eldiario.es

Menú

Carmena reduce a la mitad el suelo afectado por la operación Chamartín

El proyecto presentado hoy rebaja un 50% el suelo sobre el que se acometerá la remodelación respecto a la previsión de los socios privados

De las más de 16.000 viviendas previstas por Distrito Norte se pasa ahora a 4.600, con un millar de ellas de carácter protegido

El Ayuntamiento calcula que la operación, denominada ahora 'Madrid, Puerta Norte', creará unos 128.000 puestos de trabajo 

- PUBLICIDAD -
La promotora de Operación Chamartín pide al Ayuntamiento que acorte los plazos

La estación de Chamartín, una de las áreas afectadas por el proyecto. EFE

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado hoy su propuesta alternativa para la Operación Chamartín, que reduce a la mitad el suelo sobre el que se actuará y contempla una construcción de viviendas mucho menor que la prevista por Distrito Norte, el proyecto inicial diseñado por el BBVA y la constructora San José. La alcaldesa, Manuela Carmena, ha destacado que este nuevo proyecto busca cerrar "una brecha urbanística" que la ciudad arrastra desde hace más de 20 años.

Carmena ha estado acompañada de José Manuel Calvo, el concejal delegado de Desarrollo Urbanístico Sostenible, y los concejales de los distritos afectados, Chamartín y Fuencarral, Mauricio Valiente y Guillermo Zapata. La presentación ha tenido lugar en el auditorio Caja de Música del Ayuntamiento, completamente abarrotado.

La alcaldesa ha destacado "el esfuerzo enorme de sinergia" que he llevado a elaborar un proyecto que no está cerrado, y al que se pueden incorporar nuevas recomendaciones. Carmena ha asegurado que Distrito Norte no conoce los detalles del proyecto porque no se trata de "un asunto privado", sino algo que atañe a todos los madrileños.

En la misma línea se ha expresado Calvo, que ha dicho que lo lógico es que sea el Ayuntamiento quien "dirija, pilote los grandes proyectos urbanísticos". Así, ha recordado que más del 80% es suelo público y que con quien hay que acordar las actuaciones, por encima del socio privado, es con la Comunidad de Madrid y con el Ministerio de Fomento.

El plan presentado se llama 'Madrid Puerta Norte' y reduce los más de tres millones de metros cuadrados de suelo sobre el que realizar la operación a la mitad. Las viviendas serán finalmente 4.600, de las que 1.000 serán protegidas. Esto supone una importante reducción respecto al planteamiento inicial de Distrito Norte, que contemplaba más de 16.000. El coeficiente de edificabilidad será del 1,05 metros cuadrados, así que edificables serán finalmente 1.750.197 metros cuadrados.

José Manuel Calvo ha explicado que el plan del Ayuntamiento, aunque supone una remodelación integral, se divide en dos zonas. Al sur de la M30 se acometerá la remodelación y ampliación de las estaciones de Chamartín y Fuencarral, la creación de un polo económico que conecte con las cuatro torres de Plaza Castilla y la construcción de mil viviendas.

Al norte de la M30, las actuaciones se centrarán en la mejora de las conexiones por carretera y mediante transporte público, la construcción del resto de viviendas previstas y el fomento de la actividad industrial. El proyecto busca también paliar el "déficit dotacional" de la zona, ha explicado Calvo, para lo que se destinarán más de 250.000 metros cuadrados para distintos equipamientos.

Una buena parte de la remodelación presentada hoy busca mejorar la movilidad, resolviendo conexiones entre distintos barrios y mejorando los nudos Norte y de Fuencarral. Estas son las actuaciones que corren más prisa, según el Concejal, porque el Ayuntamiento quiere acabar cuanto antes "con el colapso en la zona y los problemas de tráfico". Habrá también más líneas de la EMT y el Consistorio planteará la construcción de una nueva estación de Metro entre Montecarmelo y Las Tablas.

La zona contará con un elemento vertebrador, una zona verde sobre la plataforma que soterrará las vías del tren con una extensión de 250.000 metros cuadrados. Esa plataforma sobre las vías será mucho menor que la contemplada por el BBVA y la constructora, lo que en palabras de Calvo reduce enormemente el coste de las obras.

El Ayuntamiento ha elaborado también una previsión de nuevos empleos. Según sus estimaciones, la operación creará 128.000 puestos de trabajo, derivados de las actividades económicas comercial, industrial -que generarán más del 80% de los empleos- y la residencial. Al proyecto le queda ahora un largo camino. Carmena tiene que entenderse con los dueños del suelo, fundamentalmente con BBVA, San José, la Comunidad de Madrid y Fomento –dueño de la estación de Chamartín y de la M-40–.

PP y Ciudadanos denuncian la falta de diálogo

Los portavoces de PP y Ciudadanos han criticado el proyecto por no haber contado con los promotores privados ni haberlo planteado antes a los grupos políticos. El concejal del PP José Luis Martínez-Almeida ha sido el más crítico en este punto: "Se nos ha faltado al respeto". La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, ha asegurado que el proyecto nace "sin el sello de la participación". Tan solo el PSOE, que conocía el plan, se ha mostrado satisfecho con la remodelación.

Ambos partidos han criticado también la falta de cifras económicas en la presentación. Calvo ha explicado a los periodistas que aún no hay una cifra de inversión para el total de la operación, y que sólo se ha estimado que el Ayuntamiento tendrá que poner unos 560 millones de euros.

Martínez-Almeida ha acusado a Carmena de montar "una fiesta" sin saber quién la va a pagar, y ha criticado que se haya desechado totalmente el proyecto inicial de Distrito Norte, que preveía una inversión de 6.000 millones de euros. Eso sí, ha reconocido que el plan del Ayuntamiento "es interesante, aunque el papel lo aguanta todo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha