El nuevo Gobierno promete un programa de exhumaciones de fosas e instaurar un día de las víctimas del franquismo

La Abadía Benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.

El documento pactado entre el PSOE y Unidas Podemos, que marcará la acción de Gobierno esta legislatura, incluye un par de medidas relacionadas con la memoria histórica. También un par de ausencias, entre ellas una destacada: no hay rastro de la disolución de la Fundación Franco que Pedro Sánchez prometió en directo en uno de los debates electorales. Sí que "prohibirán" la exaltación de la dictadura en público, pero esto no implica la ilegalización de la Fundación.

El nuevo Gobierno eliminará conciertos a los centros que segreguen e incluirá el dentista en el Sistema Nacional de Salud

El nuevo Gobierno eliminará conciertos a los centros que segreguen e incluirá el dentista en el Sistema Nacional de Salud

Después de la medida estrella del anterior Ejecutivo, que logró sacar a Francisco Franco del Valle de los Caídos el pasado octubre, al de coalición le quedan varias tareas pendientes con la memoria. Se lee en el texto que el Gobierno implementará un programa de exhumaciones de las víctimas del franquismo que continúan en fosas. Sin embargo, pese a que Patrimonio ya dio luz verde para comenzar las labores en el Valle, el texto no menciona explícitamente la basílica. Solo se refiere, específicamente, a "las víctimas que continúan en fosas comunes".

Otra de las medidas contempladas es que se retirará la simbología franquista de lugares públicos, como prevé la actual Ley, y prohibirán la exaltación de la dictadura y el dictador en público, y "estudiarán" vías legales para retirar condecoraciones a personas que cometieron actos criminales no juzgados, como podrían ser las medallas a Billy el Niño.

También se auditarán "los bienes expoliados por el franquismo para devolverlos a sus legítimos titulares", concretando la recuperación "inmediata" del Pazo de Meirás para patrimonio público, y dicen que declararán nulas las condenas dictadas durante la guerra o la dictadura por motivos políticos, ideológicos, de orientación sexual o de género.

Además, el Gobierno quiere instaurar dos días en honor de las víctimas. PSOE y Unidas Podemos quieren declarar el 31 de octubre día de recuerdo para todas las víctimas del franquismo, coincidiendo con la efeméride de la aprobación en las Cortes de la Constitución –el día de la Carta Magna se celebra el 6 de diciembre porque es el día que se aprobó en referéndum–. El 8 de mayo será, si la propuesta del pacto sale adelante, el día de las víctimas del exilio, y coincide con la fecha en que acabó la II Guerra Mundial.

En relación al exilio, el nuevo Ejecutivo reconocerá la nacionalidad española a las personas descendientes de progenitores españoles pero que nacieran en el extranjero "en cualquier momento". La medida no es exclusiva para los exiliados por la Guerra Civil, pero "a quienes perdieron la nacionalidad en el exilio (...) se les reconocerá con el fin de saldar esa deuda histórica".

Etiquetas
Publicado el
30 de diciembre de 2019 - 17:33 h

Descubre nuestras apps