eldiario.es

9
Menú

Andalucía Andalucía

Andalucía tendrá las elecciones más paritarias, con el mismo número de hombres y mujeres como cabeza de lista

Las listas cremallera obligatorias por ley –hombres y mujeres se alternan en las listas electorales– convierten al andaluz en el Parlamento autonómico que más se acerca a la paridad: 54 mujeres representan el 49,5% de la Cámara

16 mujeres y 16 hombres en las candidaturas de PSOE, PP, Adelante Andalucía y Ciudadanos

- PUBLICIDAD -
Rodríguez saluda que Díaz quiera acordar pero le pide coherencia porque "no puede pedir dinero y agujerear la hacienda"

Teresa Rodríguez y Susana Díaz, candidatas a presidir la Junta de Andalucía

Ser mujer no será un obstáculo para ser elegida diputada en las elecciones del 2 de diciembre al Parlamento de Andalucía. En concreto, hombres y mujeres parten prácticamente con las mismas probabilidades de conseguir un escaño en los próximos comicios, según los datos analizados por eldiario.es. 

Entre los cabezas de lista de los cuatro principales partidos –PSOE, PP, Adelante Andalucía y Cs–, la paridad es total: 16 son mujeres y 16 hombres. Con la obligación por ley de alternar a hombres y mujeres en las listas electorales, la presencia de mujeres y hombres es perfectamente equilibrada en todas las posiciones de los cuatro partidos con representación en el parlamento autonómico.

Por partidos, las candidaturas de PP y Ciudadanos están encabezadas por cuatro hombres y cuatro mujeres en las ocho provincias. El PSOE, por su parte, ha puesto 5 hombres y 3 mujeres en el primer puesto de sus listas y Adelante Andalucía –la candidatura en la que confluyen Podemos e IU– ha primado más a las mujeres en sus puestos de salida: 5 mujeres y 3 hombres.


Así será la distribución de hombres y mujeres en las listas electorales del 2-D

Todas las candidaturas de las elecciones andaluzas del 2 de diciembre, ordenadas de izquierda a derecha y arriba a abajo en función de su posición en lista. En amarillo, los hombres y en morado, las mujeres

Fuente: Páginas web de los partidos

Esta situación de equilibrio contrasta con otros procesos electorales recientes. Tanto en las elecciones generales  del 20-D el 26-J como en las autonómicas catalanas del 21-D, los partidos dieron prioridad a los hombres en los puestos de salida de las listas electorales y tenían más probabilidad de salir elegidos, tal y como publicó eldiario.es. En esta ocasión, como ya ocurrió en los anteriores comicios andaluces, dos mujeres se presentan como candidatas para presidir la Junta de Andalucía: Susana Díaz, número 1 del PSOE por Sevilla, y Teresa Rodríguez, número 1 de Adelante Andalucía por Málaga.

¿Significa esto que los partidos andaluces están más sensibilizados con la representación de la mujer en política? Aunque es verdad que los partidos tienen libertad para decidir quién encabeza la lista electoral en cada circunscripción, están obligados por ley a alternar un hombre y una mujer en todas sus candidaturas. Una circunstancia que convierte al andaluz en el Parlamento autonómico que más se acerca a la paridad. El secretario de Organización del PSOE andaluz y coordinador de campaña, Juan Cornejo, defiende que "la paridad por ley" es una iniciativa política del Gobierno socialista andaluz, y que "lo llevan en el ADN".

El único partido que ha ido un paso más allá de lo que establece la legislación es Adelante Andalucía, que tiene más mujeres que hombres como cabeza de cartel. "Se ha hecho un esfuerzo mayor, porque había que encajar en la misma lista a miembros de Podemos y de IU, pero la paridad era una insignia", explicó entonces el secretario de Comunicación de la formación morada, Pablo Pérez Ganfornina. Adelante Andalucía es, además, un caso significativo porque el coordinador regional de IU y candidato a la Presidencia de la Junta en 2015, Antonio Maíllo, ha dado un paso atrás para ceder el cartel electoral a Rodríguez. " Es tiempo de mujeres y no de hombres que hablen de mujeres; ese es el salto cualitativo. No está mal que la izquierda, por primera vez, sitúe delante a la mujer en esa disputa por el poder", dijo en una entrevista con eldiario.es.

Tanto en el PP andaluz como en Ciudadanos ponen el acento en el mérito profesional para la selección de sus candidatos. En ambos partidos la elaboración de las listas electorales ha sido compleja, porque al contrario de lo que sucede en PSOE, Podemos e IU, gran parte de los candidatos se han elegido desde la dirección nacional. "La lista cremallera no obliga a empezar con una mujer y nosotros lo hemos hecho así en cuatro de las ocho provincias", advierten fuentes del PP andaluz, que recuerdan que ya defendieron una reforma electoral para garantizar el 50% de mujeres en puestos de salida para las autonómicas. Los populares fueron muy criticados a principios de año cuando el Comité Electoral del partido orilló a las mujeres como ‘alcaldables’ para las municipales de 2019, designando a siete hombres y una mujer en las capitales andaluzas.

Otros parlamentos

A nivel nacional, el de Andalucía es el tercer parlamento autonómico con mayores cuotas de paridad: de sus 109 escaños, 54 están ocupados por mujeres, lo que supone un 49,5% de representación femenina en la cámara. En términos porcentuales sólo le superan Canarias y País Vasco, con una presencia de mujeres del 53,3% en ambos casos. Y aunque en términos absolutos los parlamentos autonómicos de Cataluña y Madrid superan al andaluz, con 57 y 55 diputadas respectivamente, éstas representan un 42,5% y 42,6% del total.



Desde su constitución en el año 1982, la presencia de mujeres en el Parlamento de Andalucía ha aumentado progresiva y significativamente. Tras los comicios autonómicos de aquel año, la cuota de diputadas andaluzas era mínima: un 4,6%. Durante la primera década de vida de la cámara andaluza, esa cifra creció hasta el 12,8%, y hasta casi el 40% en 2004. 

Un año después, en 2005, tuvo lugar la modificación de la Ley electoral de Andalucía. El artículo 23 de la citada ley establecía a partir de ese momento "la alternancia de hombres y mujeres" en la presentación de las candidaturas electorales, "expresándose el orden de colocación de todos ellos, ocupando los de un sexo los puestos impares y los del otro los pares". Las conocidas como 'listas cremallera'. 



62 diputados y diputadas del Partido Popular interpusieron entonces un  recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional por considerar que la medida era más cercana a "regímenes antidemocráticos que a la libertad de la democracia representativa". Finalmente, el alto tribunal desestimó el recurso del PP al considerar en su  sentencia que la medida de la Ley andaluza "no sólo promueve la igualdad real entre los sexos –un objetivo que difícilmente puede no ser compartido–, sino que también hace posible que nuestro sistema representativo sea real y no puramente forma".

Una década después de dicha modificación, el 22 de marzo de 2015, tuvieron lugar las décimas elecciones al Parlamento de Andalucía, donde la proporción de diputadas alcanzó el 49,5% de la cámara. Esta evolución sitúa a Andalucía como una de las comunidades que más ha avanzado en cuanto a igualdad en su parlamento: en 1983 era el sexto menos paritario (sólo un 4,6% de mujeres frente al 12,8% de Madrid, el que más) y en la actualidad es el tercero con mayor cuota de parlamentarias autonómicas.



A pesar de las listas cremallera y de las altas cuotas de paridad de Andalucía, los hombres todavía encabezan las candidaturas en las provincias más pobladas. En Sevilla y Málaga, las provincias con mayor número de escaños (18 y 17, respectivamente) los hombres son mayoría en las principales posiciones de las candidaturas: 9 hombres frente a 3 mujeres. Al contrario ocurre en provincias con menor población como Jaén o Huelva, donde la distribución de las cabezas de lista es de 9 mujeres frente a 3 hombres. El caso extremo se da en Granada, donde todas las cabezas de lista son mujeres.



- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha