eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Argumentos para dummies no racistas y ‘buenistas’ (I)

Aquí tienes una guía básica de cómo canalizar tus buenos sentimientos con algunos argumentos. Que nadie te ridiculice cuando defiendas que las personas extranjeras (no europeas) deben recibir un trato digno  

34 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Andalucía pide al Gobierno que regule la solidaridad de las CCAA frente a la inmigración

Andalucía pide al Gobierno que regule la solidaridad de las CCAA frente a la inmigración EFE

Si los políticos y los tertulianos te están haciendo sentir mal, si cada vez son más las voces que en tu entorno cercano repiten mensajes racistas y xenófobos sin pudor sabiendo tú que no son verdad, aquí tienes una guía básica de cómo canalizar tus buenos sentimientos con algunos argumentos. Que nadie te ridiculice cuando defiendas que las personas extranjeras (no europeas) deben recibir un trato digno, respetuoso y conforme a derecho. Tú ya sabes que no son delincuentes ni terroristas, que no vienen a quitarnos el trabajo, que no abusan de nuestros servicios públicos, que no nos están invadiendo y que, desde hace más de 30 años, están generando riqueza y aportando con su dinero y trabajo a las arcas públicas de nuestro país.

Pero si a pesar de esto, te señalan por tus buenos sentimientos, lee estos argumentos que igual te ayudan a zafarte de las encerronas sin acomplejarte ni autocensurarte. Decenas de declaraciones y normativas de derechos humanos te avalan, pero, sobre todo, desde hace siglos, centenares de líderes pacifistas y espirituales vienen señalando que la hospitalidad, la tolerancia y la generosidad son valores que alejan de las sociedades a dictadores, genocidas y tiranos.

A fecha de hoy, esto es lo que dicen organismos, instituciones y personas independientes que trabajan en contacto con las realidades que viven las personas migrantes y desplazadas que ahora son, injusta y abusivamente, criticadas por quienes quieren acceder al poder a cualquier precio.

Los manteros

La realidad de la venta ambulante por parte de manteros es algo que se remonta a principios de este siglo y quienes la llevan a cabo no son víctimas de las mafias ni ocupan las calles de manera violenta. “Es falso que las mafias estén detrás de ellos. Podrá haber redes mafiosas, pero la realidad es que todos los manteros que conozco compran ellos mismos su género, sobre todo en las grandes superficies regentadas por chinos. Los manteros son solidarios entre sí y se ayudan a comprar los productos. Gastan entre 200 y 300 euros de su bolsillo cada vez que van a esos almacenes, vendiendo luego lo comprado por un poco más. Es algo que no quieren hacer, pero les obliga, como a muchos ciudadanos hoy, la necesidad. Pese a los estereotipos, muchos tienen sus papeles en regla y son chicos cualificados que hasta hace unos años podían estar trabajaban como albañiles o electricistas. Solo una vez perdido el empleo y ante la imposibilidad de encontrar otro, es cuando muchos acaban otra vez en la manta.” Pepa Torres, religiosa apostólica que ha trabajado en contacto directo con esta realidad en Lavapiés. Aquí puedes leer todo el reportaje de la revista Vida Nueva.

Los Centros de Internamiento Temporal de Extranjeros (CETI)

Diseñados originalmente para períodos cortos de estancia de migrantes irregulares llevan una década súperpoblados y con estancias de más de un año para la mayoría de las personas que permanecen allí. Son inadecuados para la atención de cualquier ser humano tenga la nacionalidad que tenga y venga de donde provenga, especialmente para mujeres, niños y personas LGTBI, que son altamente susceptibles de sufrir abusos y agresiones.

En 2016, ACNUR ya pidió una reforma urgente tanto de las instalaciones como del modelo de funcionamiento y hace menos de un mes, el Grupo de Expertos contra el Tráfico de Seres Humanos del Consejo de Europa (GRETA) ha publicado su segundo informe sobre España, instando expresamente a las autoridades a que dentro de los CETI se “prestase mayor atención a la detección proactiva de víctimas de trata entre los solicitantes de asilo y las personas detenidas por inmigración con tiempo suficiente para recabar la información necesaria teniendo en cuenta su experiencia traumática”. A tal efecto, aconsejan que se “capacite” adecuadamente al personal que trabaja en los CETI. También ha expresado su preocupación porque entre 2013 y 2016 ya se constataban “las condiciones de hacinamiento en que permanecen los migrantes, incluidos los menores, incrementándose con ello el riesgo de que los niños sean víctimas de trata o abusos”.  Aquí puedes leer el informe completo (en inglés)

Las devoluciones en caliente

Incumplen las leyes internacionales y la ley española de Extranjería que señala que los migrantes deben ser identificados, pasar a disposición de la policía, tener derecho a la asistencia de un abogado y la oportunidad de recurrir la resolución de expulsión. Asímismo, antes de devolver a una persona en frontera debe hacerse una evaluación previa e individualizada sobre el riesgo de tortura al retornar a su país de origen o si es víctima de una red de trata. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó de forma unánime a España por la devolución en caliente a Marruecos de dos personas en la valla de Melilla sin ser identificadas, en lo que “supone una expulsión de carácter colectivo”, contraria al Convenio Europeo de Derechos Humanos. Si realmente, a las autoridades españolas les interesará luchar contra las mafias no realizarían estas devoluciones en caliente e identificarían a las personas que son víctimas de ellas para investigar las redes y desarticularlas. Al devolver a las personas sin ser identificadas ni conocer su situación están siendo cómplices de las redes que quedan impunes.  Aquí tienes el texto íntegro de la sentencia.

Mañana… más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha