PSOE y Unidas Podemos vuelven a discrepar por una investigación parlamentaria a Juan Carlos de Borbón

Adriana Lastra conversa con Pablo Echenique.

La investigación al rey Juan Carlos I por las comisiones que presuntamente percibió de Arabia Saudí vuelven a evidenciar la divergencia que tienen los socios de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, respecto al trato que el Congreso debe dispensar al exjefe del Estado. El grupo que pilota Pablo Echenique ha registrado una nueva solicitud de comisión de investigación después de que la Fiscalía haya iniciado un procedimiento para determinar si el emérito incurrió en blanqueo y delito fiscal tras su abdicación en el año de 2014, un periodo en el que no estaba protegido por la inviolabilidad que la Constitución confiere al monarca.

La pérdida de esa inviolabilidad tres su abdicación en junio de 2014 es argumento que esgrime el grupo confederal, y antes la Fiscalía, pero los socialistas creen que el Congreso no es el "lugar" para fiscalizar las finanzas de Juan Carlos de Borbón.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son conscientes de que la relación con la Monarquía iba a ser una de las divergencias en el seno del Gobierno de coalición. Una de las discrepancias pactadas. Echenique comunicó a su homóloga del PSOE, Adriana Lastra, su intención de registrar una propuesta de comisión de investigación sobre las finanzas del exmonarca. Ni la portavoz socialista le pidió que no lo hiciera ni el del grupo confederal le reclamó el apoyo. En Unidas Podemos asumen, no obstante, que no lo obtendrán.

"No es una sorpresa para nadie que tenemos posiciones diferentes en este punto. Hemos sabido mantenerlas desde el respeto mutuo: respetamos la posición del PSOE, aunque no la compartamos; el PSOE respeta nuestra posición. Quiero agradecerles ese respeto. Pone de manifiesto que se pueden dar acuerdo y se pueden tener socios sin que para ello haya que estar de acuerdo en todos los puntos", expresó Echenique este jueves en una rueda de prensa en el Congreso.

El texto de Unidas Podemos enmarca la labor de esa comisión en el análisis de esas "presuntas ilegalidades o irregularidades cometidas por el ex Jefe de Estado, Don Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias con posterioridad a junio de 2014". Para el grupo confederal, se sortea así el argumento con el que los servicios jurídicos del Congreso se han posicionado en contra de la creación de una comisión de investigación sobre el monarca en el pasado: su inviolabilidad.

Esa prerrogativa desapareció en el momento en que abdicó en su hijo, Felipe VI, según argumenta el ministerio público para iniciar una investigación sobre el presunto cobro de comisiones.

De hecho, Unidas Podemos no ha firmado en esta ocasión la propuesta de comisión de investigación planteada por ocho partidos nacionalistas y minoritarios (ERC, JxCat, PNV, EH Bildu, Más País-Equo, CUP, Compromís y BNG). El texto no especificaba el periodo a investigar en el Parlamento y, por tanto, podría incluir los años de Juan Carlos I al frente de la Jefatura del Estado en los que era inviolable.

Estas formaciones sí se han sumado al escrito impulsado por el grupo confederal y que será registrado en los próximos días.

El texto sostiene que "tampoco puede ser argumentado que se trate de un acto de control a la Jefatura del Estado, ya que no ostenta en la actualidad tal condición". Trata de adelantarse así a otra de las razones que han esgrimido los letrados del Congreso para rechazar otras propuestas similares: que el Parlamento ejerce una función de control al Gobierno, pero no a otras instituciones del Estado.

El Reglamento del Congreso señala en su artículo 52 que el Pleno del Congreso "podrá acordar la creación de una comisión de Investigación sobre cualquier asunto de interés público".

Echenique explicó que tampoco serviría como argumento jurídico que se trata de una investigación a un particular porque "afecta a más elementos" como "empresas españolas que han obtenido adjudicaciones en un tercer país". "Ha habido pegas respecto a la imposibilidad de investigar a particulares, entendemos que no es el caso", señaló Echenique, que aseguró que el exfede del Estado "tiene un papel especial, pero no se trata de una investigación sobre un particular sino unos hechos que tienen un interés general".

Ninguna de las solicitudes sobre el rey han llegado a debatirse en el Hemiciclo porque no han pasado la barrera de la Mesa del Congreso, que en esta legislatura está conformada por tres socialistas, tres miembros de Unidas Podemos, dos del PP y uno de Vox.

El órgano presidido por Meritxell Batet y que se encarga de pilotar la actividad de la Cámara tendrá que calificar las propuestas, previo informe de los letrados de la Cámara. Hasta ahora, el PSOE siempre se ha opuesto a la creación de comisiones de investigación que afectaran a la Monarquía -al igual que han hecho PP y Vox, y Ciudadanos en la anterior legislatura- aduciendo que iba en contra de las normas, según reflejaban los escritos de los letrados.

Ahora sostienen que habrá que esperar a que los servicios jurídicos se pronuncien de nuevo. "Y luego ya veremos", señalan fuentes oficiales del PSOE, que recuerdan que "en numerosas ocasiones" se han pronunciado contrariamente a investigar a Juan Carlos de Borbón. "Estas son las Cortes para ver al Gobierno, no al rey", agregan.

Los socialistas rechazan la comisión al considerar que el Parlamento no es el "lugar" para fiscalizar los presuntos desmanes del exjefe del Estado. "La justicia está para juzgar los hechos presuntamente ilícitos de cualquier ciudadano", expresó el portavoz adjunto en la Cámara Baja, Felipe Sicilia, en una entrevista en TVE.

El intento de la izquierda parlamentaria y los grupos nacionalistas por investigar al rey emérito ha fracasado en otras cinco ocasiones en el Congreso. Las dos últimas fueron en marzo, cuando la Mesa -con el voto de PSOE, PP y Vox- rechazó las peticiones de creación de comisiones realizadas por esos grupos después de que la Fiscalía Anticorrupción solicitara a Suiza información sobre las cuentas del emérito.

En 2018, la Mesa del Congreso rechazó hasta tres veces investigar a Juan Carlos de Borbón. En julio de ese año Unidas Podemos lo solicitó junto a ERC, Compromís, PDeCAT y Bildu, para analizar las supuestas actividades irregulares del rey emérito mencionadas en una conversación grabada por el excomisario José Manuel Villarejo a Corinna Larsen.

El máximo órgano de gobierno de la Cámara Baja vetó la iniciativa en septiembre de ese mismo año con los votos en contra de PP, PSOE y Ciudadanos. Entonces los tres grupos se remitieron también a los servicios jurídicos del Congreso, que consideran que el Parlamento no tiene competencias de control sobre el jefe del Estado. Ya entonces Unidas Podemos recurrió asegurando que las investigaciones que realizaría la solicitada comisión afectarían a las actividades de Juan Carlos de Borbón a partir de 2014, cuando dejó de ser inviolable al abdicar. Pese a la matización, la Mesa volvió a rechazar la iniciativa en octubre, alegando de nuevo la protección constitucional de la Corona recogida por los letrados de la Cámara.

Unidas Podemos lo volvió a intentar en noviembre de 2018 cuando presentó otro recurso en la Mesa del Congreso criticando que dicho órgano tratara de perpetuar la inviolabilidad del monarca con "efectos permanentes". Pero la Mesa volvió a rechazarlo.

Etiquetas
Publicado el
10 de junio de 2020 - 21:52 h

Descubre nuestras apps

stats