eldiario.es

Menú

Tercer hilo: un fiasco del Gobierno de 356 millones que lastra el Corredor Mediterráneo

La anunciada doble plataforma ferroviaria entre Castellón y València por el ministro de Fomento viene a rectificar la apuesta de su antecesora, Ana Pastor.

La Generalitat Valenciana y los sindicatos creen que se ha perdido tiempo y dinero con un tercer carril que sigue siendo una incógnita, mientras los empresarios prefieren valorar el cambio en el proyecto.

- PUBLICIDAD -
Los técnicos trabajan en la instalación del tercer carril en un cruce de vías

Los técnicos trabajan en la instalación del tercer carril en un cruce de vías

Caos en las circulaciones de los Cercanías, un retraso de más de dos años en las obras y un coste de 178 millones de euros por cada vía (356 millones en total).

Este es el resumen de lo que ha supuesto la ejecución del tercer hilo en una de las vías que conectan Valencia con Castellón, como solución elegida en un contexto de crisis por la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, para dotar a las vías de ancho europeo y lograr así que el AVE llegara a Castellón.

La decisión se adoptó en contra del criterio de los propios técnicos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), tal y como denunciaron en eldiariocv representantes sindicales de CCOO y UGT.

Según explicaron entonces, "los expertos decían que no era adecuado meter el tercer carril de ancho internacional y por tanto los trenes de alta velocidad por el núcleo de Cercanías ya que por esas vías ya pasan también los regionales, los de largo recorrido (Euromed) y los de mercancías".

Así, tras una inversión de 178 millones de euros en una infraestructura que debía estar acabada en 2015 y que en estos momentos sigue en fase de pruebas (estará operativa previsiblemente a finales de año) y sin estar homolagada, el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció el pasado 5 de julio  la ejecución de una doble vía independiente de ancho internacional entre Castellón y València, con una inversión de 1.170 millones de euros a ejecutar a partir de 2019.

Además, anunció la instalación del tercer hilo en la otra vía de cercanías que une València con Castellón (otros 178 millones de euros), confirmando de esta forma la teoría del colapso que puede suponer meter todos los trenes por una vía única.

Pero, teniendo en cuenta estos datos, ¿no hubiera sido más rápido y económico apostar desde el principio por esta doble plataforma?

Desde el Gobierno defienden la actuación tal y como se ha ejecutado. Al respecto, el delegado en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha explicado que "el anuncio del ministro De la Serna supone un salto cualitativo en las infraestructuras valencianas".

Según Moragues, "con la doble plataforma se va a duplicar la capacidad de tráfico de la vía, habrá más capacidad para mercancías, cercanías y AVE".

Sobre la conveniencia del tercer carril ha comentado que "era la forma más rápida, realista y sostenible de que la alta velocidad llegara a Castellón en el menor tiempo posible; ahora, con la previsión de un aumento de la demanda de tráfico de mercancías y viajeros se ha apostado por sumar al tercer carril esta doble plataforma".

Sin embargo, para la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, la visión es radicalmente opuesta. Según ha considerado, "se han perdido ocho años para volver a la solución inicial de la doble plataforme y perjudicar considerablemente a los usuarios de Cercanías".

Salvador ha comentado que "de haber licitado las obras de las dos nuevas vías en su momento, hoy las obras ya estarían acabadas y nos habríamos ahorrado tiempo, dinero y molestias: el AVE de Madrid a Castelló estaría operativo, las cercanías habrían mejorado sus tiempos de recorrido entre València y Castelló así como los trenes de media y larga distancia".

Pese a todo, ha valorado "este cambio de postura" aunque insiste en que ha hecho perder "muchos años y ha causado inumerables problemas".

El secretario general de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Diego Lorente, ha comentado que evidentemente "tiempo se ha perdido porque la anterior ministra, Ana Pastor, dijo que el Corredor estaría acabado en 2015".

Sin embargo, ha preferido ver el vaso "medio lleno" y ha valorado que hay "un antes y un después con el nuevo ministro, ahora lo que se está haciendo es analizar situaciones, planificar y tomar decisiones, eso es lo importante".

Lorente ha añadido que "cuando han planificado se han dado cuenta de que  la doble plataforma era necesaria por la saturación de las vías actuales y en ese sentido, es positivo que se hayan comprometido a hacerlo. Ahora falta que se refleje en los presupuestos y se ejecute".

El secretario general de AVE ha insistido en que se está haciendo "un trabajo serio y una planificación integral que no es un capricho, sino que es necesaria".

Por su parte, desde los sindicatos CCOO y UGT han coincidido en afirmar que con la doble plataforma en ancho internacional que se ha planificado, el tercer hilo "no es necesario", puesto que podrían circular por las actuales vías los Cercanías y, por las noches, los trenes de mercancías, mientras por la nueva plataforma irían los AVE y larga distancia.

"El tercer carril fue una decisión errónea que finalmente ha alargado los plazos y aún no está claro el riesgo que puede tener porque no se ha probado la resistencia de las vías al peso de los mercancías", han destacado fuentes de UGT.

Desde CCOO han insistido en que a fecha de hoy "es una incógnita cómo se va a comportar el tercer carril. Si hubieran apostado desde el principio por la doble plataforma ya estaría construida y funcionando".

Además, han advertido que "desde València a Sagunto no pueden cruzarse trenes en sentido contrario, algunos Cercanías tardan casi una hora y media en llegar de València a Castellón"

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha