El alumnado a distancia de Andalucía se levanta contra Imbroda: "No desmantele el IEDA en sedes dispersas"

Javier Imbroda y Juan Manuel Moreno

El alumnado del Instituto de Enseñanza a Distancia de Andalucía (IEDA) ha plantado cara a la intención de la Junta de acabar con el centro público e impulsar "un nuevo modelo descentralizado", según la definición de la Consejería de Educación. "¿Acaso alguien puede creer que tres meses de clases online en los institutos, debido a la pandemia, equivalen a más de diez años de experiencia en enseñanzas a distancia en el IEDA?", se preguntan en una petición publicada en la plataforma change.org. Los sindicatos también han rechazado su "desmantelamiento" y han denunciado que la administración autonómica esté ejecutando un proyecto sin contar antes con las organizaciones de trabajadores. USTEA se ha sumado este mismo martes al haber asistido "con estupefacción a la enésima demostración de prepotencia y desfachatez" por parte de la administración educativa. El profesorado sigue poniendo muy en duda los planes de la Junta, que prevé que las enseñanzas a distancia que actualmente están concentradas en una única sede en Camas (Sevilla) pasen a impartirse en dentro de la red de centros públicos compuesta por Institutos Provinciales de Educación Permanente (IPEP), Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI) e Institutos de Educación Secundaria (IES).

Los sindicatos rechazan el "desmantelamiento" del Instituto de Enseñanzas a Distancia de Andalucía y exigen negociar con la Junta

Los sindicatos rechazan el "desmantelamiento" del Instituto de Enseñanzas a Distancia de Andalucía y exigen negociar con la Junta

Más de 2.500 personas han firmado ya la solicitud virtual de los estudiantes, que no se conocen y que residen en lugares muy diferentes: "Señor Imbroda, nos hemos enterado por la prensa que va a desmantelar el IEDA, único instituto público de Andalucía especializado en la educación a distancia de personas adultas. ¿Qué pretende? ¿Dejarlo diluirse en decenas de sedes hasta su cierre definitivo?", se preguntan ante "un momento de crisis enorme, con una gran incertidumbre en todos los niveles y una altísima tasa de paro, en especial paro juvenil". "Si hay un centro que puede dar una respuesta educativa a esta grave situación es el IEDA", apuntan, por ser "un centro público con reconocido prestigio a nivel nacional e internacional y que da servicio a toda la ciudadanía, llegando a todos los rincones de Andalucía".

El IEDA se creó formalmente a finales de 2011 con el Decreto 359/2011. Aunque el número de alumnos es difícil de precisar porque se trata de matrículas por asignaturas, ciclos, idiomas, etc. se estima que este año el IEDA cuenta con unos 5.000 alumnos matriculados y unos 70 profesores. En julio se inscribieron 54.716 solicitudes de las que solo 10.531 se hicieron matrículas efectivas por el recorte del número que impone Consejería, explicó el profesor Javier Amodóvar, que alerta de que la Junta ya habría contactado con centros de Málaga y Almería para llevar, respectivamente, las enseñanzas deportivas y las artísticas, por ejemplo. Nada hay por escrito, coinciden sindicatos y profesorado.

Almodóvar, al hilo de las críticas de los sindicatos tras la Mesa Sectorial acerca de la falta de información del "nuevo modelo", lamenta que la Consejería tampoco haya podido transmitir al centro directivo del IEDA, con quien también se reunió este lunes, los detalles concretos de cómo se desarrollará el cambio en cuanto a qué tipo de personal se hará cargo de la enseñanza a distancia y, principalmente, cómo afectará a los estudiantes, teniendo en cuenta que la nueva medida se ha previsto para el curso que viene 2021/2022 y "los alumnos tienen que estar matriculados antes del verano y empezar en septiembre". "Estamos a mediados de marzo ya. Se ha empezado la casa por el tejado", lamenta.

Asignaturas minoritarias

El profesor comenta a este periódico que, con la descentralización planteada, las asignaturas minoritarias se verán en mayores dificultades: "En la presencial no se forman grupos con pocos alumnos, aunque haya profesorado en el centro que pueda atenderlos, caso de Griego de 1° y 2°, o de asignaturas de plástica -dibujo técnico, artístico- sin necesidad de que haya bachillerato artístico en el centro. Al pasar la educación a distancia a los IPEP habría que ajustar horarios, ya que las horas se computan el doble que en la presencial. ¿Qué pasará cuando a un profesor le digan que tiene que asumir la docencia de un solo alumno de Griego y que apenas va a contar en su horario? O si el profesor de Griego ya tiene el horario completo, ¿se va a contratar a otro para asumir la docencia de Latín y Griego por unas pocas horas?", se pregunta el profesor.

Según expone también el alumnado, el IEDA atiende a "sectores vulnerables de la sociedad, parados de larga duración, mujeres con cargas familiares, migrantes, enfermos de gravedad o personas privadas de libertad van a perder la oportunidad de estudiar y de mejorar su situación académica y personal. ¿Qué respuesta les va a dar a estas personas, señor Imbroda?", vuelven a preguntarse, lamentando que la intención sea "llevarse estas enseñanzas a sitios dispersos donde el profesorado tiene otras funciones, no está preparado para dar una enseñanza a distancia de calidad ni dispone de la infraestructura necesaria". "Es matar la educación a distancia", aseguran los alumnos.

"Señor Imbroda, parece que usted ha dejado de apostar por la educación pública y una enseñanza a distancia de calidad", indican en su petición, solicitando al consejero "que no cierre el IEDA, no lo desmantele en sedes dispersas y no de la espalda al alumnado del IEDA". Le piden, en cambio, "que apueste por ampliarlo, por mejorar sus recursos y dotarlo de más profesorado".

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2021 - 21:00 h

Descubre nuestras apps

stats