Crespo enmaraña el juicio de Gürtel solicitando documentos originales

Pablo Crespo durante el juicio del caso Gürtel

Pablo Crespo ha dado hoy un paso más en su estrategia de defensa. Si el lunes optó por negar todos los hechos, este martes, con la ayuda de su abogado, ha tratado de entorpecer el desarrollo del juicio de Gürtel negándose a contestar si no se le entregaba los documentos originales sobre los que le interrogaba la Fiscalía: "Si no me lo exhibe en papel no le voy a contestar". Su letrado ha advertido a la sala que llevará al Tribunal Supremo lo que considera "una falta de derecho de defensa de libro".

Correa y Crespo, dos amigos con estrategias procesales muy distintas

Correa y Crespo, dos amigos con estrategias procesales muy distintas

Crespo y su abogado, Miguel Durán, han intentado enmarañar la sesión desde el principio. Al comienzo de la segunda jornada de su declaración han pedido que todos los documentos sobre los que fuese a preguntar la fiscal Concepción Sabadell se exhibiesen en papel, y no solo a través de las pantallas que hay en la sala. Crespo ha pedido también ver físicamente el pendrive del que se extrajeron los archivos Excel sobre los que se le está interrogando.

“Ese pendrive no es de Pablo Crespo”, ha respondido cuando finalmente se le ha mostrado la prueba, que se encontró en un sobre a su nombre. Más reparos ha puesto el tribunal para acceder a la petición de que se mostrasen los documentos originales. Ante la afirmación del presidente de la sala, Ángel Hurtado, de que este es un proceso informatizado, Durán, que es invidente, ha advertido desafiante de que por el momento no había "hecho uso obstruccionista" de cuestiones que podían haber afectado a su defensa.

Crespo, por su parte, ha insistido en que no iba a responder sobre nada que no pudiese ver físicamente. “No puedo ratificar nada que vea a través de una pantalla”, ha dicho a la fiscal, después de que ayer manifestase algunas dudas sobre si la firma que aparece en los documentos es la suya.

El tribunal no ha dado su brazo a torcer y tras varios recesos ha decidido que "toda la documentación con la que se trabaje será a través del sistema virtual, informático", apoyándose en una "política de papel cero". Ante esa decisión, Durán ha elevado el tono al denunciar que se está vulnerando de manera "flagrante" el derecho de defensa. Es más, ha amenazado con denunciar este hecho en un eventual recurso de casación ante el Tribunal Supremo para anular la posible condena. Los abogados de Luis Bárcenas e Isabel Jordán se han sumado a su protesta.

"No voy a contestar"

A pesar de la negativa del tribunal, Crespo ha continuado con su estrategia. Ha insistido en no responder sin tener copia en papel de los documentos. "Lo que leo en la pantalla no lo reconozco, si lo viera en papel tal vez…", ha repetido en varias ocasiones. Ante la imposibilidad de hacerlo se ha mostrado tajante: "No voy a contestar".

Sus negativas a responder sobre documentos "en pantalla" o sobre "fotocopias" han llevado a Hurtado a interrumpir la declaración y a pedirle a Crespo una de las copias que estaba manejando. "No veo tanta diferencia entre el papel y lo que está viendo en pantalla", le ha dicho el magistrado.

Crespo también ha intentando entorpecer su declaración exigiendo los datos informáticos de todas hojas de Excel que ha utilizado Sabadell durante sus preguntas. "Si tiene la bondad de mostrarme los metadatos", pedía a la fiscal cada vez que esta mostraba un nuevo documento.

En las pocas ocasiones a las que ha contestado, el lugarteniente de Francisco Correa ha vuelto a descargar en este toda la responsabilidad, o ha insistido en que no conoce las cuestiones sobre las que se le interrogaban. Crespo no ha reconocido su letra en las anotaciones a mano de las facturas de Pasadena Viajes y ha vuelto a negar los sobornos a cargos públicos: "Yo nunca le he entregado un céntimo al señor Jesús Sepúlveda".

Crespo ha dicho que él no se encargaba de entregar dinero a los alcaldes a cambio de las adjudicaciones para sus empresas. "Como ha reconocido el señor Correa, esas relaciones las llevaba el señor Correa, no he participado en nada relacionado con ese asunto", ha afirmado. También ha dicho no saber nada sobre si la red pagó actos del PP e incluso ha bromeado con las siglas que aparecen en las anotaciones de la trama corrupta: "Unas siglas pueden representar muchas cosas, S.E. puede ser Su Excelencia o puede ser Special Events".

"Hicimos para el PP la campaña del ‘tamayazo’"

Tras un receso, Crespo ha moderado sus desafíos a la Fiscalía y se ha mostrado más dispuesto a contestar a algunas de las preguntas de Sabadell. Ha reconocido que las siglas P.C. en un documentos sobre reparto de beneficios entre miembros de la trama son suyas, pero ha asegurado que se trataba de ingresos "por actividades completamente lícitas, de una actividad realizada y facturada a un partido político".

Entre las actividades que desarrollaban algunas de sus empresas, Crespo ha recordado que trabajaron para el PP en varias ocasiones: "Hicimos para el PP la campaña electoral de las las elecciones autonómicas de mayo -de 2003-, las del ‘tamayazo’, y las que se repitieron en octubre". Sin embargo, ha negado que se esos trabajos generasen ingresos ilícitos que se repartían luego entre los cabecillas de la red, como consta en la contabilidad B de la trama. "No tengo ninguna relación con esa cantidad", ha respondido sobre las anotaciones de entrega de efectivo a su nombre.

Crespo también ha circunscrito sus relaciones con Luis Bárcenas al ámbito profesional. "Era un proveedor que iba a cobrar, con bastante presión en cuanto a los precios, lo servicios al PP", ha dicho sobre el extesorero del PP, al que ha definido como una persona "muy eficiente, muy educada" pero "muy dura" a la hora de discutir los precios. Lo mismo ha dicho sobre sus intercambios de correos con Jesús Merino o con Gerardo Galeote, con los que solo trató asuntos profesionales, ha dicho.

Etiquetas
Publicado el
25 de octubre de 2016 - 12:30 h

Descubre nuestras apps

stats