eldiario.es

Menú

La Generalitat Valenciana asegura que demostrará ante el juez la legalidad del contrato de Calatrava

El president valenciano, Alberto Fabra, defiende el pago de 2,7 millones de euros al arquitecto por el diseño del Centro de Convenciones de Castellón a pesar de que éste no se construyó

Calatrava ha sido imputado por el juzgado de Castellón por las presuntas irregularidades en los contratos relacionados con el edificio

- PUBLICIDAD -
La Generalitat demostrará ante el juez la legalidad del contrato de Calatrava

El president valenciano, Alberto Fabra

El president de la Generalitat, Alberto Fabra, ha defendido este jueves la gestión del gobierno valenciano en la contratación de Santiago Calatrava para ejecutar el Centro de Convenciones de Castellón y ha dicho que su Ejecutivo facilitará al juez toda la información requerida en este caso.

"Quiero pensar que sí, como todo lo que dije en su día relacionado con una obra importante para Castellón", ha respondido Fabra tras ser preguntado sobre si asume que la contratación del edificio fue correcta.

El arquitecto valenciano ha sido citado a declarar el 2 de septiembre como imputado por el juzgado de instrucción número 5 de Castellón que investiga presuntas irregularidades en los contratos relacionados con el Centro de Convenciones de la ciudad, según hizo público ayer el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

El proyecto fue anunciado en 2008, cuando Alberto Fabra era alcalde de Castellón. El arquitecto valenciano cobró 2,7 millones de euros por el diseño pero el edificio no llegó a materializarse.

Preguntado por esos 2,7 millones abonados por el Consell a Calatrava por la redacción del plan director del proyecto y varios informes previos, Alberto Fabra ha destacado que los términos del contrato "son los que en su día el arquitecto firmó con la Generalitat".

Ha defendido que por parte de los técnicos "estaban los informes pertinentes para poder firmar ese acuerdo y en las condiciones que el arquitecto trabajaba con otras Administraciones".

Además, Fabra ha defendido que el Centro de Convenciones era un proyecto clave para la economía provincial: "para Castellón, poder contar con una obra de Calatrava era importante, una referencia para dinamizar el sector empresarial y la economía de Castellón, pero luego las circunstancias hicieron que no se pudiera desarrollar, como ocurrió con otros proyectos".

"En su día y en aquella coyuntura -ha añadido- cabía la posibilidad de hacerlo y luego ya te digo que no, y nosotros fuimos los primeros en ver que no era necesario y que había que cumplir con otras prioridades".

Sobre la posibilidad de retomar el proyecto en un futuro, ha dicho que "han de cambiar mucho las cosas para poder abordar este tipo de infraestructuras; todavía queda".

Por último, ha reseñado que en este momento la prioridad del Consell es "cubrir el presupuesto en educación, sanidad y políticas sociales".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha