eldiario.es

Menú

Encierros y protestas contra la Ley del Aborto en toda Euskadi

La Ertzaintza ha detenido a una persona por resistencia y agresión a un agente y ha calificado los numerosos encierros de "ocupación ilegal de espacios públicos".

La policía vasca desalojó anoche a las personas que habían ocupado el hospital de Cruces, en Barakaldo (Bizkaia), y el hospital de Santiago, en protesta por la nueva Ley del Aborto.

- PUBLICIDAD -

Movimientos feministas y sociales han mantenido encierros y han realizado protestas por buena parte de la geografía vasca para denunar contra la nueva ley del Aborto que planea el Partido Popular y que ha tenido una seria contestación incluso entre sus propias filas.

Durante las protestas, la Ertzaintza ha detenido a una persona de 24 años acusada de resistencia y agresión a un agente y ha calificado los encierros que se vienen sucediendo desde ayer viernes de "ocupación ilegal de espacios públicos".

La plataforma Feminista de Euskal Herria por el derecho al aborto se ha concentrado este sábado frente al hospital de Cruces, en Barakaldo, donde han simulado una veintena de abortos y han subrayado que están "a favor de la vida", aunque la maternidad "debe ser una opción y no una obligación".

También ha habido movilizaciones frente al Hospital Donostia de San Sebastián, donde algunas mujeres han pasado la noche en tiendas de campaña, mientras que en Ermua una treintena ha pasado la noche en el Ayuntamiento, habiendo desalojado las instalaciones municipales sobre la una de la tarde.

En el acto desarrollado en Barakaldo, que ha contado con la presencia del portavoz nacional de Alternatiba, Oskar Matute, y de la concejal de Bildu en el Consistorio de Bilbao, Ana Etxarte, las participantes han mostrado "su más profundo rechazo" a la intervención de la Ertzaintza de este viernes cuando desalojó del centro hospitalario a varias mujeres que tenían la intención de pasar allí la noche.

Tras subrayar que han elegido el hospital de Cruces para movilizarse por ser el mismo centro donde "hace 25 años llevamos a cabo movilizaciones similares", han exigido "el derecho al aborto libre, gratuito y en la red pública".

En este contexto, han exigido a la iglesia católica que abandone "esta cruzada contra las mujeres y deje de ocupar espacios y debates que no le corresponden" y a las instituciones vascas "que se declaren insumisas a la Ley Gallardón".

A su juicio, la reforma de la ley supone un "grave atentado" contra el derecho de la mujer a decidir, al concebir a las mujeres "como meras incubadoras". "Nos concibe como víctimas pasivas y no como sujetas activas con capacidad de decisión", han criticado.

Asimismo, han remarcado que la ley "solo ha sido apoyada a nivel europeo por la extrema derecha más conservadora e integrista" y han incidido en que la nueva legislación "convertirá en delincuentes a más de 106.000 mujeres que abortaron en el Estado durante el pasado año".

Por último, han denunciado que las consecuencias más negativas serán para las mujeres con poco recursos, que tendrán que abortar en la "clandestinidad, poniendo en riesgo sus vidas". "Frente a esta ley restrictiva exigimos una que garantice el aborto en la sanidad pública, donde se asegure nuestra libertad para decidir sobre nuestro cuerpo y disfrutar de nuestra sexualidad", han finalizado.


Un agente contusionado en el hospital Santiago

La protesta en la que intervino la policía para desalojar a las personas que denunciaban la nueva regulación restrictiva del aborto había sido convocada a las cinco de la tarde de ayer por la Plataforma feminista de Euskal herria por el derecho al aborto, delante del hospital de Cruces. Posteriormente, unas 70 personas que participaban en la concentración ocuparon el centro hospitalario.

En la operación de desalojo de la Ertzaintza, realizada anoche, una persona fue detenida por resistencia y agresión a agente de la autoridad. El Departamento de Seguridad, en un comunicado, adujo que se habían producido "desórdenes" durante la ocupación, algo que niegan las personas que participaron en la protesta. La Ertzaintza también accedió al interior del hospital de Santiago de Gasteiz para desalojar a los que protestaban en su interior. La policía aseguró que intervino para "evitar que alteraran el funcionamiento del centro y ocasionaran molestias al personal sanitario, a los enfermos y a sus familiares, algo que también han negado los encerrados. Durante el desalojo, un agente resultó contusionado, según ha precisado el Departamento de Seguridad. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha