eldiario.es

9

La absolución de Proemaid, una alegría agridulce

lesbos

La concejala, en la imagen entre Julio y Quique, minutos antes del juicio del lunes

Nos vamos los representantes políticos, cuerpos diplomáticos y medios de comunicación de diversos países. Nos vamos con la alegría y la satisfacción de sentir que por una vez la solidaridad y la humanidad han triunfado.

Pero indudablemente es una alegría agridulce.

Agridulce, porque este juicio nunca jamás debió celebrarse. Cuando las personas que defienden la vida y los derechos humanos ante la criminal ¿pasividad? de los gobiernos y se sientan en el banquillo de los culpables, algo terrible está sucediendo. Proemaid, Team Humanity, Proactiva o Helena Maleno. Su delito: salvar vidas. No mirar hacia otro lado. Porque, a pesar de la sentencia, han sido dos años y medio de angustia, incertidumbre y miedo. De criminalización de los únicos testigos incómodos de esta barbarie de la que, desde luego, la que no debería ser absuelta es la Unión Europea, la Europa fortaleza.

Porque son nuestros gobierno europeos los que deberían ser juzgados por la vulneración sistemática de los derechos humanos, por crímenes contra la humanidad, por incumplir tratados y convenciones internacionales de refugio y asilo.

Por no garantizar rutas seguras y legales a las personas que huyen de la guerra, el hambre o las catástrofes ambientales, en las que las potencias europeas tienen tanta responsabilidad. No huyen de un ciclón, hay responsables y tiene también nombres elegantemente europeos.

Deberían ser sancionados también por incumplir sus propios compromisos de cuotas de asilo. Las cifras de la vergüenza. De las ridículas 180.000 personas no se llegó ni al 40%, estando el Estado español a la cola, ni el 15%.

Porque han preferido invertir tres veces más en levantar muros y fortalezas que en tender puentes, porque son más rentables, porque la "seguida" es un suculento negocio manchado de sangre.

Dos años y medio después de las imágenes que nos estremecieron, las fotografías de la vergüenza y de las detenciones de los compañeros en Lesbos, la situación de las personas que buscan refugio, lejos de mejorar ha empeorado. La crisis humanitaria se acentúa, aunque parece que ya no es noticia.

En Lesbos más de 10.000 personas viven atrapadas en estas "islas cárceles" en las que se han convertido las islas griegas. Malviven hacinadas en los campos de Moria o Kara Tepe. En campos de 1.500 plazas nos encontramos hacinadas a más de 6.000 personas, con una ducha de agua fría para 150, gravísimas condiciones de insalubridad, de higiene, suicidios... (se lanzan desesperados al tendido eléctrico para acabar con todo, nos contaban). Y sobre todo, la desesperante incertidumbre, el pasar eterno de los días sin esperanza, y todo ello, cargando con la mochila de años de muerte y horror.

Una bomba de relojería que también ha hecho mella en la convivencia, los conflictos y la violencia aumenta. Campo de cultivo para que germine el racismo y la xenofobia, como el brutal ataque que sufrieron un grupo de familias afganas, niños, mujeres y hombres, el pasado 22 de abril. "Hay que quemarlos vivos" gritaban un grupo de unos 250 neonazis rodeando al grupo de personas que estaban en la plaza de Mitilene, arrojando gasolina, bengalas y piedras.

"No eran de la isla" nos comenta Lara, una voluntaria que lleva más de dos años en la isla. "Aquí la población siempre ha sido muy solidaria y comprensiva, a pesar de la difícil situación. Imagínate lo que supone venir de Atenas y hacerte 12 horas para incendiar a familias indefensas. Pudo ser una catástrofe". La estúpida pelea del último con el penúltimo, mientras se frotan las manos los primeros de la fila.

A las infrahumanas condiciones de las personas que han llegado se le suma las personas que siguen llegando. Unas 250 llegaron justo la noche antes de que llegáramos. Aylan se sigue ahogando.

Por todo ello, este necesario sentimiento agridulce.

Aún así, permitidme que me quede siempre con Mercedes Sosa y su ¿quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón...

Los Manuel, Julio, Quique, Leti, Rebeca, Salam, Patricia, Salam, Onio, Leila, Mo Abassi, Lolo,... Proemaid, Team Humanity, No Borders, Mobile Kitchen,... nos llenan el pecho de esperanza y una dulce certeza de que si existen seres así, nada está perdido.

Cristina Honorato es concejal de Participa Sevilla Ayuntamiento de Sevilla

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha