir.

Hay que intentarlo.

¿Hay opciones de que repita?

Todo el mundo tiene claro que cuando uno gobierna los proyectos tienen que ser de ocho años. El proyecto de Ahora Madrid y de Manuela Carmena necesita de otros cuatro años. A mí me gustaría mucho que fuera ella.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha