eldiario.es

Menú

Acuíferos declarados sobreexplotados: la sequía impuesta a los regantes de la cabecera del Segura

Desde el 2013 hay 10 masas de agua declaradas sobreexplotadas en el sureste de Albacete que terminarán restringiendo el uso del agua a los agricultores de la zona

Según el presidente de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, esta situación "llevará al secano a la cabecera del Segura"

- PUBLICIDAD -
Cultivo en el término municipal de Hellín.

Cultivo en el término municipal de Hellín. UPA Albacete.

Los regantes de la cabecera del Segura viven bajo la permanente amenaza de perder el acceso al agua. Ya no tanto por la sequía que está azotando la zona este año, sino porque la Confederación Hidrológica del Segura declara sobreexplotados los acuíferos subterráneos de los que se abastecen para regar los cultivos sociales de la zona de Hellín y Tobarra y de los que viven cientos de familias.

Los números hablan por sí solos. Según el presidente de la Unión de Pequeños Agricultores de Castilla-La Mancha (UPA), Julián Morcillo, de los 2400 kilómetros que abarca la cabecera, casi la mitad, 1900 km, están declarados en mal estado cuantitativo, es decir, que tienen poca agua, un argumento que se utiliza para restringir el acceso al agua.

Desde el 2013, tal y como contemplaba el Plan de Cuenca, hay 10 masa de agua que están delcaradas sobreexplotadas y, siguiendo los mismos pasos, el Plan Hidrológico del 2015, insiste en el mal estado de las masas. Un ejemplo que se recoge en el documento que regula el uso del agua en toda la cuenca del Segura es el del acuífero Tobarra-Tedera-Pinilla, del que se están usando hoy uno 26 hectómetros cúbicos de agua, se terminarán usado apenas 1,6 hectómetros. “Eso es llevar al secano a la cabecera del Segura”, se lamenta Morcillo.

Y es que esta situación, que ya están viviendo regantes castellano manchegos de otras cuencas como la del Guadiana, no tardará en llegar a la cabecera del Segura porque, según el líder de la UPA en la región “antes o después se hará la declaración formal que llevará consigo una limitación en las extracciones”.

Sin agua no hay riqueza, ni campo, ni entorno rural

La finalidad de limitar el uso del agua a los regantes de Tobarra y Hellín, además de sus pedanías, está ligada a una “decisión política que nos deja sin recursos”. No se entiende que se ponga coto al uso del agua en un zona que vive de la agricultura. “Nosotros también generamos riqueza” pero sin agua no hay riqueza, y sin riqueza los municipios de la zona terminarán por desaparecer.

“Estamos hablando de cultivo de melocotones, albaricoque, olivar, viñedo, leñosos, etc., que llevan cultivándose desde tiempos inmemoriales”, detalla Morcillo que insiste que dejar sin agua estas tierras “sería matar una comarca que es media provincia de Albacete”.

Javier Morcillo durante en unas jornadas organizadas por la Unión de Pequeños Agricultores.

Javier Morcillo durante en unas jornadas organizadas por la Unión de Pequeños Agricultores. UPA CLM.

Pero, ¿por qué se declara sobreexplotada la cabecera y no el resto de la cuenca del Segura? Ante esta pregunta el presidente de UPA CLM acierta a decir que el objetivo es claro, impedir el uso del agua en la provincia de Albacete para que los regantes de Murcia cuenten con más cantidad, o lo que es lo mismo “no te dejo utilizarlo y lo que quede me lo llevaré yo”.

El Plan de cuenca, en los tribunales 

Es por eso que el Plan de cuenca del río Segura está recurrido, en un intento de salvaguardar los derechos de los regantes albaceteños que se verán afectados por el texto, en favor de los regantes de Murcia, región que se beneficia por completo de la Ley que está a la espera de una resolución en los tribunales.

En ese Plan Hidrológico, según el líder de UPA, los datos que se aportan para declarar que las masas de agua están en mal estado y justificar así la restricción del uso del agua a los regantes de la cabecera no se corresponden con la realidad. Y es que, según Morcillo, o bien se ha contabilizado el registro de pluviómetros “que no existen” o bien no tienen en cuenta las filtraciones por las lluvias. “Estiman muy por debajo de la realidad las disponibilidades de agua”.

A la espera de que los tribunales resuelvan, la realidad que viven los agricultores del sureste albaceteño es la de un reparto desigual de los recursos que se perpetúa en el tiempo con una intención clara de beneficiar a Murcia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha