eldiario.es

Menú

El plan de formación de la Ertzaintza contra el yihadismo: dos vídeos y charlas

El sindicato mayoritario ErNE desarrollará cursos entre los agentes del cuerpo policial para "suplir las carencias formativas en diversas materias"

"Con las nuevas reformas del código penal, los agentes están perdidos. No saben ni cuándo deben detener y prefieren no hacerlo antes de cometer una detención ilegal"

El director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, ha asegurado que "lo más importante de este plan contra el islamismo radical es prevenir"

- PUBLICIDAD -
Un detenido en Bizkaia por enaltecimiento del terrorismo yihadista

Un detenido en Bizkaia por enaltecimiento del terrorismo yihadista

La formación contemplada en el Plan Estratégico contra el Islamismo Radical, rechazado por los sindicatos por carecer de un plan inmediato de acciones y un protocolo de protección para los agentes, se limita, al menos de momento y según se deriva de las escuetas explicaciones ofrecidas por el director de la Ertzaintza, a "unas charlas que reciben los responsables y cuyo contenido trasladan a cada uno de los agentes y a la proyección de dos vídeos".

Gabirondo ha desgranado a lo largo de más de una hora en su comparecencia parlamentaria los cuatro pilares básicos del plan, prevenir, proteger, perseguir y responder -adelantado por eldiarionorte.es-, pero ha dedicado escasos minutos de su intervención ha explicar la formación que reciben los agentes sobre el yihadismo. Ha resaltado que el plan de formación "general" -como el mismo lo ha tildado- o "básico", en palabras de la propia consejera de Seguridad Estefanía Beltrán de Heredia, llega a todos los agentes de la Ertzaintza y los de la Policía local, "se está trabajando de igual a igual", ha dicho. Incluso ha asegurado que el ámbito de formación contempla también a la seguridad privada, "preocupados por esta amenaza", pero a la hora de concretar las acciones formativas, tan solo ha citado las charlas y los audiovisuales. Ni ha hablado de adiestramiento especializado ni tácticas policiales ni protocolos de protección para los agentes, precisamente parte de lo que los implicados echan en falta.

De su discurso a cerca del 'parco' plan de formación se desprende que las denuncias sindicales no eran del todo infundadas. Para Eneko Urquijo, secretario general de Esain (Sindicato Abertzale de la Ertzaintza) la situación es lamentable. "Están vendiendo un humo. La formación que recibimos es como no recibir nada. Necesitamos urgentemente un planteamiento serio, real y eficaz", ha reivindicado.

Para Roberto Seijo, de ErNE, "la formación es tan escasa, tan ridícula que resulta escandaloso y de vergüenza". Pero la recriminación sobre la falta de formación de los agentes alcanza ámbitos que van más allá del terrorismo yihadista. Seijo asegura que entre los ertzainas, después de las reformas del Código Penal, reina el desconocimiento y atienden a una recomendación general: no detener en caso de duda o pedir permiso a un superior. "Con los nuevos cambios, no saben cuándo están cometiendo una detención ilegal y prefieren no detener a hacerlo y enfrentarse a las consecuencias penales y discipinarias que supondría. La formación continúa es nula. Tampoco sabe la mayoría qué supone en la práctica para las fuerzas policiales estar en una alerta de nivel cuatro de amenaza yihadista. Ni están al tanto de los cambios en el código de circulación, ni de la ley de Enjuiciamiento Criminal... El desconocimiento es total", se queja. Ante este panorama descrito por el portavoz de ErNE, la organización que dirige ha decidido desarrollar cursos para suplir estas carencias formativas. Han contactado con juristas y abogados para la instrucción y pretenden hacer lo mismo con la Fiscalía. "Está abierto a asociados y no asociados y corre a cargo del sindicato", detalla Seijo.

El nivel de riesgo de Euskadi, medio

Para el director de la Ertzaintza, y así lo ha resaltado en varios momentos de su comparecencia en la Cámara vasca, "lo importante de este plan de lucha contra el islamismo radical es prevenir". Y en esa línea de actuación, la de prevención, enmarca la creación de un mapa sobre la comunidad musulmana en Euskadi para conocer "dónde puede estar el mayor riesgo". Recogen por ámbito geográfico la distribución de personas musulmanas en la comunidad vasca, "con sus mezquitas, oratorios y asociaciones". También recaban información de las personas dirigentes del islam vasco y de sus respectivas corrientes ideológicas. Desde ErNE dudan también de que tales acciones preventivas se estén desarrollando. "Las unidades están colapsadas por los dispositivos de seguridad que te ordena España y Europa. Ya hay menos unidades de tráfico haciendo su labor. ¿Prevención? ¿Difícil, no?. pero siempre resulta más fácil para un político explayarse en planes que presentar resultados y hablar de la persecución del delito y de cómo se reduce", explica.

Para la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, el Plan Estratégico contra el Islamismo Radical pretende combatir el fenómeno terrorista desde su origen, evitando que surjan futuras situaciones de riesgo, mejorar la protección de los posibles objetivos, reforzar las capacidades de investigación y neutralizar estos grupos y perfeccionar los mecanismos para la gestión de las consecuencias de un hipotético ataque terrorista.

El Plan contempla cinco niveles de riesgo -bajo, moderado, medio, alto y muy alto-. Mientras el Gobierno central sitúa el nivel de alerta estatal en el nivel cuatro o alto, Beltrán de Heredia ha explicado que, fruto de los análisis que se realizan en la Ertzaintza, el nivel de riesgo de Euskadi sería tres o medio. Por ello, ha pedido al Estado que se permita la 'sectorización' de los niveles de riesgo, en función de las circunstancias, amenazas y de la vulnerabilidad de las distintas infraestructuras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha