eldiario.es

Menú

Marzà aumenta en 1.000 profesores la plantilla docente

El conseller de Educación carga contra la herencia recibida del anterior Consell que hipoteca en 43 millones de euros el margen presupuestario del departamento hasta 2024

- PUBLICIDAD -
Vicent Marzà antes de su comparecencia en las Cortes Valencianas

Vicent Marzà antes de su comparecencia en las Cortes Valencianas

Con paso firme y con la munición de la gestión pasada para aplacar las críticas del PP, el conseller de educación y cultura, Vicent Marzà, ha defendido el presupuesto de su conselleria. Lo ha hecho “orgulloso de ello”. No en vano, ha proclamado “el fin de los recortes sociales”.

Antes de reivindicar el incremento en partidas como las becas, Marzà ha señalado que con una financiación adecuada gozaría de “312 millones de euros más, con los que se podría crear 78 escuelas más y acabar con las 30 que son barracones”. Sin embargo, ha admitido que “hay que jugar con lo que hay”, y que pese a la infrafinanciación “los años del austericido han terminado”.

Los presupuestos, según él, tienen dos vertientes: la eficiencia y la redistribución. De la mejora de la utilización de los recursos públicos, ha anunciado un recorte en el capitulo de gastos de funcionamiento de la propia conselleria. “Es la única partida que desciende”, ha reivindicado. Sus palabras, no obstante, han ido precedidas de una crítica la gestión de los anteriores gobiernos. “El PP nos ha dejado una herencia en convenios plurianuales que obligan a la sociedad valenciana a pagar 43 millones de euros hasta 2024 por una serie de infraestructuras culturales”, ha censurado.

Para lograr una mayor redistribución de los recursos, Marzà ha destacado “el giro social” que suponen sus presupuestos. “Se van a crear más de 1.000 puestos de trabajo en nuevos docentes, con los que se permite generar bienestar y aumentar la calidad del sistema”, ha anunciado. Para ese incremento de la plantilla, se destinarán 12 millones de euros. La medida, según el conseller, tiene otro objetivo añadido: reducir las ratios de alumnos. De hecho, se invertirán 21 millones de euros más para lograr unos ratios de 25 alumnos en infantil, 30 en ESO y 35 en bachillerato.

La cantidad destinada a las becas aumentará un 27'3%, se duplicarán las ayudas para el programa Erasmus y las subvenciones para el comedor escolar crecerán un 24%. La partida del bono libro también aumentará en tres millones. Y la inversión para llevar adelante el programa de gratuidad de los libros hará que se incremente en 7 millones de euros lo destinado a las ayudas de libros de texto.

Las universidades, a su vez, tendrán más financiación. “Así buscamos paliar relativamente la deuda histórica que tienen”, ha indicado. En innovación e investigación, el departamento de Campanar dispondrá de 22 millones de euros, de los cuales 3 estarán integrados en nueva línea para equipamientos científicos.

Sobre la inversión en cultura, Marzà ha reconocido que “no es suficiente, aunque conlleva un aumento de 5'3 millones de euros”. Entre las nuevas aportaciones del Consell estarán la creación de dos líneas nuevas: una para fomentar la lectura y otra para internacionalizar la cultura desarrollada en la Comunidad Valenciana. En deporte, destaca la creación de la Cátedra de la Pilota.

Críticas a las ayudas para fomentar el valenciano

En la posición de apoyo crítico que mantiene Podemos, su diputada autonómica Llum Quiñonero no ha sido condescendiente con Marzà. Ha elogiado el rumbo iniciado y el incremento social, pero ha criticado “la delgadez de los epígrafes en cultura”. Y ha preguntado sin obtener respuesta: “¿Qué se va hacer con CulturArts que representa dos terceras parte del presupuesto de cultura?”.

Ciudadanos y PP han criticado las ayudas al fomento del valenciano. Mercedes Ventura, de Ciudadanos, ha lamentado que “el incremento del fomento del valenciano no se traslade a otras lenguas como el inglés”. “Han quitado las ayudas de los estudiantes en el extranjero”, ha denunciado. Y ha criticado la “poca transparencia de los presupuestos” al no especificar los gastos que se incluyen en el concepto “otros gastos”.

Beatriz Gascó (PP) ha extendido la sombra del clientelismo sobre el incremento de las ayudas a revitalizar el valenciano y ha criticado “la falta de humildad y de honradez” de Marzà al no “reconocer que poder elaborar esos presupuestos ha sido gracias a la buena gestión del PP”. “¿Van a acabar con las aulas prefabricadas?”, ha preguntado, para sentenciar: “Sus presupuestos son adoctrinamiento, clientelismo y un sin pa' las instituciones”. “Le agradezco que empiece a combatir el clientelismo que se ha dado tanto en su partido”, ha respondido el conseller.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha