Podemos pide la imputación Álvaro de Orleans, primo de Juan Carlos I, y de Villar Mir en el caso Villarejo

El rey saluda a Corinna Larsen durante un acto en 2006.

Podemos quiere estrechar el cerco sobre algunas personas cercanas a Juan Carlos I en la pieza del caso Villarejo que apunta a presuntos delitos del rey emérito. La formación, que ejerce la acusación popular en esa macrocausa, considera que las conversaciones aportadas a la investigación revelan “múltiples indicios de criminalidad” en la actuación de algunas personas en las que la Audiencia Nacional debe indagar. 

Todos los protagonistas del caso de la fortuna de Juan Carlos I en Suiza

El partido pide la imputación de Álvaro de Orleans, el primo de Juan Carlos I, a quien Larsen señala en los audios de Villarejo como testaferro del rey emérito, aunque él lo niega. También solicita varias comisiones rogatorias dirigidas a Suiza o Mónaco para recabar información sobre su entramado societario. Asimismo, Podemos pretende que la investigación que sigue el juez Manuel García Castellón se extienda al empresario Juan Miguel Villar Mir, también citado en las grabaciones; y al abogado Dante Canonica —ya investigado en Suiza— y de cuyos servicios se habría servido el emérito para crear una supuesta estructura de blanqueo, siempre según la expareja del monarca. 

En la pieza ya está imputada Larsen, el comisario Villarejo, el socio de éste, Rafael Redondo, y Juan Villalonga, expresidente de Telefónica, que fue quien presuntamente puso en contacto a Larsen y a Villarejo y organizó el encuentro de la grabación, en 2015, en la que también aparece.

Estas peticiones constan en un escrito en el que Podemos se opone al recurso en el que la expareja del rey emérito pide el archivo de la pieza número 5, denominada Carol, que investiga en la Audiencia Nacional los indicios de delitos que se desprenden de unas grabaciones incautadas al comisario en las ella aparece hablado con el policía y que señalan a Juan Carlos I, si bien el emérito no puede ser investigado por la Audiencia Nacional al estar aforado ante el Supremo. 

La defensa de Larsen recurrió ante la Sala de lo Penal su imputación alegando que se trata de una investigación "meramente prospectiva" y sosteniendo que se le imputa cuando no hay querella de Fiscalía ni denuncia previa de la persona agraviada. Recientemente, la defensa de Villarejo también se ha adherido a este recurso afirmando —como también sostuvo Larsen— que no era funcionario público en activo cuando se reunió con la expareja del monarca. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats